SER FELIZ con Sergio Valdivia

El éxito en su hogar · Revista Digital (Ezine)
del Desarrollo Personal

La revista especializada más leída del mundo. Distribuida a los cinco continentes.
La edición digital se distribuye desde el 10 de junio de 1999.

Ir a inicio sitio web Ir a revistas anteriores

No podemos dar de baja directamente.

Por favor, si eso es lo que desea, teniendo abierta esta publicación en su correo, PULSE AQUÍ. Y quedará inmediatamente retirado o retirada, no recibiendo más nuestra Revista, las enseñanzas y ofertas.

Escríbenos a contacto @ serfeliz. net

Para suscribirse y recibir la revista por email: clic aquí.

Toma cinco minutos de tu tiempo y léela hoy. Tu vida puede cambiar muy favorablemente.

CIRCULO ALEPH
Revista digital gratuita con temas de desarrollo personal, liderazgo, autoestima, prosperidad, felicidad y temas afines.
Permitida la reproducción citando la fuente.
"Ser Feliz" no tiene una orientación religiosa ni política determinada.
Creador y Editor: Prof. Sergio Valdivia Correa.

Número 379

Contenido

Editorial

Tus parásitos mentales te consumen la vida, el tiempo y la energía

Mejor ser un buen viajero

Comparte esta revista con tus amigos.
¡Ayúdame a ayudar!
Regala calidad de vida.

Editorial

El valor de una vida se mide por las vidas que toca.

Sergio Valdivia Correa¿Cuántos hábitos están realizándose automáticamente sin prestarles mayor atención porque, mal que mal, funcionan?

Mientras tanto, “afuera”, la vida evoluciona vertiginosamente. La sociedad cambia, los sistemas de modifican, la gente cambia, las necesidades e intereses cambian. De pronto, ocurre una crisis en nuestras vidas y descubrimos que todo aquello que creíamos tan seguro, no lo era. Era falible, falla y ahora quizá ya no nos sirva de nada.

Llenarte de esquemas, hábitos y comportamientos obsoletos son un lastre en tu vida. Arrastrar penas, sentimientos de culpa o rencores de un pasado que ya ni existe y sumarlos a miedos de un futuro que todavía no es, sólo sirve para hacer más difícil tu caminar.

Tu mente puede estar llena de parásitos y vampiros que consumen tu energía, tu vida y tu felicidad. Hoy haremos entrar más luz a la profundidad de la mente para que te liberes de los lastres y pesos inútiles.

Sergio Valdivia
Escríbeme a correo
twitter: @sergiovaldivia
www.facebook.com/sergio.valdivia.correa

Instituto CIRCULO ALEPH te apoya en tu proyecto
de una vida más exitosa

Si vives en Chile, ya es el momento de desarrollar tus capacidades y de ser todo lo que puedes ser. Te ofrecemos un completo programa de cursos presenciales con enseñanzas y prácticas fáciles de aplicar y de resultados inmediatos.

Días y horarios de  cursos: aquí


Atención especial para alumnos del extranjero: www.circuloaleph.com/chile

Tus parásitos mentales te consumen la vida, el tiempo y la energía

Tus parásitos mentales te consumen la vida, el tiempo y la energíaLos proyectos e ideas que no se renuevan y revisan siguen funcionando en tu mente y en tus esquemas mentales. Terminas por acostumbrarte y acomodarte, sin pensar siquiera que el mundo cambia y que puede haber nuevos caminos mejores y más eficientes.

Además, cualquier día te pueden estallar en la cara conflictos debido a estos automatismos.

www.serfeliz.net

Internet es en muchos aspectos análogo a cómo funciona nuestra mente. Una breve descripción de lo que nos ocurrió con la distribución de esta revista Ser Feliz sirve de ejemplo y enseñanza para la calidad de vida de cada uno.

Creamos la edición digital de la revista en junio de 1999 y contratamos un servidor para distribuirla. Esto fue en los comienzos de internet. Hablar de 1999 es referirnos a los albores de internet, algo que ahora es tan común. En aquella época no existían los chats (nada de whatsapp, hangout, twitter, Facebook), no había redes sociales, no existía Google y poca gente visitaba los sitios web. Fue algo muy innovador que nos valió ser destacados como líderes de marketing por internet en Latinoamérica.

El concepto en la época era generar listas de conversación.

Recuerda, no había chats ni redes sociales. Toda una novedad el tener grupos e intercambiar ideas en tiempo real. También el sistema permitía enviar correos con textos o archivos livianos.

Usamos este recurso para distribuir la revista. Para ello, configuramos la cuenta de modo que solamente el moderador pudiera enviar archivos, que los inscritos en la lista no pudieran enviar mensajes ni participar en el correo de la lista, sino que enviando un correo a otra cuenta. Todo funcionó perfecto por más de 15 años… hasta hace un par de semanas.

El sistema de ese servidor comenzó a permitir que cualquier usuario de la lista, o sea suscriptor, apareciera con su mensaje para toda la lista. Alguien reclamó a la misma lista, provocando más multiplicación de correos.

El atardecer de ese día (¡romántico!) se hizo urgente comunicarse con soporte de esa empresa (Elistas). No hubo caso. ¡Nadie! Mientras tanto, anochecía, y los correos se multiplicaban como conejos. Abreviando, descubrimos que ¡estaba abandonado el sistema desde 2009! Por eso no había nadie que respondiera. Y sin embargo, seguía funcionando mecánicamente, automáticamente.

Afortunadamente no se trataba de algún hacker. Los correos no corrieron nunca ningún peligro, la privacidad permaneció intacta.

En síntesis, tuvimos que trabajar toda la noche para lograr recuperar los correos de nuestros suscriptores que no estaban depurados además, es decir, muchos correos ya no estaban vigentes o habían pedido retirarse. Comenzar a borrarlos por grupos porque el sistema no permitía hacerlo de una vez.

¡Decenas de miles de suscriptores! Las claves de acceso como propietario de la lista quedaron en algún lugar tras estos 16 años e imposible recuperarlos con el soporte del servidor. Finalmente, conseguimos borrar toda la lista.

Bien, ya estamos con un nuevo servidor, un sistema profesional.

Con un concepto moderno como es ahora, sistema de auto respondedores, diseños actualizados y preparados para ser vistos en computadores, teléfonos y tabletas, sistema infalible para que solamente el administrador de la base de datos (o quienes él autorice) pueden enviar información.

Así pues, todos esos años seguíamos igual con un esquema de distribución antiguo y obsoleto. ¿Por qué? Porque seguía funcionando y era cómodo no ocuparse de él. Hasta que algún día, inevitablemente, tenía que fallar con consecuencias muy molestas. Y hubo de atenderse urgente.

¿No pasa esto en tu mente y en la mía muchas veces? ¿Cuántos hábitos están realizándose automáticamente sin prestarles mayor atención porque, mal que mal, funcionan? Mientras tanto, “afuera”, la vida evoluciona vertiginosamente. La sociedad cambia, los sistemas se modifican, la gente cambia, las necesidades e intereses cambian. De pronto, ocurre una crisis en nuestras vidas y descubrimos que todo aquello que creíamos tan seguro, no lo era. Era falible, falla y ahora quizá ya no nos sirva de nada.

Es mucho mejor observarse y evaluar constantemente. Es más valioso seguir aprendiendo y estar en contacto con los cambios.

Seguro que descubriremos una manera mejor y más eficiente de hacer las cosas Y muy importante también, descubrirás que muchos hábitos y esquemas de vida ya no son útiles, no te sirven para nada y los estás realizando como un autómata. Esto con pérdida de tiempo, de energía y de creatividad.

¿Y en tu trabajo? Seguro también que puedes descubrir métodos y procedimientos que hace unos cinco o quince años fueron importantes, pero que hoy no lo son, debido a las nuevas tecnologías, nuevos servicios y nuevos intereses. Muchas veces se descubren tareas que ya no le sirven a nadie o que están duplicadas.

No hay duda que estas reflexiones, evaluaciones y acciones nos liberarán de muchos modelos antiguos que ni ¡siquiera tienen servicio técnico! Porque ya nadie está a cargo. Puedes tener muchos modelos mentales y emocionales que funcionan por pura inercia, pero que ya no son eficientes.

Liberarte de todos esos parásitos te hará la vida más eficiente, mejor y más feliz.

Sergio Valdivia

Mejor ser un buen viajero

Lleno de maletas

www.serfeliz.net

Llenarte de esquemas, hábitos y comportamientos obsoletos son un lastre en tu vida. Arrastrar penas, sentimientos de culpa o rencores de un pasado que ya ni existe y sumarlos a miedos de un futuro que todavía no es, sólo sirve para hacer más difícil tu caminar.

Aprende a viajar con liviandad, con el mínimo de lastre o de pesos, con el mínimo de equipaje. Así disfrutarás el camino, gozarás el andar de cada día.

 

Un viajero que intenta recorrer lugares cargado de maletas, se cansa, avanza poco y vive con el constante miedo que le roben.

Un buen explorador viaja con lo mínimo necesario, ágil y liviano.

Sergio Valdivia