SER FELIZ con Sergio Valdivia

El éxito en su hogar · Revista Digital (Ezine)
del Desarrollo Personal

La revista especializada más leída del mundo. Distribuida a los cinco continentes.
La edición digital se distribuye desde el 10 de junio de 1999.

Ir a inicio sitio web Ir a revistas anteriores

No podemos dar de baja directamente.

Por favor, si eso es lo que desea, teniendo abierta esta publicación en su correo, PULSE AQUÍ. Y quedará inmediatamente retirado o retirada, no recibiendo más nuestra Revista, las enseñanzas y ofertas.

Escríbenos a contacto @ serfeliz. net

Para suscribirse y recibir la revista por email: clic aquí.

Toma cinco minutos de tu tiempo y léela hoy. Tu vida puede cambiar muy favorablemente.

CIRCULO ALEPH
Revista digital gratuita con temas de desarrollo personal, liderazgo, autoestima, prosperidad, felicidad y temas afines.
Permitida la reproducción citando la fuente.
"Ser Feliz" no tiene una orientación religiosa ni política determinada.
Creador y Editor: Prof. Sergio Valdivia Correa.

Número 349

Contenido

Editorial

Ser feliz comiendo menos

Cómo hornear
el pastel de la felicidad

Miedo a ser feliz

Testimonios

Comparte esta revista con tus amigos.
¡Ayúdame a ayudar!
Regala calidad de vida.

Editorial

El valor de una vida se mide por las vidas que toca.

Sergio ValdiviaSer feliz parece algo simple. Sin embargo, tal vez por la complejidad de la vida actual, es necesario aprender (¿o re aprender?) a serlo. No se necesitan determinados bienes ni situación para ser feliz. Muchas veces, todo lo que se requiere es pederle el miedo a la felicidad.

He seleccionado textos fáciles de comprender y con enseñanza práctica. La sencillez con que son presentados no significa que no tengan fundamentos sólidos. Simplemente esto lo omitimos para ir directo a lo que quieres o necesitas. ¡Léelos ahora! Son pocos minutos de tu tiempo y son una excelente inversión para tu calidad de vida!

Tienes completa libertad para compartir "Ser Feliz" con todas las personas que quieras. Verás que esto también aumenta tu cuota de felicidad.

Sergio Valdivia
Escríbeme a correo
twitter: @sergiovaldivia
www.facebook.com/sergio.valdivia.correa

 

Instituto CIRCULO ALEPH te apoya en tu proyecto de una vida más exitosa.

Si vives en Chile, ya es el momento de desarrollar tus capacidades y de ser todo lo que puedes ser. Te ofrecemos un completo programa de cursos presenciales con enseñanzas y prácticas fáciles de aplicar y de resultados inmediatos.

Días y horarios de  cursos: aquí


Atención especial para alumnos del extranjero: www.circuloaleph.com/chile

Ser feliz comiendo menos

www.serfeliz.net 

Es evidente que tener buena salud ayuda a la felicidad. Por eso, tocaré este tema hoy y se refiere a una de las enfermedades más comunes de la sociedad moderna: la obesidad.

Controlar el peso se logra con cambios conductuales. Todo otro método, incluido las dietas, no sirven. Lo saben millones de personas que después de algunas semanas de sacrificio vuelven a aumentar de peso, muchas veces aumentando los kilos desde cuando comenzaron su dieta.

Tener un régimen especial de alimentos es necesario para bajar de peso, pero para controlarlo es necesaria una nueva manera de vivir. Esto es lo que logro con mi grabación de reprogramación mental para “Bajar de peso” y control de peso. Una vez que se cambian los hábitos, mantener un peso ideal es definitivo y sin sufrimientos.

Hay ciertas medidas fáciles y elementales que se pueden tomar para cuidar nuestro peso o ayudar a cuidarlo a nuestros seres queridos. Se agregan años de vida y calidad de vida. Por ejemplo, simplemente servir la comida en porciones más pequeñas y en recipientes más pequeños. ¡Así de simple se puede aumentar la salud y la felicidad!

"Hay que tomar toda la sopa", decía la abuela de antaño, mientras llenaba el tazón hasta el borde con suculentas preparaciones. Pero nuevas investigaciones confirman que tomarse demasiado en serio el tamaño puede tener resultados nefastos para la silueta. "Hemos comprobado que las personas obesas son las que tienen más tendencia a comer hasta el último bocado", asegura la estadounidense Barbara Rolls, jefa del equipo de investigación que realizó el estudio en la facultad de Salud y Desarrollo Humano de la Universidad del Estado de Pennsylvania.

El tamaño del recipiente también parece ser un indicador de la gula. "Hasta las personas jóvenes que están en peso y que, en términos generales, regulan bien la ingesta de alimentos, comen más cuando se les sirve porciones más grandes", dice Rolls.

Los voluntarios para el estudio pasaron por tres fases. En la primera, se les sirvió un plato de 450 gramos, del que sólo comieron 280. La siguiente ración fue de 630 gramos, y entonces se animaron un poco más, tragando hasta 370 gramos. Pero la diferencia se marcó cuando, en la última fase, se sentaron frente a maxi porciones de 700 gramos: los voluntarios devoraron cerca de 420, el 50% más que en la primera etapa del estudio.

Uno de los factores determinantes, según Rolls, es el progresivo aumento del tamaño de las porciones en los restaurantes.

Si se come en un plato un 15 % más chico que lo habitual, se puede llegar a perder hasta 15 kilos en un año.

Comer de todo, pero menos

Ser feliz comiendo menosHace unos años, hacer dieta significaba despedirse para siempre de panes, dulces y chocolates. En el nuevo milenio, la clave para perder peso parece ser otra. "Hay que evitar las restricciones de grupos de alimentos. Comiendo lo mismo de siempre, pero reduciendo el tamaño de la porción, se pueden lograr excelentes resultados", propone Cormillot.

La clave sería el número 15. Disminuir un 15 % el tamaño del plato de comida. Reducir otro 15 la proporción de grasas de la dieta. Aumentar un 15 % el volumen de la ingesta de frutas y verduras. Caminar 15 minutos por día. "Con este plan, se consumen entre 400 y 500 calorías diarias menos que lo habitual, lo que que significa bajar entre 400 y 500 gramos en una semana, un kilo y medio en un mes y 15 kilos al final del primer año", promete Cormillot. Matemática pura.

Sergio Valdivia

¡Baje de peso, ahora!

Grabación para bajar de pesoEl sistema más efectivo y permanente

Bajar de peso es muy fácil...

Más información: aquí

Cómo hornear
el pastel de la felicidad

www.serfeliz.net 

Participantes en el Congreso Iberoamericano de Psicología celebrado en Asturias dan sus particulares recetas y fórmulas útiles para ayudar a encontrar el ansiado bienestar vital

La Humanidad lleva preguntándose cómo conseguir la felicidad desde hace siglos sin encontrar aún la receta. Para unos, la felicidad está en la sonrisa de un niño paseando por un parque en una tarde soleada; para otros, el goce puede estar en vender millones de discos. Pero de una forma u otra, todos los humanos durante toda la historia han razonado, han buscado la forma de ser felices. Coincidiendo con el Congreso iberoamericano de psicología celebrado en Oviedo, profesionales del todo el mundo dan su respuesta.

Saber si la felicidad es un estado que se alarga en el tiempo o, por el contrario, atiende a momentos puntuales es complicado. Ni siquiera los psicólogos encuestados se ponen de acuerdo. Para algunos, como Guillermo Fouce, profesor de la Universidad Carlos III de Madrid, «la felicidad es un estilo de vida, se necesita apoyo social, autoestima, y haberte enfrentado a retos asumibles». También piensa así Francisco José Medina, de la Universidad de Sevilla, que asegura que «la felicidad es algo más general, es permanente, no está vinculada a un acto concreto».

Por el contrario, otros estudiosos de la materia como Ana Sanz e Ignacio Fernández Arias, de la Universidad Complutense de Madrid, afirman que para ser feliz «la primera premisa es no hacer de tu vida una búsqueda compulsiva de ella». Sanz añade: «No existe una fórmula mágica. Hay que buscarla en el proceso no en el fin, está en las cosas sencillas y cotidianas». O sea, que para encontrar la felicidad no se debe caer en la obsesión, pues el camino podría convertirse en una ruta tortuosa. Lo que recomiendan es disfrutar día a día de las pequeñas cosas que pasan. El anhelo excesivo puede ser contraproducente.

De hecho, la mayoría de psicólogos cree que es un estado que llega sin previo aviso. Luis Palomino, de la Universidad San Martín de Porres de Perú, cree que la forma de encontrarla tiene que ver con la «percepción que cada uno tenga del bienestar, que se encuentre bien consigo, con los demás y con su entorno. La felicidad está en uno mismo». En esta línea de pensamiento van también las afirmaciones de José Fernando Cruz, profesor en la Escuela de Psicología de la Universidade do Minho, en Braga, Portugal: «Se trata de estar bien con uno mismo y con los demás». Telmo Mourinho, de la Ordem dos Psicólogos Portugueses, remata este pensamiento de su colega luso: «Conciencia personal, un optimismo relativo, o sea, no ser totalmente tonto».

En el camino hacia la felicidad se pueden apuntar ciertos cómo hornear el pastel de la felicidadingredientes para hornear el pastel feliz y que pueden ayudar a sentirse mejor con lo que cada uno hace. Isabel Calonge es profesora de Evaluación Psicológica en la Complutense de Madrid, y establece seis factores indispensables: «Necesitamos amor, éxito profesional, ilusión, ser valorado y tranquilidad económica».

A estos argumentos se unen dos profesores universitarios portugueses: Leandro Almeida, de la Universidade do Minho, y Mário Simón, de la de Coimbra. Almeida considera que la clave para ser feliz está en «no ser demasiado ambicioso». Simón agrega que «tener salud, trabajo, buenos amigos» es fundamental. El profesor de Coimbra incluso añade un nuevo elemento para la receta feliz: «Tener tiempo para estudiar». Esta teoría todos la comparten, consideran que es tremendamente importante sentirse eficaz en la sociedad para poder estar feliz.

Algunos de los psicólogos constatan que incluso hay personas que se sienten felices en circunstancias del todo adversas. «En el estado maniaco todo el mundo es feliz, se sienten los mejores», comenta Manuel Berdullas, vicepresidente segundo del Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos de España. Aun más, el psicólogo de la prisión de Pamplona Juan Romero afirma que «incluso en la cárcel, siendo coherente con la situación propia, se puede ser feliz». Esta afirmación que puede resultar más que chocante puede explicarse: «A mucha gente la cárcel le sirve para tocar fondo y empezar de cero, un autoanálisis para encontrarse de forma positiva», asegura Romero.

En esta línea, Miguel Ángel Pérez, decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Camilo José Cela de Madrid, considera que la felicidad consiste en «tomar conciencia de autodirigir la propia vida». De hecho, muchos de los especialistas ven en la sociedad el entorno. Berullas critica que «vivimos en un sistema de valores relativizado, lo vemos en determinados programas de televisión, donde parece que todo vale y realmente para tener felicidad prolongada se precisa un sistema de valores y educarse en él».

Sara Arias, Oviedo, España.

Miedo a ser feliz

www.serfeliz.net 

Todos tenemos miedo de vivenciar nuestras potencialidades más positivas, tenemos miedo de llegar a ser lo que podemos atisbar en los momentos de mayor perfección y coraje.

Seguramente, para muchas personas es así; ser feliz se convierte en algo inalcanzable porque les asusta conseguirlo. Pero, ¿a qué se debe este miedo? La respuesta está en las creencias en las que basamos nuestra identidad más profunda.

Hay muchas personas que tienen un concepto de sí mismas muy negativo, creen que no merecen nada o que no pueden hacer cosas valiosas e, incluso, que no tendrían que existir.

Estos conceptos negativos de uno mismo son más comunes de lo que pensamos. Cuando un niño no encuentra en sus padres una respuesta afectiva, es muy fácil que desarrolle la idea de que no tiene derecho a ser amado o que no tiene capacidad para conseguir nada.

Alguien con estas ideas negativas no intentará ser feliz. Es como si partiera de la posición del perdedor.

Son estas creencias las que logran que el miedo nos paralice y que no nos arriesguemos a hacer cosas nuevas, a conseguir nuestros deseos.

Y si no nos arriesgamos, no aprendemos, no generamos experiencias gratificantes, nos quedamos bloqueados y estancados, con la consiguiente frustración.

Para salir de este círculo vicioso es necesario pasar a la acción, hacer las cosas que uno desea despacio y a pesar del miedo, atreverse a realizar nuevos aprendizajes.

Hoy toca ser felizTambién hay personas capaces de llevar a cabo todo lo necesario para conseguir sus sueños, pero cuando están a punto de lograrlo, abandonan. Exageran la responsabilidad del éxito. Es como si estuvieran preparados para el esfuerzo pero no para el disfrute.

Creer que tenemos tanto la capacidad de experimentar el sufrimiento como el placer, y que las dos cosas pueden ser igual de buenas, nos puede ayudar a no tener miedo a ser felices.

Todo ser humano tiene derecho a disfrutar de la vida. Esta creencia es la base para poder llevar a cabo nuestros sueños.

Tenemos que darnos pequeños placeres de vez en cuando.

Así, aumentará nuestra satisfacción y al comprobar que no somos castigados por ello, iremos por deseos más grandes.

Publicado por Profesora Grahasta, Managua, Nicaragua.

Testimonios

Hola Sergio, muchas gracias por esa amistad, desde hace tiempo te sigo a través de la revista Ser Feliz, ya que me llega vía email y es un gran alimento para el espíritu, para el ser integral como un todo. Gracias por compartir tantas reflexiones, artículos, etc.

Bendiciones para ti, y recibe un abrazo de energía, amor y luz.

Ana Isabel León, Caracas, Venezuela.


Definitivamente es una maravillosa y excelente revista que nos enseña muchas cosas...

María del Carmen Herazo, Sincelejo, Colombia.


Está estupenda la revista. Ya leí algunas.

Gabriel Ríos, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México.


Me parece que escuche al Dr. Galván en el programa de fernande familia y me llamó la atención los conceptos del Dr. referente a la superación personal e hice unos apuntes rápidos. Por eso me interesó saber un poco más de ustedes. Gracias.

Magdalena Teusher, Guadalajara, Jalisco, México.


Muchas gracias por la ayuda para que la gente pueda vivir mejor de forma tan sencilla.

Walter Pérez, Curacaví, Chile.


Ciudadano Sergio Valdivia, le saludo con afecto desde Acarigua Estado Portuguesa Venezuela, para expresarle mi agradecimiento por su constante envío de la revista SER FELIZ que ayuda mucho al crecimiento personal, espiritual y humano, especialmente en mi condición de educadora, aunque ya jubilada, de colaboradora de la prensa regional y por ser poeta. Esa es la meta, estar en la constante búsqueda de lo que nos transforme y nos plene.

Abrazos y gracias mil.

Acarigua, Portuguesa, Venezuela.


Excelente información, felicidades a todos los que hacen posible esta publicación; y gracias a ti por tu tenacidad para llevar a cabo toda esta carga de trabajo en beneficio de la humanidad.

Dios te Bendiga siempre.

Alfonso Pazos, Xalapa, Ver., México.