SER FELIZ con Sergio Valdivia

El éxito en su hogar · Revista Digital (Ezine)
del Desarrollo Personal

La revista especializada más leída del mundo. Distribuida a los cinco continentes.
La edición digital se distribuye desde el 10 de junio de 1999.

Ir a inicio sitio web Ir a revistas anteriores

No podemos dar de baja directamente.

Por favor, si eso es lo que desea, teniendo abierta esta publicación en su correo, PULSE AQUÍ. Y quedará inmediatamente retirado o retirada, no recibiendo más nuestra Revista, las enseñanzas y ofertas.

Escríbenos a contacto @ serfeliz. net

Para suscribirse y recibir la revista por email: clic aquí.

Toma cinco minutos de tu tiempo y léela hoy. Tu vida puede cambiar muy favorablemente.

CIRCULO ALEPH
Revista digital gratuita con temas de desarrollo personal, liderazgo, autoestima, prosperidad, felicidad y temas afines.
Permitida la reproducción citando la fuente.
"Ser Feliz" no tiene una orientación religiosa ni política determinada.
Creador y Editor: Prof. Sergio Valdivia Correa.

Número 300

Contenido

Editorial

Tan sólo dos palabras

Amor naciente

Karma: Causa-Efecto

Testimonios

Comparte esta revista con tus amigos.
¡Ayúdame a ayudar!
Regala calidad de vida.

Editorial

El valor de una vida se mide por las vidas que toca.

Sergio Valdivia CorreaHoy conversaremos sobre la importancia práctica del amor y las consecuencias futuras de aplicar o no oportunamente este sentimiento. Como se sabe, todos cosechamos lo que sembramos.

Como es habitual, los temas son tratados por diversos colaboradores que tienen distintos puntos de vista y concepciones de la vida. Sin embargo, sus recomendaciones prácticas son aplicables para todos, sin tener necesariamente que compartir sus ideologías. Así, cada suscriptor encontrará en cada número de la revista al menos algún artículo que le sea de utilidad.

Para celebrar los trescientos números publicados y como una manera de expresar mi reconocimiento a los colaboradores, quienes hacen posible el crecimiento y prestigio de la revista, hoy no escribo un artículo dejando todo el espacio para ellos.

Sergio Valdivia
Escríbeme a correo
twitter: @sergiovaldivia
www.facebook.com/sergio.valdivia.correa

Instituto CIRCULO ALEPH te apoya en tu proyecto
de una vida más exitosa

Si vives en Chile, ya es el momento de desarrollar tus capacidades y de ser todo lo que puedes ser. Te ofrecemos un completo programa de cursos presenciales con enseñanzas y prácticas fáciles de aplicar y de resultados inmediatos.

Días y horarios de  cursos: aquí


Atención especial para alumnos del extranjero: www.circuloaleph.com/chile

Tan sólo dos palabras

www.serfeliz.net

Domingo en la noche. Mis dos mujeres ya habían dispuesto ver una película en la televisión: “102 dálmatas”. Por aquello de las malas interpretaciones, aclaro que estoy hablando de... ¡mi esposa y de mi hija! No soy polígamo, así que nada de pensamientos extraños. Pues bien, desde los primeros minutos esta cinta no hizo química conmigo, por lo que decidí irme para mi habitación a ver “El planeta de los simios” (versión actualizada), que daban en otro canal.

Apenas me estaba tendiendo en la cama para verla cómodamente, cuando apareció en la puerta mi hijo Esteban, de dos años y medio. Pocos segundos bastaron para que tuviera la cama llena de pequeños automóviles con los que le encanta jugar. Al inicio intenté ignorarlo. La verdad quería ver con calma esta película, ya que no había tenido oportunidad de hacerlo con anterioridad. Pero “mi pequeño terremoto” tenía otros planes para mí...

Rápidamente, mi hijo estaba en la cama, encaramado sobre mi espalda. ¿Adivinen quién iba a servir de caballo por algún rato? Lejos de enojarme, su actitud me tenía divertido. Sin embargo, no quise dar el brazo a torcer. No me iba a doblegar tan fácilmente. Seguí “indiferente”, “absorto” en la película. Al rato, Esteban estaba saltando sobre mí, lanzándose de un lado para otro y tratando de acaparar mi atención.

Le grité a mi esposa que me quitara aquel “atentado terrorista” de encima, ya que en cualquier momento iba a sufrir un accidente, al pasar recto y caerse de la cama. Su escandalosa carcajada se escuchó en aquel recinto. Y acostándose frente a mí, levantó sus manos, atrapó mi cara obligándome a verlo y me dijo: –Te amo, papi.

No tengo que decir que hasta allí llegó mi disposición de ver la película. Aquel pequeño me había cautivado con sus palabras. Y para cerrar con broche de oro, se acurrucó junto a mi pecho.

La sensación que se adueñó de mí en ese momento es sumamente difícil de describir. Lo besé y allí se durmió tranquilo, al tiempo que yo jugaba con sus cabellos. Contemplándolo, recordé las palabras recién leídas de C. Sandburg: “Un niño es la opinión de Dios de que el mundo debe continuar”.

Mi pequeño había utilizado las dos palabras más poderosas que he conocido. Pero para ello, tienen que ser expresadas desde lo más profundo del corazón, como él lo hizo. Usadas superficialmente, no tienen sentido.

En mi familia hemos procurado que estas palabras siempre estén presentes. Representan la fuerza que nos motiva y une. Y somos conscientes de que son necesarias para crecer.

El empleado requiere que alguien le esté diciendo que su trabajo estuvo bien hecho, la ama de casa necesita que alguien le diga la importancia que reviste su silencioso trabajo, el alumno necesita que su maestro o profesor le exprese palabras de aliento hacia su esfuerzo en el estudio. Si para todos ellos es necesario el reconocimiento por lo que hacen... ¡imaginen entonces que importancia reviste un “te amo” en una relación afectiva!

Ya sea que se trate de una relación de pareja, de padres e hijos, de nietos y abuelos, de hermanos y hermanas, etcétera, todos tenemos necesidad de afecto. Así que no seamos mezquinos en darlo. Sorprendamos a nuestros seres queridos con estas dos maravillosas palabras. Utilicémoslas con mayor frecuencia. No pensemos que suenan demasiado cursi para expresarlas. Ambas valen su peso en oro. Así que compartámoslas sin limitaciones de ninguna especie.

Eladio Alonso Valerio Madriz, Atenas, Costa Rica

Fragmentos del libro "Vive y ayuda a vivir" de Panorama Editorial, S.A. de C.V. de México. L.

Más de 42 años dedicado a mejorar la Calidad de Vida de miles de personas en todos los países de habla hispana.

Sumemos a esto los descubrimientos más actuales para aumentar los años de vida con calidad. Todo esto lo puedes obtener simplemente con mis dos nuevos audiolibros "Calidad de Vida". Todo un sistema para dar un vuelco a tu existencia.

 

Déjame enviártelos a tu casa y apoyarte en un futuro feliz. www.circuloaleph.com/editorial/vida.htm 

Amor naciente

www.serfeliz.net

El amor es la entrada en el otro, la sustitución del que creemos ser, por el que en realidad somos; es un cambalache de destinos en el que se asumen sufrimientos ajenos y se comparten miradas fugaces, carambolas rápidas y vibraciones de onda semejante.

El amor es una noche húmeda y cálida, en la que el bosque y la llanura se confunden, y el espacio se embriaga de matices altaneros; mientras las ranas saltan y croan y las luciérnagas verdes vuelan, fosforescentes en la opacidad de la noche, oscura del estío ruidoso; en el firmamento estrellado de la dicha jubilosa.

La conciencia amorosa se expande en círculos concéntricos, de la misma forma que las células del ojo excitan, redondonas, las fibras del nervio óptico. Desde el amor se admite, se expande el epífoco de la vibración terrena; en portal de entradas y salidas precoces; de lanzas que ascienden corazón arriba; de agentes en contacto subconsciente, que confunden el tiempo con el espacio, mimetizando el efecto y la causa, el todo y la parte… el todo y la nada: amor que desconoce, que por definición desconoce.

Amor que reta al entendimiento, al olvido inmediato, al paroxismo del conocimiento que explota y llena el firmamento de risas desenfrenadas. El amor es como el hambre, que sólo se siente cuando falta, cuando hartos ya de poder y registro, de gobierno y comprobación, nos sentamos sobre nosotros mismos, en esa mirada interior que rescata y enciende la llama blanca: el cariño necesario, la caricia tierna sobre la carne dolorida.

El amor es como el sol, que luce de día y permanece de noche, evocando su calor. Es el recuerdo permanente de lo que hemos dejado de no ser, para existir en lo que somos; es la victoria sobre el hielo de la mente que congela la conducta, haciéndola protocolaria y rígida, reservada y forzada; coaccionada bajo la represión, la amenaza o el drama; es explosión de arte creador que sintergiza el espacio circundante, ordenando el sentido de los que ven y enlazan, conectan, comprenden y callan.

Cuando amamos recuperamos la dignidad, enarbolamos la bandera original y expandimos el interior de nuestro saber, claro y oscuro. Aceptamos el sometimiento a la imagen propia construida, recogiendo los pedazos del ser repartidos por el mundo, entre el ritual y el caos de la improbabilidad pasajera. Trozos de un espectro carcomido, deslizado sobre el cuerpo etéreo, y encerrado en la caja de los sueños silenciados. Ruptura de demandas; de carencias contraídas en la niñez; de encarnaciones malogradas; vestidos de algodón y puntilla; galletas racionadas; tortazos a destiempo; paradojas insalvables; anhelos incumplidos; terceros extraños… fragmentos de nuestro ser que nos construyen, despedazándonos.

El amor es el sentir de un momento crítico y decisivo, que siempre renueva nuestra adecuada permanencia. Anhelando el vuelo de la idea, de la visión, del incondicional que no pide, que sólo comparte, que se ofrece desnudo a las ánimas del mundo; qué difícil es no pedir en el amor, dejar de poseer, de anhelar, de sufrir por ello. Lo manifiesto, el coxis de la vida, se torna real con la música del alma que se agita en el interior de nuestro plexo, cuando el poder personal nos llama a planos más elevados, a dimensiones de rigor y orden cósmico: indescifrable amor. Indescriptible por la magnitud de su entrega, incomprendido por el dolor sobre el que vierte su linfa, inadecuado para el orden carcomido y sediento de esclavos; el amor es libertad en vida.

 

 

 

 

 

 

William-Adolphe Bouguereau (1825-1905). Amor Fraternal (1851).

Es un encuentro entre besos de miel y dulzura, que llenan el manto de los cuerpos excitados, sorprendidos ante tanta belleza y densificados por la energía que los traspasa. El amor mezcla las palabras entre suspiros y miradas de un encuentro lejano, inefable y cercano; despertando al antropoide que nos habita, desperezándolo, hasta tensar la cuerda, horadar la cueva, y descubrir sus secretos al albor de gemidos inalterados, de explosiones de fuego y llantos soterrados. Amor que roza las almas, sabedoras de la nada, ilusionadas con el vacío del lleno, de la onda que vibra, de las caderas que saltan; que traslada el tiempo, confina el espacio, y hace del encuentro un universo de encuentros, saberes, certezas dichosas; en el fragor de la lucha, de la tregua y la calma.

El amor te lleva hasta el hogar de la lumbre que arde contigua, que comparte contigo, que te mira y te sonríe sin palabras. En ese hogar que es llama de sentidos, vino de Rioja, aceitunas de Jaén y lechugas de la huerta; que unifica los linajes al abrigo de la sed calmada, entre entuertos y bromas socarronas; bajo normas obsoletas, incumplidas y chanzadas; alejadas de la luz pero cercanas al alma. En ese fogón de chimenea caliente y mirada panorámica, que discute, que embellece, que deleita desde el detalle, acariciando los cansancios, decorando los lugares, dispersando los miedos y verdeando las savias. Sin amor la vida es sola.

Javier Revuelta, Torrelavega, Cantabria, España.

Consultor y formador en habilidades sociales.

Karma: Causa-Efecto

www.serfeliz.net

En nuestra cotidianeidad no conseguimos todo lo que deseamos en forma inmediata porque habitualmente estamos desalineados con las leyes que rigen el universo. No las hemos entendido, no las hemos estudiado o no las hemos experimentado conscientemente a través de la experiencia de la Atención Consciente. Siguiendo con las reflexiones de Las siete leyes espirituales del Éxito voy a explicarles hoy cómo funciona la Ley del Karma o de Causa y efecto, la cual es aplicable al día martes, y se trabaja haciéndonos conscientes constantemente de las elecciones que hacemos a cada momento y adoptando una responsabilidad de esas elecciones.

Las siete leyes espirituales del éxito son principios poderosos que les ayudarán a alcanzar el dominio de sí mismos. También verán que su vida se volverá más alegre y próspera, porque estas leyes también son leyes espirituales de la vida, aquellas que hacen que vivir la vida valga la pena.

La ley del karma o causa-efecto funciona de la siguiente manera, diariamente Dios con el libre albedrío que nos otorga pone ante nosotros una serie de situaciones donde tenemos la capacidad de escoger entre varias alternativas. En muchas ocasiones desactivamos la Atención Consciente y tomamos las elecciones menos adecuadas para nuestro desarrollo espiritual y bienestar global; con el paso del tiempo la consecuencia de esa elección repercute en nuestra vida y se presenta como un karma ( efecto, recuerdo) que debemos enfrentar y superar porque tenemos la capacidad de ser arquitectos de nuestros destinos , porque, aunque la buena suerte sea regida por el cielo, nuestro destino estará siempre en nuestras manos y las decisiones que tomemos diariamente.

Quiero que enfoquen sus lentes del entendimiento en las siguientes líneas: todos los acontecimientos que se nos presentan en el destino diario tienen una causa que se estriba en decisiones del pasado. Para que fijen lo que les quiero transmitir voy a poner un ejemplo: Luis Eduardo esta padeciendo a sus 45 años de cáncer de pulmón, y empieza a renegar en contra de Dios y su desdichado presente, sin embargo, en ese momento olvida que desde los quince años de edad ha fumado y está catalogado entre sus conocidos como un fumador adicto. El cáncer ha sido el efecto de no prestar Atención Consciente al fumar incesantemente por más de tres décadas. Como quiero que atisben bien esta ley les pongo otro ejemplo: Jesús Alberto está renegando contra Dios y los Santos porque ha estrellado su carro último modelo contra una pared. Sin embargo , ese es el efecto porque la causa ha sido que debido a la celebración y alarde de su carro nuevo, entró en un estado de ebriedad y en esa circunstancia es imposible activar la Atención Consciente. El efecto fue el accidente que sufrió. La moraleja es que no previó lo que pudo pasar, tenía desactivada la Atención Consciente de su presente y estaba distraído en trivialidades regidas por el Ego.

Quiero que imaginen casos que conozcan donde puedan encajar la Ley del KARMA. Pueden ser de conocidos o de ustedes mismos. Una vez lo hagan es importante asumir su cuota de responsabilidad en la situación y transmutarla, dejarla en el pasado como un recuerdo. Es importante que en todo momento mantenga su atención en el presente porque es la manera de no crear semillas, de cosechas negativas que repercutirán en su futuro.

Recuerda que además de los acontecimientos o experiencias que generamos por nuestras actuaciones, hay algunas que no responden a efectos de actuaciones pasadas sino a pruebas que nos han puesto para superarlas, es decir, sobrepasarlas y aprender la lección, de lo contrario, volverán a nosotros con una mayor intensidad hasta que seamos capaces de captar el aprendizaje. Recuerda que tú tienes la capacidad de ser el arquitecto de tu futuro, porque aunque la buena suerte sea regida por el cielo, tu destino siempre está en tus manos.

Elsy Mata Marcano, Venezuela.

 

Testimonios

Me la envió un amigo y me gusto mucho ¡¡¡Gracias!!!

Mabel Masuelli D., Quilmes, Argentina.


Por invitación de un amigo me di cuenta de su revista, teniendo la oportunidad de leer una parte de sus artículos y realmente los felicito por compartir con nosotros las experiencias y consejos para mejorar la calidad de vida, Gracias por anticipado.

Juan Antonio Reynoso C., León, Guanajuato, México.


He tenido de leer sus artículos a través de amigo compatriota peruano que también escribe y me recomendó su portal y estaré agradecida me envíe sus temas. Gracias.

Rosana Chenchin K., Lima, Perú.


Mi amado amigo me ha enviado mensajes de esta reviste y me gustó mucho.

Evelyn Romero M., Lares, Puerto Rico.


Revista Ser Feliz es compartida con familiares y amigos.

Trabajo en un centro de salud y estoy ofreciendo taller de relajación, me gustaría recibir o que me aconsejaseis de algún material escrito o audio. Direcciones si puedo encontrar en Madrid. Un saludo y muchas gracias.

Concepción Espariz C., Madrid, España.


Comentario: Visita nuestra página www.circuloaleph.com/editorialEncontrarás abundamente material de audio y escrito. No tenemos todavía representación en Madrid, pero despachamos a todo el mundo.


Hoy necesitaba leer algo que me hiciera sentir bien pues había estado un poco deprimida. ¿Por que? No hay razón ni yo lo entiendo, pero al leer sus artículos me llenaron de motivación. Es por eso que me encantará recibir más publicaciones. Gracias por la tarea que realizan: es muy hermosa.

Tendre C, Chaville, France.


Gracias por preocuparse por el bienestar del resto de la humanidad. Sólo así podremos transformar el corazón de las personas.

Enrique Andrade D., Ocala, U.S.A.


Solamente decirles que me parece una revista extraordinaria y que anteriormente cuando tenia la otra cuenta de correo electrónico, nada más ver un correo de ustedes ya me alegraba porque estoy estudiando psicología y sus artículos ayudan muchísimo para hacer más sabios, comprensivos y empáticos a

los seres humanos.

Mis más sinceras felicitaciones por su trabajo diario.

Maialen Plaa B., Arrigorriaga, España.


En alguna oportunidad llegó a mis manos la revista Ser Feliz, y me gustó mucho. Aún conservo algunos ejemplares. Me alegra saber que hay aún personas que procuran ayudar a otras, sobre todo en estos tiempos en los que vivimos tan desconectados de todo lo espiritual y nos olvidamos que la felicidad está dentro y no fuera de nosotros. Gracias.

Elcira Falcón T., Santiago, Chile.


Hola a todos los editores de la presente revista y saludos y sigan para adelante. que ustedes. sí saben estimular a la gente para que lleven una vida mejor y mas armónica. Los felicito por ello y un apretón de manos. Sigan para adelante .

Centro cultural: Culture and club Ninacaca-Pasco-Perú.

Edmar Quispe Ll., Pasco, Perú.


Bueno yo asisto casi todos los miércoles aquí en la sede de San Felipe del Círculo Aleph a las reuniones que se realizan y me gustan bastante. Incluso asisto con mi hijo de 12 años, al cual también le gustan mucho. Es por esto que busqué la página y me gustaría recibir la revista. Gracias.

Mabel Vargas B., San Felipe, Chile.


Hace ya algunos pocos años recibo su inapreciable revista. Estoy seguro que si hubiere más personas que la conocieran seríamos muchísimos más quienes saldríamos beneficiados.
¡FELICIDADES!

José Guadalupe Peña González, Monterrey, México.


Recibí la información por medio de Sinthokai donde realicé un curso de masajes con esferas. Me alegra el haberme enterado de la existencia de Aleph. Espero seguir en contacto y poder en el futuro acceder a los cursos grabados por ustedes. Desde ya muchas gracias. Martha Borgese, Buenos Aires, Argentina.

Estimado Sergio, gracias por tus escritos y los de tus colaboradores. Me ayudan muchísimo a mí, mi familia y a las personas que dirijo. Gracias y me siento orgulloso de ser compatriota suyo.

Aníbal Jerez C., Viña del Mar, Chile.