SER FELIZ con Sergio Valdivia

El éxito en su hogar · Revista Digital (Ezine)
del Desarrollo Personal

La revista especializada más leída del mundo. Distribuida a los cinco continentes.
La edición digital se distribuye desde el 10 de junio de 1999.

Ir a inicio sitio web Ir a revistas anteriores

No podemos dar de baja directamente.

Por favor, si eso es lo que desea, teniendo abierta esta publicación en su correo, PULSE AQUÍ. Y quedará inmediatamente retirado o retirada, no recibiendo más nuestra Revista, las enseñanzas y ofertas.

Escríbenos a contacto @ serfeliz. net

Para suscribirse y recibir la revista por email: clic aquí.

Toma cinco minutos de tu tiempo y léela hoy. Tu vida puede cambiar muy favorablemente.

CIRCULO ALEPH
Revista digital gratuita con temas de desarrollo personal, liderazgo, autoestima, prosperidad, felicidad y temas afines.
Permitida la reproducción citando la fuente.
"Ser Feliz" no tiene una orientación religiosa ni política determinada.
Creador y Editor: Prof. Sergio Valdivia Correa.

Número 315

Contenido

Editorial

Lo importante es no desmayar

Esto te basta para seguir adelante

Claves para hablar con nuestros hijos adolescentes

Testimonios

Comparte esta revista con tus amigos.
¡Ayúdame a ayudar!
Regala calidad de vida.

Editorial

El valor de una vida se mide por las vidas que toca.

Sergio Valdivia y Revista Ser FelizTodos tenemos cualidades y deficiencias, todos tenemos potencialidades dispuestas a ser desarrolladas. En nosotros está la decisión de tener una vida difícil o una vida más fácil y feliz. Hay varias claves para lograrlo y de eso tratamos, una vez más, en este número. Desde luego, lo fundamental es atreverse a dar el primer paso. Ideal si se comienza en la niñez o adolescencia conociendo el arte de vivir, pero si no fue así, nunca es tarde para comenzar a aprender.

Sergio Valdivia
Escríbeme a correo
twitter: @sergiovaldivia
www.facebook.com/sergio.valdivia.correa

Instituto CIRCULO ALEPH te apoya en tu proyecto
de una vida más exitosa

Si vives en Chile, ya es el momento de desarrollar tus capacidades y de ser todo lo que puedes ser. Te ofrecemos un completo programa de cursos presenciales con enseñanzas y prácticas fáciles de aplicar y de resultados inmediatos.

Días y horarios de  cursos: aquí


Atención especial para alumnos del extranjero: www.circuloaleph.com/chile

Lo importante es no desmayar

www.serfeliz.net

Cuando se te presente la ocasión de una tarea que sea beneficiosa para ti y que represente para tu vida alguna ventaja notable, no renuncies a realizarla, antes de saber si eres suficientemente fuerte o estás lo bastante bien dotado para emprenderla.

Y aún suponiendo que no seas efectivamente capaz de llevar a cabo aquello que para ti representa un paso adelante en la vida, lo que se impone antes que nada es no desmayar.

En este caso, no desmayar, no significa, claro está, lanzarse a la tarea aludida aún en el caso de que no estés preparado o no seas capaz de salir airoso del paso.

No desmayar significa que si hoy no puedes hacer lo que te conviene, es muy posible que puedas hacerlo en el futuro.

Vuelve un poco la vista atrás y aprende de ti mismo. Tu vida anterior está más o menos viva en tu recuerdo para que puedas sacar de ella fecundas enseñanzas.

Sin duda te acuerdas de la época en que asistías a la escuela primaria. Allí te enseñaron a escribir. Empezaste con los círculos y palotes. Y haría sido absurdo que cuando tu mano manejaba con singular torpeza y vacilación la pluma te hubiesen propuesto o hubieses intentado espontáneamente llenar una página de texto con letras de calidad impecable. ¡No habrías sido capaz!

En esa edad, en ese momento del proceso educativo elemental, ni tú ni nadie lo habría podido cumplir.

Tuviste que pasar por centenares de ensayos, errores y correcciones antes de poder escribir con claridad y soltura. Hoy escribes sin dificultades. Te obedecen los dedos de la mano y el lápiz sigue, por decirlo así, paso a paso el dictado de tu pensamiento.

Pero imagina que mientras trazabas tus primeros palotes y círculos, al ver la escritura caligráfica aceptable de un compañero más adelantado o de un hermano mayor, se te hubiese ocurrido la idea absurda de que jamás llegarías a escribir, que no pasarías nunca de los círculos y palotes y que te quedarías en el punto en que estabas.

¿Verdad que hoy tal suposición e incluso la posibilidad de ella te parecen completamente sin sentido?

Y sin embargo, acaso te la hayas formulado —si no en el terreno de la escritura, en otros dominios— en que las tareas a realizar suponían menos esfuerzo, paciencia y constancia para llegar a adquirir la necesaria habilidad.

Probablemente te habrás creído incapaz, incluso antes de dar un primer paso a fin de adquirir la capacidad precisa.

Pero si para aprender a escribir estuviste largos meses manchando papeles con garabatos, en un principio ilegibles, ¿por qué ahora te vas a atemorizar ante la idea de un quehacer para cuyo aprendizaje necesitarás tal vez unas cuantas semanas?

Hoy como entonces acaso se requiera por tu parte de una larga serie de intentos para capacitarte en aquello en que no te sientas firme y seguro. Y tienes que hacer preceder cada intento de un acto de voluntad personal, porque no tienes ni a tus padres ni a tus maestros para que te impulsen.

En efecto, hoy tienes que obligarte a realizar el minúsculo primer intento, y después, el corto pequeño segundo ensayo, y así sucesivamente, hasta el final de la serie.

Si no puedes hacerlo todo de una vez, si la preparación que requieres es complicada, te queda la posibilidad de proceder por pequeños avances.

Cada pequeño éxito parcial te animará para el siguiente. Tu seguridad y tu confianza aumentarán en progresión creciente.

Y llegará el momento en que esto que ahora temes tanto lo harás con la misma facilidad, con la misma firmeza y con la misma seguridad con que hoy escribes de corrido un texto cualquiera.

Aprende de ti mismo y saca el máximo provecho de esa compañía que supone todos los recuerdos importantes de tu vida.

Y cuando estés bien preparado para algo, lo harás sin desfallecimientos ni vacilaciones. Sabrás vencer cualquier voz interior o exterior que pretenda frenarte los pasos.

Lo importante es no desmayar.

Sergio Valdivia

Desarrolla tu perseverancia

Poder Mental, perseveranciaAhora está en sus manos, y en sus oídos, hacer el cambio definitivo en su vida. Ahora puede desarrollar una ilimitada perseverancia programando su mente para ser constante, para tener motivación y entusiasmo, para tener fortaleza para luchar. Todo será más fácil de ahora en adelante. Simplemente relájese, póngase cómodo y déjese llevar por mi sesión de la grabación "Activando el Poder Mental para la Perseverancia".

Y no importa si hasta ahora no tiene perseverancia ni siquiera para escuchar la grabación. Desde la primera vez que la escuche, su mente comienza a reprogramarse para tener una perseverancia ilimitada.

www.circuloaleph.com/editorial/mas/perseverancia.htm

Esto te basta para seguir adelante

www.serfeliz.net

Vivir puede ser tan sencillo o tan complicado como queramos. Puede convertirse en un juego apasionante o en una batalla continua. Podemos manejar y hacer nuestro propio destino, o el destino nos terminará por manejar a nosotros.

El que tú hayas decidido comenzar a leer esto, significa que formas parte de un porcentaje bajísimo, de la gran elite, que posee dos armas fundamentales: leer y tener el firme deseo por hacer algo con su propia vida. Esto te basta para seguir adelante.

Todos tenemos éxitos y fracasos, tristezas o alegrías, momentos de júbilo donde gritamos y otros donde de rodillas imploramos.

Así es la vida del ser humano. Una obra de teatro, que tú mismo has ido armando. El escenario es el mundo, te han ido presentando a los “actores”, pero el que se va a llevar el papel estelar, eres tú mismo. El libreto se irá escribiendo, la escenografía aparecerá con los años y poco a poco, la historia se irá creando. Esto te basta para seguir adelante.

Cada quien tiene defectos y cualidades. A fin de cuentas, de eso está hecho el hombre. Acuérdate todos los momentos en que has caído, pero las miles de veces que te has levantado. Observa un poco tu vida, piensa en algo que te cueste o que debes mejorar, sé sincero, “nadie es perfecto”, no te engañes, con que te propongas una cosa, ya es una meta que alcanzar. Esto te basta para seguir adelante.

Todos queremos ser recordados. ¿Pero qué hemos hecho para lograrlo? Nadie quiere ser olvidado. Todos buscamos éxito e imagen personal. No busques donde no vas a encontrar. Lánzate a la aventura de trascender, pero por algo más importante que tu propia imagen; deja huella por Dios y por los demás. Así serás recordado siempre y el impacto ante los demás, será como nunca hubieras imaginado. Esto te basta para seguir adelante.

La felicidad se encuentra en los pequeños detalles. Gastamos toda una vida entera tratando de ser felices, para llegar al final y darnos cuenta, que todo era cuestión de voltear a lo “ordinario”, que en realidad era extraordinario. La felicidad no es un “sentimiento pasajero”, es una lucha continua que hay que emprender. Hay veces que hasta en el dolor se puede ser plenamente feliz. Tienes todo para sonreír, estar alegre y contagiarlo a los demás. Sólo falta tu actitud y algo de trabajo.

Esto te basta para seguir adelante.

Mis palabras pueden entrarte por un oído y salirte por el otro. Cuestión de decisión. Aprovecha lo que te sirve en el momento, porque a lo mejor justo cuando más lo necesites, ya habrán volado las ideas. Un entrenamiento que puedes hacer en un mes o una semana, pero que sé que te da resultados, para el resto de tu vida. Esto te basta para seguir adelante.

Sólo faltan unas preguntas: ¿quieres cambiar algo de tu vida?, ¿quieres trascender y dejar un impacto de generación en generación?, ¿quieres conocerte, aceptarte, superarte?, ¿quieres mejorar tu relación con Dios, con los demás y contigo mismo?, ¿quieres aprender cómo vivir más y mejor?

Te dejo la última palabra. Sólo falta un SÍ. Y con eso, te bastará para seguir adelante, el resto de tu vida.

Las grandes cosas siempre se inician con un primer paso. Por una persona que un día soñó que las cosas podían ser diferentes. La pregunta obligada es: ¿quién se atreve a dar ese paso?

Perseverancia lleva al éxito

Elegido del sitio de David Montalvo de México.

Claves para hablar con nuestros hijos adolescentes

www.serfeliz.net

En la relación entre padres e hijos, la clave está en el diálogo.

Hablar de un problema es tenerlo ya medio solucionado.

Pretender educar sin propiciar el diálogo es como intentar construir una casa sin una segura cimentación. Pero, ¡cuánto cuesta hablar con los hijos adolescentes! ¡Cuántas conversaciones acaban en monólogos! ¡Cuántas parecen “diálogos de sordos”! ¡Cuántas finalizan en una nueva pelea! “Mi hijo no me escucha”, “no se puede hablar con ella”, “siempre acabamos a gritos”, “parece que hablemos idiomas diferentes”… suelen ser las quejas justificadas de muchos padres. La verdad es que no resulta fácil hablar con ellos, sin embargo, hay que intentarlo.

Quizá se podría empezar teniendo en cuenta que el diálogo con adolescentes tiene unos requisitos propios:

En primer lugar, se trata de crear el ambiente propicio y buscar el momento adecuado: no cuando los padres quieren, sino cuando ellos lo necesitan. No es fácil estipular un momento al día para hablar, porque quizá “tenga que contar algo” en el momento menos oportuno. En ese caso hay que dejarlo todo y atenderle, porque, aunque en ese preciso instante haya cosas muy urgentes, seguro que no hay nada más importante. Si se deja pasar la ocasión, porque “ahora no, que estoy ocupada” o “después me lo cuentas, que tengo trabajo”, habrá desaparecido para siempre. Por eso, es decisivo que sepan que cuentan siempre con sus padres, que estamos ahí, y que lo estemos realmente.

Comunicarse con adolescentes. Adolescencia.El requisito de toda comunicación es la confianza. Si la primera vez que un hijo nos hace una confidencia “un poco fuerte”, nos echamos las manos a la cabeza, armamos un escándalo o lo castigamos severamente, probablemente sea la última vez que se sincera con nosotros. La confianza es una virtud recíproca, quien la otorga la recibe a su vez. No es una virtud que se adquiere, sino que se da: la condición de todo diálogo. Si no confiamos en nuestros hijos, si no les damos confianza, aunque nos resulte difícil e, incluso, nos parezca arriesgado, nos quedaremos sin saber lo que les pasa.

El tercer requisito para que funcione el diálogo con hijos adolescentes es aceptar sus formas. No podemos esperar que todo funcione como una balsa de aceite. La serenidad la tenemos que poner los adultos; los hijos tendrán probablemente salidas de tono, levantarán la voz o discutirán apasionadamente.

Pretender una conversación afable con un hijo o una hija adolescente es no entender su registro.

Mediante el diálogo se razona. No se trata de entablar batallas dialécticas, en las que pierde el que menos grita y no gana nadie, sino de razonar y hacer razonar. Pero eso no se consigue a base de poner sobre la mesa buenas razones desde nuestro punto de vista, sino de presentarles razones que tengan peso para ellos. Puede que para un adolescente “estudiar para llegar a ser algo en la vida” no tenga tanto peso como “estudiar para poder trabajar en lo que le gusta”.

En quinto lugar, padres e hijos debemos intentar llegar a establecer pactos. El “regateo” puede ser una forma de conversación que da mucho juego. Aquí hay que saber ceder en lo superficial, para “ganar” en lo esencial. Quizá merezca la pena “cambiar” un corte de pelo o un tatuaje por un domingo con la familia. La cuestión es que cuando se pacta, se produce un compromiso y el compromiso une.

Por último, hay que aprovechar el diálogo para dar criterios a los hijos. No se trata de hacer de cada conversación un sermón o una reprimenda, que generalmente no sirve para nada, porque el hijo ya está sobre aviso. Los típicos sermones o broncas se parecen a esa tormenta que, como se ve venir, nos da tiempo a refugiarnos o a coger el paraguas: te puedes mojar la primera vez, pero no las sucesivas. Siguiendo con el símil, las conversaciones con los hijos adolescentes no deberían ser tormentosas, sino como un fino “calabobos” que no logra alarmarnos lo suficiente como para buscar un refugio o sacar el paraguas, pero que acaba mojándonos. Ese “chirimiri” continuo permite que los padres podamos ir sembrando valores y criterios en nuestros hijos.

En todo momento debemos procurar transmitir optimismo, quizá es lo que más necesitan en la etapa vital que están viviendo. Si somos unos padres gruñones que sólo sabemos quejarnos por todo, que siempre estamos “rallando” con lo mismo, que somos incapaces de ver lo positivo de sus cosas, seguramente estaremos levantando sin querer un muro que intercepta toda comunicación. Algunas expresiones, que usamos demasiado a menudo, como: “Estoy harta de ti”, “Eres incapaz de hacerlo”, “Aprende de tu hermano”, “Me matas a disgustos”… no propician el diálogo, sino todo lo contrario. Mejor adoptar una actitud optimista y decir cosas como: “Estoy seguro de que eres capaz de hacerlo”, “Estoy muy orgulloso de ti”, “Noto que cada día eres mejor”, “Tú lo lograrás”…, seguro que hablamos más con nuestros hijos, porque encuentran en notros “unos padres con los que se puede hablar”.

Pilar Guembe y Carlos Goñi

Testimonios

En primer lugar quiero felicitarle por cada uno de sus artículos que nos envía, gracias a estos muchas personas tienen derecho a mejorar diariamente.

Por último, pedirle un favor de publicar un artículo sobre la educación de la niñez y del adolescente, para así tener en práctica con los hijos de cada uno de nosotros que tienen familia.

Estoy muy agradecido por todo su apoyo.

Segundo Vásquez T., Trujillo, Perú.


Estimado Sergio:

Por cosas del destino un día me encontré esta maravillosa revista en la Web; desde entonces soy fiel lectora de su revista. Le felicito por tan hermosa revista, ella me ha ayudado en mi vida personal, le doy gracias a Dios y a ustedes por este suplemento tan maravilloso.

Todos los mensajes que contienen son de mucha ayuda para nuestra vida cotidiana.

Esta revista me motivó a seguir estudiando y poderme superar cada día más, también me ha ayudado con mis hijos; más aún en mi caso que tengo una adolescente y algunas veces siento que es algo difícil; pero hay que seguir adelante.

La revista me ha ayudado a levantar mi autoestima; ya que he tenido problemas en mi trabajo y cuando pensaba que los demás eran superiores a mí; dichosamente me llegó al correo la revista #311 y ella me ayudó para levantar mi autoestima y sentirme mejor.

Esta revista es tan especial que cuando la leemos nos hace sentirnos mejor, importantes y que valemos muchísimo.
Gracias don Sergio porque nunca había leído una revista tan maravillosa e importante como lo es la Revista Ser Feliz; en verdad que nos irradia felicidad y nos ayuda a ser mejores cada día. Muchas gracias y mil bendiciones. Sigan adelante motivándonos a todos

Un abrazo bien fuerte a la distancia con mucho cariño.

Elizabeth Blanco Rodríguez, Guanacaste, Costa Rica.


De acuerdo a los consejos que se plantean en el articulo (“Consejos para relacionarse con los adolescentes”) creo que también es indispensable enseñarle a los adolescentes a valorar de forma objetiva el mundo que los rodea, hacer discriminaciones a partir de unos valores que deben ser aprendidos por el contacto con los padres, amigos, la vida escolar. Pienso que son los lugares donde se comienza a estructurar la personalidad de un individuo determinado, y estas bases harán de él una persona de bien, que valora lo que los otros desinteresadamente o con algún interés hacen por ellos.

Edgar Adrino Largo Arenas, Docente de Básica Primaria, Ulloa Valle del Cauca, Colombia.


Junto con agradecerte por esta maravillosa y didáctica Revista te cuento que yo fui una de las personas que seleccionó su pareja hace un buen tiempo atrás atraído por el modelo de belleza física del rostro y la sonrisa. Hace como un año atrás volví a las fotos de mi madre cuando yo era un niño y ella era muy hermosa.

Parece que yo me quedé pegado en esas imágenes de mi madre. Es lo que tu planteas en el artículo: "Las imágenes son primero".

Por ello ahora gracias a tus enseñanzas las he estado cambiando para elegir mejor, com mayor madurez y basado en los ideales espirituales que tanta veces me has enseñado. Las equivocaciones que acarrean esto son tremendas.

Marcelo Saavedra M., Temuco, Chile.


Hola gente linda.

Hace más de dos años que estoy con ustedes y el material me ha ayudado a crecer como persona. Con las siete leyes espirituales del éxito me ha ido súper. Han sido de gran ayuda para mejorar mi relación con una hija adolescente y va muy bien. También soy estudiante de Psicología Social Comunitaria y son la herramienta fundamental para mi trabajo en comunidad. Un abrazo gigante.

Margarita Velásquez, Villavicencio, Colombia.


Hola: Cada vez que leo sus instrucciones se renueva toda mi potencialidad de crecer y hacer crecer a los míos. Que Dios les proporcione a todos ustedes mucha sabiduría.

Tony Fernández, Venezuela.


¡FELICIDADES! Y gracias por contribuir a que cada vez más personas nos enriquezcamos con mensajes tan cargados de reflexión y motivación. Una gran contribución para un mundo en ocasiones tan sediento de justicia, paz y consciencia.

David I Berlanga. Chihuahua, México.


Es com mucho gusto que dedico un poquito de tiempo para hacerles saber(USTEDES DE LA REVISTA SER FELIZ) cuánto me ayudado en estos momentos de angustias, que pasaron a ser constantes, ya que enfrento situaciones bastante potentes en las que tengo que estar, o a lo menos parecer, serena. Leer la Revista que tan amablemente ustedes me envían me hace un beneficio enorme al alma.

Desde lo más profundo de mi corazón envío mis sinceros agradecimientos. ¡Muchas Gracias!

Fátima de Morais, Curacaví, Chile.


No sé cómo accedí a esta revista pero gracias a Dios ya llevo tiempo recibiéndola y estoy contenta con ello. Hoy en día en que la humanidad vive en crisis resulta loable la actividad que realizan todos ustedes al preocuparse por no dejar que el hombre camine cuesta abajo sino que levante la mirada, se torne de valor, de decisión y construya su propio camino. Estoy muy agradecida con ustedes, sus mensajes mas de una vez me han rescatado cuando la pena empezaba a gobernarme. Gracias de todo corazón, espero que continúen con tan costosa pero grandiosa labor, que Dios les ilumine y que surjan cada día, personas con iguales anhelos de querer ver al hombre progresar y no sucumbir. Gracias por todo y que sigan adelante.

Lorena Hurtado Ramírez. Perú.


Muchas gracias por enviarme la revista, felicitaciones Sergio, por que es una publicación muy interesante para levantar el ánimo y seguir existiendo con mayor entusiasmo lo que nos queda por vivir. Los artículos me han fortalecido y motivado.

Otto Marroquín, Guatemala.


Hace poco menos de un año, me suscribí a las publicaciones de la revista, cada vez que la recibo no dudo en compartir los artículos con mis seres queridos y todas aquellas personas que conozco y que se pueden aprovechar tan buena información.

En lo personal, aprendí a sonreírle a la vida, a agradecer a mi cuerpo, a mis órganos, y sobretodo a Dios cada momento y cada enseñanza.

A ustedes quiero agradecerles el "Ser Feliz" y hacer más feliz mi existencia.

Un abrazo Fuerte.

Yady Ballesteros, Colombia.


Estimado Sr. Valdivia:

Le felicito infinitamente por la labor que, aunque no lo conozco ni me conoce, a hecho en mi; todas las reflexiones que he recibido de SER FELIZ, me han ayudado de muchas formas en sobrellevar mi vida. Yo era una persona que no sabia por que camino andaba, necesitaba algo especial para sentirme mejor y valorarme como persona y sus escritos lo han logrado.

Ahora soy muy feliz conmigo misma y con las personas que me rodean. ¡Muchas gracias y mil felicidades!

Mercedes G.V., Saltillo, Coahuila, México.


Realmente es una revista muy edificante, nos enseña muchas cosas, nos hace tomar conciencia y valorar las cosas de la vida que deben ser tenidas en cuenta y no las vanalidades. Muchísimas gracias. Dios lo bendiga y lo guarde.

Maudel Peralta Beltrán, Colombia.


Estimado SERGIO VALDIVIA

Un tema de profunda reflexión son los brocárdicos sugeridos por MATIAS bajo el título de "ACUERDATE DE LO BUENO". Realmente sirve para superar toda contingencia y seguir con fe para volver a tener todo, como: cariño, alegría, bienes, salud y paz, de modo que he enviado a varios amigos para compartir estos bellos mensajes. Espero que será de mucha utilidad para todos para que se acuerden de lo bueno.

Y “Enseña a tu hijo a ser agradecido”, es una gran lección que he impreso para compartir con mis hijos para que tengan mayor comprensión al respecto.

Gracias, un abrazo.

Oscar Piscoche B., Huaraz, Ancash, Perú.


Sergio y colaboradores, es de color azul intenso y con una suave melodía como percibo la revista. Es hermoso. Gracias por la paz que me inspiran.

María Isabel Oviedo U., Chile.


Tengo que agradecerle muchísimo el recibir sus emails. La verdad es que, teniendo en cuenta los "tiempos que corren", en los que todo se basa en tener y no profundizar en nada y menos en uno mismo, me es muy gratificante encontrarme con los comentarios y artículos de su revista. Lo único que siento es no poder asistir a alguno de los cursos que usted organiza. Muchas GRACIAS por todo.

María Angeles Garcés, Zaragoza, España.


Comentario. Es posible que alguien organice un día de estos una actividad mía por España y, quien sabe, podamos encontrarnos físicamente.


Estimados amigos:

Como en tantas ocasiones anteriores, la edición de esta semana está particularmente buena! Los temas expuestos cumplen la doble condición de ser profundos, pero a su vez estar presentados en forma muy clara y sencilla, de modo que su contenido puede llegar a todo tipo de lector.

Y, si me permiten hacer una recomendación a los lectores: cada re-lectura de los temas, algunos días o semanas después, parece dar mayor profundidad y claridad a la enseñanza, de modo que no me queda más que agradecerles y felicitarlos por la encomiable labor a que se han dedicado. Da gusto observar, mediante la selección de Cartas, cómo tantas personas, desde los más diversos lugares, nos alimentamos cada semana con estas valiosas enseñanzas.

¡Sigan Adelante! y que continúen teniendo cada vez más éxito en esta maravillosa empresa.

Felicidades y nuevamente: ¡GRACIAS!

Aurelio Sandoval, Temuco, Sur de Chile.


Les estoy muy agradecida por los maravillosos mensajes que siempre me mantienen viva y cada día me inyectan felicidad y ganas de vivir: son mis eternas palabras de agradecimiento.

Siempre estoy a la espera de encontrarme con sus tan buenos e interesantes artículos que me han permitido conocerme mejor y darme ánimos cada día, y a todos los que me rodean. Me encantaría que escribieran artículos de como vencer la timidez, ya que es un punto que quiero mejorar, me despido de ustedes, muy contenta por todos sus mensajes en este último número.

Cristina, Maracay , Venezuela .


Comentario. Cristina, tengo una grabación (audio libro con prácticas) especial para ayudar a vencer la timidez. Visita: www.circuloaleph.com/editorial/sub.htm


Estimados amigos de esta gran revista. Les escribo para felicitarlos y auparle, sigan adelante por este medio trasmitiendo tan bellos mensajes llenos de tanto conocimientos y sabidurías.

Siempre estoy muy atento todas la semanas, me llegue la revista y voy guardando en mis archivos todos los mejores de ellos, bueno (casi todos). Igualmente se los envío a mis contactos de manera que no disfruto solo de sus escritos.

Felicitaciones y siempre dispuesto a colaborar con Uds.

Nerio J Ortigoza, Maracaibo, Edo Zulia, Venezuela.


Hola Sr. Sergio Valdivia. Me interesa mucho sus consejos, sus manera de ver la vida, sus pensamientos, las opiniones los cuales me hacen ver la vida diferente y me sirven de mucha ayuda en mi vida cotidiana. Gracias por esa manera tan expresiva que usted tiene, por esa alegría que se le refleja en el rostro el cual contagia a cualquiera. Ojala algún día lo conozca personalmente. En sus fotos enviadas por internet es usted una persona muy alegre y activa, me recuerda a una frase que me envió que dice: El valor de una vida se mide por las vidas que toca. Usted tiene toda la razón, ¡que bonita frase!, espero que me envíe más. Gracias le doy a Dios por haberlo puesto en mi camino aunque sea por internet, pero creo tener un gran amigo.


Gracias Sr: Sergio.

Edicta de Pérez, Guanare, Estado Portuguesa, Venezuela.


Comentario. Amiga Edicta, gracias por tus palabras de estímulo. Tengo muchos deseos de conocer Venezuela y tal vez, en breve tiempo, pueda visitar tu país.


Amigo Sergio:

Te llevo leyendo varios años, y cada vez que te leo es como si fuera la primera vez. Transmites una energía muy relajante a través de tu prosa, de tu verbo, es una delicia leer tu revista.

Así que creo que no hay mucho más que añadir, solamente gracias.

Luis, Alicante, España.