SER FELIZ con Sergio Valdivia

El éxito en su hogar · Revista Digital (Ezine)
del Desarrollo Personal

La revista especializada más leída del mundo. Distribuida a los cinco continentes.
La edición digital se distribuye desde el 10 de junio de 1999.

Ir a inicio sitio web Ir a revistas anteriores

No podemos dar de baja directamente.

Por favor, si eso es lo que desea, teniendo abierta esta publicación en su correo, PULSE AQUÍ. Y quedará inmediatamente retirado o retirada, no recibiendo más nuestra Revista, las enseñanzas y ofertas.

Escríbenos a contacto @ serfeliz. net

Para suscribirse y recibir la revista por email: clic aquí.

Toma cinco minutos de tu tiempo y léela hoy. Tu vida puede cambiar muy favorablemente.

CIRCULO ALEPH
Revista digital gratuita con temas de desarrollo personal, liderazgo, autoestima, prosperidad, felicidad y temas afines.
Permitida la reproducción citando la fuente.
"Ser Feliz" no tiene una orientación religiosa ni política determinada.
Creador y Editor: Prof. Sergio Valdivia Correa.

Número 383

Contenido

Editorial

Vamos a pegarnos con cemento de caucho

La ilusión y la desilusión

Comparte esta revista con tus amigos.
¡Ayúdame a ayudar!
Regala calidad de vida.

Editorial

El valor de una vida se mide por las vidas que toca.

Sergio Valdivia CorreaNo todas las milenarias enseñanzas son sabias. Hay personas que aceptan como verdaderas enseñanzas solamente porque son muy antiguas.

¡La ignorancia es mucho más milenaria que la sabiduría!

Sin embargo, hay algunas verdades tan grandes y evidentes que son válidas en toda época. Se puede resumir diciendo que el apego conduce al sufrimiento. O si te ilusionas, te vas a desilusionar.

Si hacemos depender de alguna manera nuestra vida de alguien o de algo, cuando ese alguien o algo no esté, vamos a sufrir. Hay que aprender a saber que todo pasa y que nada permanecerá por siempre a nuestro lado. No obstante, necesitamos siempre una referencia, algo en qué apoyarnos.

La felicidad vendrá cuando sepamos cómo y a qué apegarnos y a qué debemos evitar engancharnos.

Hoy tratamos este tema y publico un artículo anterior relacionado, que siempre será bueno recordar.

Sergio Valdivia
Escríbeme a correo
twitter: @sergiovaldivia
www.facebook.com/sergio.valdivia.correa

Instituto CIRCULO ALEPH te apoya en tu proyecto
de una vida más exitosa

Si vives en Chile, ya es el momento de desarrollar tus capacidades y de ser todo lo que puedes ser. Te ofrecemos un completo programa de cursos presenciales con enseñanzas y prácticas fáciles de aplicar y de resultados inmediatos.

Días y horarios de  cursos: aquí


Atención especial para alumnos del extranjero: www.circuloaleph.com/chile

Vamos a pegarnos con cemento de caucho

www.serfeliz.net

AmigosReflexionando frente a la vida me pregunté: ¿será más fácil no crear lazos afectivos para evitar el dolor de la partida? Y de pronto recuerdo lo que dijo el sabio Zorro:

—Ah! - dijo el zorro... —Voy a llorar.
—Es tu culpa— dijo el principito. —Yo no te deseaba ningún mal pero tú quisiste que te domesticara.
—Claro—, dijo el zorro.
—¡Pero vas a llorar!— dijo el principito.
—Claro— dijo el zorro.
—¡Entonces no ganas nada!
—Sí gano—dijo el zorro, a causa del color del trigo.

(“El Principito”, Antoine de Saint-Exupéry)

Hay experiencias de unidad y de lazos que duran una corta jornada. Sin embargo, evitar vivirlas para no sufrir te hace perder el sabor a la vida. El pensar no apegarse no es muy sabio. En soledad hay muchas cosas que no podremos experimentar en la vida y se transformarán solo en teorías. No es lo mismo leer o ver un vídeo que hablar sobre el perfume de una rosa al haber estado cerca de ella y olerla, nunca más olvidaras ese aroma. No obstante sabemos que nada es permanente y estático; los viajeros continuaremos nuestro camino y muchas veces no seguiremos el mismo recorrido. Recuerda siempre, ¡no pierdes!... ganas mucho de la experiencia.

¿Qué tal sería unirnos intensamente (apego) viviendo el presente, el sólo por hoy, estando claros que no sabemos si será por una hora, un día, un mes o una vida? Hay que intentarlo, recordando mantener clara nuestra identidad, nuestro tener que ser en esta vida, teniendo nuestros propios proyectos y propósitos.

Un amigo me dijo: esto debería ser como pegarse con cemento caucho, si te despegas, no te dañas. Este pegamento tiene la cualidad de despegarse sin dañar, solo limpias un poco la superficie y sigue el material igual sin perder su naturaleza.

Entonces puede ser que muchos se a-pegan con esos adhesivos de contacto instantáneos. ¿Recuerdas ese material en que se te pegan hasta los dedos? Yo he escuchado literalmente penas de amor... "se fue y se llevó una parte de mí"

A-pégate con cemento de caucho, trae mayor progreso espiritual. Nunca pierdas tu identidad y propósito en la vida. Como dice mi Maestro: "Aprende a arrimarte a un buen árbol". Hay árboles que tienen raíces sólidas, valores espirituales que te hacen ser mejores personas y te impulsan a ser tú mismo.

¿Has vivido la experiencia de pegarse con adhesivos permanentes? ¿Has sentido el dolor de una pérdida sintiendo que ya no tiene sentido seguir solo tu vida? Quizás con eso podrías dejar de creer en las personas y optar por no crear lazos. Te invito a reflexionar en lo antes expuesto, quizás no es la persona la causa del dolor, sino la forma en que se generó el apego.

Jenny Bravo C.

Instituto Holístico Círculo Aleph, cursos en Santiago de Chile.

La ilusión y la desilusión

www.serfeliz.net

(Publicado en el número 292)

Ilusión¿Por qué haces tanto por esa persona que ni siquiera te agradece y que no merece tu apoyo? Esta es una pregunta que habitualmente me hacen. Aquí te explico en pocas líneas como mantenerte constantemente feliz, salvo uno que otro momento de aflicción inevitable en la vida terrenal.

La fuente de las desilusiones está en la actitud que cada uno de nosotros tenga ante los demás. Si estás esperando que la otra persona te agradezca lo que haces, es muy posible que te desilusiones. Aún cuando la otra persona lo haga, quizás esperes un reconocimiento mayor del que te está dando.

Muchas veces el interés en obtener una respuesta puede disfrazarse de muchas maneras. La mente de cada uno acomoda las circunstancias y habitualmente percibe lo que quiere percibir, pero que no corresponde a la realidad. Obsérvate muy sinceramente si al dar no estás esperando algo del otro, aunque sea una sonrisa, un elogio o si buscas que haya un cambio de comportamiento que a ti te conviene o te agrada.

La felicidad está en ti mismo, en tu capacidad de enfrentar la vida con una actitud positiva y altruista. Si das algo de ti a otra persona y lo haces sin esperar nada en cambio, siempre estarás bien. Si el otro no agradece, no importa, porque no lo esperabas.
Y si lo hace, mejor. Pero si nada esperas, no te ilusionas. Y si no te ilusionas, no te puedes desilusionar. No es el otro el que te causa una desilusión, eres tú mismo por haberte ilusionado antes.

Cuando damos un premio o recompensa a otra persona, o cuando le manifestamos nuestro agradecimiento o reconocimiento, no debe ser a cambio de lo que hará en el futuro, porque es muy posible que hasta te traicione el día de mañana (esto me ha sucedido muchas veces). Tienes que hacerlo por lo que ha hecho, y no por lo que hará. Cuando hago algo por otra persona, es porque soy feliz sirviendo desinteresadamente. Cuando recompenso a otra persona o cuando le hago un elogio, es por lo que ha sido. No sé lo que será hoy ni menos, lo que sucederá mañana.

Pero si mañana toma otra actitud, no me siento desdichado por eso. Mi premio fue por lo que ha sido y de ello no me arrepentiré.
Si a un religioso lo ascienden y lo ponen a cargo de un templo, es por lo que ha hecho antes. Si a un militar lo ascienden a general, es por su desempeño hasta ese momento.

Si quieres ser más feliz, no te ilusiones. No esperes nada de los demás. Sé también caluroso en tus elogios y otorga reconocimiento a quien cree que se lo merece... por lo que ha sido hasta ahora.

Sergio Valdivia

Instituto Holístico Círculo Aleph, cursos en Santiago de Chile.