SER FELIZ con Sergio Valdivia

El éxito en su hogar · Revista Digital (Ezine)
del Desarrollo Personal

La revista especializada más leída del mundo. Distribuida a los cinco continentes.
La edición digital se distribuye desde el 10 de junio de 1999.

Ir a inicio sitio web Ir a revistas anteriores

No podemos dar de baja directamente.

Por favor, si eso es lo que desea, teniendo abierta esta publicación en su correo, PULSE AQUÍ. Y quedará inmediatamente retirado o retirada, no recibiendo más nuestra Revista, las enseñanzas y ofertas.

Escríbenos a contacto @ serfeliz. net

Para suscribirse y recibir la revista por email: clic aquí.

Toma cinco minutos de tu tiempo y léela hoy. Tu vida puede cambiar muy favorablemente.

CIRCULO ALEPH
Revista digital gratuita con temas de desarrollo personal, liderazgo, autoestima, prosperidad, felicidad y temas afines.
Permitida la reproducción citando la fuente.
"Ser Feliz" no tiene una orientación religiosa ni política determinada.
Creador y Editor: Prof. Sergio Valdivia Correa.

Número 362

Contenido

Editorial

Permiso para ser humanos

La felicidad requiere un combate a la negatividad

Comparte esta revista con tus amigos.
¡Ayúdame a ayudar!
Regala calidad de vida.

Editorial

El valor de una vida se mide por las vidas que toca.

Es muy natural y normal que toda persona tenga tendencia a las emociones negativas o perturbadoras. Aún sabiendo que alejan de la serenidad, de la felicidad y de la salud, son generalmente fuertes y difíciles de superar.

La solución no es ignorarlas y anular la emocionalidad o la vida afectiva. Hay que aprender a controlarlas, lo que tampoco significa reprimirlas.

Es fundamental darse cuenta que tener sentimientos negativos, destructivos o emociones desagradables, son parte de la naturaleza humana. No hay que culparse de ello ni es un síntoma de alguna enfermedad. Si persisten pueden provocar enfermedades, eso sí.

Es conveniente atenderlas, dejarlas fluir para identificarlas y aprender a dirigirlas. Luego hacer un trabajo de transmutación que permita se les reemplace por emociones y sentimientos positivos.

Hay una tendencia ancestral a que permanezcan más las emociones y pensamientos negativos. La ansiedad y el miedo están presentes desde que somos humanos. Entonces, no basta con reflexionar sobre estos temas para liberarnos de ellos, sino que es necesario hacer un trabajo sobre sí. No es difícil, pero hay que hacerlo para asegurarnos una vida más feliz y más sana.

Aquí explicamos cómo hacerlo.

Sergio Valdivia
Escríbeme a correo
twitter: @sergiovaldivia
www.facebook.com/sergio.valdivia.correa

 

Instituto CIRCULO ALEPH te apoya en tu proyecto de una vida más exitosa.

Si vives en Chile, ya es el momento de desarrollar tus capacidades y de ser todo lo que puedes ser. Te ofrecemos un completo programa de cursos presenciales con enseñanzas y prácticas fáciles de aplicar y de resultados inmediatos.

Días y horarios de  cursos: aquí


Atención especial para alumnos del extranjero: www.circuloaleph.com/chile

Ser feliz con o sin pareja

El mensaje que se repite habitualmente en las enseñanzas de autoayuda es que sólo cuando tú eres feliz contigo y tienes una autoestima sólida puedes establecer una relación de pareja feliz y saludable. Millones de personas devoran estos libros buscando las claves para soltar sus mochilas y cerrar las heridas del pasado, ansiosas por "arreglarse" a sí mismas cuanto antes y estar listas para encontrar la felicidad perfecta en una pareja.

www.serfeliz.net

Sin embargo, las personas no somos máquinas que se pueden arreglar utilizando unas herramientas, ni existen técnicas infalibles. Cada uno de nosotros somos el resultado de nuestras circunstancias, educación, temperamento, genética, etc. Y cuando el deseo de ser felices se tiñe de impaciencia y perfeccionismo, el resultado es una autoestima frágil que puede romperse en cuanto se produce una crisis de pareja.

Tener una autoestima saludable no significa ir por la vida repitiendo "lo merezco" por cualquier cosa. Cuando niegas tus sentimientos dolorosos (miedos, inseguridades, heridas) bajo una imagen de supuesta felicidad y seguridad en ti, ocurren dos cosas. Una, que los demás ven tu coraza aunque tú creas que es invisible. Y dos, que te abandonas a ti mismo(a), puesto que no estás en contacto con tu vulnerabilidad.

En ese punto, es muy probable que busques en tu pareja la seguridad y el amor que no puedes darte. Y aunque es lógico esperar apoyo, amor y aliento de tu pareja, ten presente que ella no puede llenar ese vacío interno. En primer lugar, porque tu pareja no lo ha causado. Y sobre todo, porque ella es una persona con sus debilidades y carencias, igual que tú, y también lleva a cuestas su propio "agujero interior". Por eso, depender emocionalmente de tu pareja (o que ella dependa de ti) es un camino que sólo conduce al desgaste, el distanciamiento y la pérdida de la atracción mutua.

En otras palabras, tu pareja no puede ser la única fuente de tu felicidad y tu autoestima, ni tú la suya. Porque si no te responde de la forma que crees que debería, si no te dedica todo el tiempo y la atención que crees necesitar, si te deja por otra persona o incluso fallece, tú te sentirías infeliz e incompleto. Y desde ahí no puedes atraer a una persona con la que puedas establecer una relación que les nutra a los dos, ayudándoles a crecer y a sacar lo mejor de sí mismos.

Cuatro formas de llenar tu vacío interior

Presta atención a tu niño(a) interior. Así es como los psicólogos y terapeutas llaman a esa parte de nosotros que conserva los recuerdos de la infancia. La raíz de todas nuestras desdichas actuales se encuentra en experiencias infantiles dolorosas de maltrato, abandono, miedo, inseguridad, etc., que en su día no pudimos asimilar ni afrontar, porque no teníamos las herramientas necesarias. Han dejado un poso de dolor y sobre todo de miedo, pero es hora de que te des cuenta de que, como adulto, tienes todas las capacidades para encender la luz de esos recuerdos y darte cuenta de que ya no pueden afectarte o de que sólo eran sombras que, en la oscuridad, parecían monstruos. En internet existen multitud de meditaciones, libros o talleres con los que aprender a retomar el contacto con esa niña herida.

Existe también la Editorial Círculo Aleph con valiosas grabaciones de reprogramación mental y el Instituto Círculo Aleph tiene terapeutas, orientadores y cursos para apoyarte y liberarte muy rápidamente del pasado.

Conócete a ti mismo(a). Descubre qué te motiva, qué te apasiona, qué te mueve y cuáles son tus valores y tus metas en la vida y en el amor. O, dicho con otras palabras, cuál es el mundo en el que te gustaría vivir y qué estás dispuesto a hacer para contribuir a crearlo. Aprende también a saber qué es lo que te disgusta, te hiere, drena tu energía y te hace sentir mal. Es importante tenerlo claro para poder abrir o cerrar la puerta a las personas y experiencias que se presenten en tu camino, protegiendo tu bienestar y tu autoestima.

Constrúyete una vida que ninguna pareja te pueda quitar. Llénala de amigos, de afectos, de hobbies, de pequeños detalles que te hacen sentir bien y ni siquiera cuestan dinero. Busca una pasión y entrégate a ella, no por desesperación ni porque sientas soledad sino por puro placer. Y recuerda que es agradable recibir afecto, atenciones y mimos, pero es mucho más satisfactorio ofrecérselos a los demás. Son los niños quienes continuamente necesitan recibir. Como persona adulta, te conviertes en una fuente de amor hacia ti y hacia los demás cuando dejas de esperar que los demás estén pendientes de ti y empiezas a generar ese bienestar.

Acepta tu sombra. Recuerda que la verdadera autoestima no es una pose de seguridad y autosuficiencia, sino la aceptación de todo lo que tú eres, incluyendo todos aquellos rasgos o comportamientos que te hacen sentir vergüenza, odio hacia alguien o enfado hacia ti. No se trata de que te felicites por ellos, pero sí de que estés de tu parte, incondicionalmente, sabiendo que siempre existe un motivo para actuar como lo hacemos. Procura que dentro de ti no exista solo ese juez implacable que casi todos llevamos dentro, sino también una voz compasiva que te acoja con amor, para que no tengas que buscar la aceptación, el amor o el perdón fuera de ti, en tu pareja actual o en las futuras.

Recuerda que existe una grabación de reprogramación mental para acelerar el fortalecimiento de tu autoestima. www.circuloaleph.com/editorial/mas/autoestima.htm

 

Curso estado alfaEl Estado Alfa es una situación física, emocional y mental especial que toda persona puede alcanzar y que permite el despertar de todas sus facultades mentales superiores. Ahora es posible lograrlo fácilmente, sin necesidad de años de entrenamiento.El "Alfaset" le conducirá al maravilloso mundo de su mente superior, activando su imaginación, poder creador y concentración relajada.

Algunos beneficios de la meditación en Alfa: descanso profundo a nivel celular -dominio absoluto y manejo del estrés -inducción voluntaria de sueño -equilibrio del sistema nervioso autónomo -eliminación de hábitos indeseados -disminución del consumo de tranquilizantes -eliminación de temores -desarrollo pleno de la capacidad creadora -contacto directo con el subconsciente -recuperación veloz de enfermedades -rejuvenecimiento o disminución de la velocidad de envejecimiento -mejoramiento de la capacidad de aprender -menor trabajo del corazón -adquisición de buena memoria -aumento del Cuociente Intelectual -descenso de la tensión sanguínea, etc. 

En pocas horas ten esta grabación en tu casa. http://www.circuloaleph.com/editorial/alf.htm

La felicidad requiere un combate a la negatividad

Desde que aparecieron los humanos, la supervivencia ha dependido de nuestro talento para evitar el riesgo, por lo que el cerebro desarrolló una alarma que hace inevitable una reacción: la amígdala, una región del cerebro integrada por dos zonas con forma de almendra a cada costado de este órgano, controla todo lo relacionado con nuestra reacción ante el miedo.

www.serfeliz.net

El 66% de las neuronas de esa área se dedican a monitorear malas noticias. Y cuando detectan una la almacenan de forma inmediata en nuestra memoria a largo plazo. Un estímulo positivo, en cambio, requiere entre 12 a 25 segundos para ser almacenado. Pero aún más impresionante es que nuestras divagaciones no son demasiado optimistas: el 79% de esos pensamientos son negativos.

La razón es que las malas noticias, los entornos negativos e, incluso, los rumores perniciosos generan un impacto mucho más potente en nuestra conducta que los estímulos reconfortantes. Experiencias hostiles o desagradables en la niñez pueden quedar tan grabadas que provocan durante años bloqueos, miedos o inseguridades.

Diversas investigaciones revelan que hábitos como la actividad física, la alimentación y el replantearse ciertas prácticas nos blindan contra el efecto de las malas noticias. ¿Cómo? Inciden de forma directa en nuestra sensación de bienestar físico y en los procesos químicos que hacen que el lado amargo de la vida nos afecte más.

Las emociones positivas tienden a ser más volátiles, sin embargo tácticas como la actividad física y replantearse ciertas conductas pueden reforzarlas: "Si analizamos el espectro de sensaciones positivas, desde la diversión hasta la curiosidad, todas tienen en común ser reacciones a las circunstancias que vivimos. Son sensaciones que van y vienen; tienden a ser más volátiles, pero podemos potenciarlas".

Redirigiendo nuestra mente

Dylan Evans, sicoanalista del University College Cork (Irlanda) y autor del libro La ciencia de los sentimientos, señala que no es necesario estar directamente ligado a un evento negativo para que nos afecte, ya que se ha descubierto que uno de los factores que más nos altera es la falta de control, es decir, no tener dominio o las herramientas para dominar una situación.

"Soy inglés, pero vivo en Irlanda. Miro las revueltas en Londres en la televisión y me enfurecen. Una situación como esta en que no tenemos el dominio y nos genera impotencia nos arruina más el ánimo, pero si nos damos cuenta de que muchas veces no podemos cambiar directamente un evento podemos reducir nuestra tensión", dice Evans.

Los científicos detectaron que basta, por ejemplo, con replantearnos la gravedad de las imágenes que percibimos para estimular con mayor fuerza los centros cerebrales ligados a emociones positivas.

Otra técnica de plasticidad cerebral que plantea Rick Hanson es analizar los estímulos positivos —como las felicitaciones de un jefe— por al menos 30 segundos, este ejercicio permite afianzarlos en la memoria de largo plazo y así ir acumulando experiencias positivas que contrarrestan el flujo de noticias negativas que nos llegan a diario.

Debido al mayor poder que tienen los eventos negativos, no basta contrarrestarlo con una cantidad igual de sucesos positivos: la cifra real es de cinco interacciones o eventos positivos para anular uno negativo.

Una táctica tan sencilla como desviar una conversación perturbadora o cambiar de tema basta para no verse expuesto. Y en cuanto a la relación "5 a 1", no se trata de generar grandes eventos, sino que es suficiente con micro actos como darse un gusto, ir al cine o salir a comer con un amigo.

La idea es mantenernos ocupados con actos positivos y evitar que nuestra mente divague. ¿Qué tiene de malo? Es un arma de doble filo, porque nos lleva a darles vueltas una y otra vez a los eventos que presenciamos día a día, a pensar qué pudo haber pasado o cuál será el desenlace. Y si se considera que divagamos el 30% del tiempo que estamos despiertos y que la gente que divaga termina sintiéndose más miserable —un efecto comprobado en 2010 por Harvard—, enfocarnos en los micro momentos positivos como método para combatir la negatividad cobra más importancia.

Técnicas como enfocarse en controlar nuestra respiración le dan a una persona "la oportunidad de dar un paso atrás y tomarse un momento para elegir qué hacer a continuación, de enfocarse en lo que se está viviendo, en lugar de dejar que la mente opere con piloto automático como si la persona no estuviera ahí.

Estar conscientes de lo que estamos haciendo genera una diferencia tremenda, y hace que cuando la persona se prepara un café o está con un amigo, ponga toda su energía y mente, de forma calmada y concentrada, en esos actos. Se trata de no pensar tanto en el futuro ni en el pasado y aprovechar los momentos positivos.