SER FELIZ con Sergio Valdivia

El éxito en su hogar · Revista Digital (Ezine)
del Desarrollo Personal

La revista especializada más leída del mundo. Distribuida a los cinco continentes.
La edición digital se distribuye desde el 10 de junio de 1999.

Ir a inicio sitio web Ir a revistas anteriores

No podemos dar de baja directamente.

Por favor, si eso es lo que desea, teniendo abierta esta publicación en su correo, PULSE AQUÍ. Y quedará inmediatamente retirado o retirada, no recibiendo más nuestra Revista, las enseñanzas y ofertas.

Escríbenos a contacto @ serfeliz. net

Para suscribirse y recibir la revista por email: clic aquí.

Toma cinco minutos de tu tiempo y léela hoy. Tu vida puede cambiar muy favorablemente.

CIRCULO ALEPH
Revista digital gratuita con temas de desarrollo personal, liderazgo, autoestima, prosperidad, felicidad y temas afines.
Permitida la reproducción citando la fuente.
"Ser Feliz" no tiene una orientación religiosa ni política determinada.
Creador y Editor: Prof. Sergio Valdivia Correa.

Número 291

Contenido

Editorial

Enseñando al “Monito”

Cambiando el miedo en poder

El vínculo entre el intelecto y las emociones

Testimonios

Comparte esta revista con tus amigos.
¡Ayúdame a ayudar!
Regala calidad de vida.

Editorial

El valor de una vida se mide por las vidas que toca.

Este fin de semana tuvimos la satisfacción de premiar a los niños y jóvenes seleccionados entre miles en los concursos de arte por la paz (diseño de tarjetas por la paz y ensayos por la paz). Decenas de miles de personas pensaron aunque sea un poco sobre la cultura de la paz. El amor, la comprensión, la apertura de mente, el respeto por el otro, son algunas de las cualidades que nos permiten vivir con más armonía con nuestra familia, vecinos y amigos. Y así, contribuimos un poco a la paz entre las naciones.

Sergio Valdivia Correa

Hoy comparto variados temas en la revista para que, de todas maneras, alguno te sirva. Es muy importante leer la revista cuanto antes. Si lo dejas para después, al no elegir y exigir un tiempo para ti, es posible que te pierdas valiosas oportunidades en tu vida. 

Sergio Valdivia
Escríbeme a correo
twitter: @sergiovaldivia
www.facebook.com/sergio.valdivia.correa

Instituto CIRCULO ALEPH te apoya en tu proyecto
de una vida más exitosa

Si vives en Chile, ya es el momento de desarrollar tus capacidades y de ser todo lo que puedes ser. Te ofrecemos un completo programa de cursos presenciales con enseñanzas y prácticas fáciles de aplicar y de resultados inmediatos.

Días y horarios de  cursos: aquí


Atención especial para alumnos del extranjero: www.circuloaleph.com/chile

Enseñando al “Monito”

www.serfeliz.net

Cada cierto tiempo, nuestro perrito, el “Monito”, escarba en el jardín y hace un hoyo. Suele hacerlo cuando siente mucho calor y no encuentra como refrescarse, especialmente cuando queda solo un tiempo.

Enseñarle a no hacerlo, no es fácil, pues a los animales hay que descubrirlos “in fraganti”, en el momento justo de la comisión del delito. Los perros tienen asociación mental de corto alcance, de modo que si lo reprendes pasados unos minutos, él no tiene cómo comprender que se le castiga por hacer aquel hoyo. Asocia la reprimenda a lo que acaba de hacer (justo en ese momento estaba completamente tranquilo y feliz meneándote la cola en señal de aprecio). La mayoría de las personas no toma en cuenta esta realidad y castiga a los animales con la lógica humana, provocando en ellos el desconcierto y el estrés. Si no se le puede reprender inmediatamente de cometido el acto que queremos corregir, hay que tener paciencia y esperar otra oportunidad.

Lo mismo vale para los premios. Ideal que solamente tuviéramos que elogiarlos. Cuando tu mascota haga algo bien, manifiéstale claramente que estás contento por ello. Un perro, por ejemplo, estará feliz de complacerte, es el motivo de su vida. El premio, aquí también, debe ir inmediatamente al hecho que queremos gratificar, para que él lo pueda asociar.

Otra diferencia del Monito con los seres humanos es que él es incapaz de sentir rencor. Por eso, aunque los dueños maltraten a sus mascotas, éstas volverán cariñosas al lado de ellos. Pero es mejor tratarlas con respeto, para que se críen sanas, vigorosas y sin agresividad. Estas pequeñas consideraciones se compensan con los momentos de alegrías y cariños que nos entregan por muchos años.

Con el trato humano hay ciertas semejanzas y ciertas diferencias, por cierto. Es igualmente válido que si tienes que llamarle la atención a alguien, es conveniente hacerlo lo antes posible, aunque esperando el tiempo necesario para serenarte y para hacerlo en privado. Y si la otra persona ha hecho algo que te produce satisfacción, hazlo ver inmediatamente con un elogio sincero. Verás que obtendrás muy buenos resultados.

Cuando te molestes por algo que ha hecho o no ha hecho otra persona, exprésate sin descalificarlo ni atacarlo. Simplemente señala el hecho en particular y cómo a ti te ha afectado. No atribuyas intenciones ni generalices. Porque las personas tienen su orgullo y es fácil que guarden rencor, a diferencia de mi “Monito”. Si criticas, descalificas y atacas a alguien, es posible que ganes la discusión o que hagas valer tu mayor jerarquía, pero al final nadie gana, porque ha quedado resentido y en cualquier otra ocasión, esa persona aprovechará consciente o inconscientemente una oportunidad para desquitarse.

Prefiere el elogio a la crítica. Y si tienes que corregir, señala el hecho preciso, indica por qué te afecta negativamente y sugiere una corrección. Te irá mejor en la vida.

Sergio Valdivia

 

¡Ten ahora mismo, el Código del éxito!

Libro código del éxitoEn lenguaje sencillo y con ejemplos de la vida diaria Sergio Valdivia le enseña a lograr la plenitud de sus posibilidades . Sencillas normas que le conducirán inevitablemente al éxito en la vida sea cual sea su actividad.El Código que toda persona de éxito sigue está ahora en sus manos. 13 x 19 cm. 112 págs.

www.circuloaleph.com/editorial/codexi.htm

Cambiando el miedo en poder

www.serfeliz.net

¡Cómo cambiaría su vida si sacara de su interior todo lo que ha temido! Piense en esto. Uno de los temas que sé, por el trabajo que he realizado con las personas por cerca de dos décadas y por mi propio desarrollo, es que las cosas cambian. Y todavía hay muchas personas diciendo que odian el cambio. El cambio es inevitable en el crecimiento y si usted odia el cambio, tiene una ecuación mala para una vida buena. Una de las razones principales por las que las personas odian el cambio que es que tienen miedo de él. El cambio implica que tiene que pasar al territorio desconocido.

Considere estas dos preguntas: 

¿Dónde limita su vida el miedo?

¿Qué haría, quién sería, dónde iría si sus miedos fueran simplemente puntos de apoyo para tener más poder? 

Si usted es honesto consigo mismo podría listar numerosas áreas de su vida en las que se hizo a un lado debido al miedo no desafiado. Piense en las conversaciones que no tiene, las personas con las que no se permite reunirse, los negocios o decisiones de vida que usted tomó para evitar el miedo. 

El tema es que la mayoría de las personas tiene miedo de lo desconocido: no saber el resultado de una acción, una relación, o una decisión. La mayoría de las personas gira en torno a lo que ya saben y entonces se quejan de cuan aburrida es la vida o cómo nada cambia realmente en la vida. Muchos escogen el mismo curso de acción repetidamente aunque haya demostrado que no trae los resultados que quisieran. 

El miedo es una de las principales causas que está debajo de estas decisiones. Psicológicamente significa que las personas refuerzan una vieja identidad que se formó por su pasado, aun cuando esa identidad sea dolorosa. Se les enseñó que no pueden tener lo que quieren de modo que continúan viviendo de acuerdo con esa vieja creencia de su viejo yo. Espiritualmente significa que las personas no exploran ni se abren más de lo que creen ser. Económicamente significa que no toman riesgos calculados e informados. 

El miedo ahoga la exploración en muchos frentes. Pero la verdad sobre la vida es que ésta cambia a cada instante, la creatividad de la Naturaleza está siempre trabajando. El planeta está cambiando, la vida está evolucionando. Y creo que hay una dinámica oculta en la vida que trabaja para perfeccionarnos a cada uno de nosotros si nos permitimos salir de nuestra esfera conocida y experimentar con nuestras valiosas vidas. Fuimos diseñados para el crecimiento y la Naturaleza trabaja con nosotros en este movimiento. Como dice el poeta Rilke: "El que lucha junto a nosotros es muy grande." Enfrentar nuestros miedos directamente y desafiarlos abre una fuente de creatividad que sirve al desarrollo de nuestras vidas y de nuestros negocios. 

Los sucesos de estos últimos años han subrayado, para muchos, el hecho que con lo que nosotros contábamos previamente -paz y seguridad en la que teníamos esperanzas- pueden no ser como las piedras sólidas que habíamos supuesto. ¿Qué parte de su vida está viviendo en miedo o terror? Para algunos es: 

El miedo de construir una nueva vida después de una enfermedad mayor o pérdida. 

Arriesgarse a la próxima etapa de crecimiento en su negocio –arriesgarse al éxito real. 

Hacer un cambio creativo fuera de su zona de comodidad actual.

Permanecer solo y aislado. 

Paralizarse ante la incertidumbre financiera. 

El cambio nos lleva a un territorio desconocido. Lo desconocido es la dinámica oculta en todas las situaciones anteriores. Pero lo que yo he encontrado es que la Vida es más rica cuando nosotros aprendemos a caminar en lo desconocido. Cuando aprendemos a hacer esto construimos nuestro poder personal: el poder para hacer el cambio, el poder para sacar más de nosotros en el mundo y en nuestro trabajo. Éste es el poder que se necesita en el futuro -el poder para pasar con seguridad hacia lo desconocido. 

Para resolver los desafíos en nuestras vidas y en el planeta todos necesitamos aprender a abrirnos a lo desconocido. Por ejemplo, el combustible proveniente de la tecnología celular parece ser una respuesta potencial al que extraemos de los fósiles. Nuevas fuentes de energía cambiarán nuestra manera de vivir. Tenemos que ser flexibles a ese cambio. A veces el desarrollo de nuestro crecimiento personal y profesional nos impulsa a cambiar nuestra perspectiva y nuestro estilo de vida. Empiece con honestidad en lo que quiere y en lo que necesita cambiar; pase por sobre las creencias e ideas que se guardan en viejos lugares, vaya más allá del miedo hacia el territorio desconocido. Este desconocido puede ser rico, estimulante y creativo. 

Si usted quiere avanzar en su vida: 

Empiece escogiendo desafíos en una área de su vida en que le gustaría ver el cambio. 

Observe lo que lo detiene de avanzar, aquello que lo desvía de su compromiso. 

Encuentre el apoyo necesario para navegar en el nuevo territorio: un amigo de confianza para hablar con él, recursos para ayudarse, un guía que pueda tener una visión más amplia y le ayude a permanecer en su propósito. 

"Sienta la verdad de lo que usted es y en ese mismo momento actúe. Arriésguese en lo que usted sabe es correcto y verdadero." 

¡La lección correcta es una fusión de esta apertura interna con la verdad y la decisión de actuar! 

Connie Butler, U.S.A.

Traducción de Sergio Valdivia

El vínculo entre el intelecto
y las emociones

www.serfeliz.net

Las emociones importan. De acuerdo con una creciente cantidad de datos que lo demuestran, el sentimiento es el recurso más poderoso que poseemos. Las emociones son salvavidas para el conocimiento de uno mismo y para la autoconservación, que nos conectan profundamente con nosotros mismos y con los demás, con la naturaleza y con el cosmos. 

Las emociones nos informan de cosas que son de la mayor importancia para nosotros: las personas, valores, actividades y necesidades que nos aportan motivación, entusiasmo, autocontrol y persistencia. El conocimiento emocional y el saber hacer nos permiten recuperar nuestra vida y nuestra salud, preservar nuestra familia, entablar relaciones amorosas y duraderas y tener éxito en nuestro trabajo. 

Nuestro coeficiente intelectual puede ayudarnos a comprender y afrontar el mundo a determinado nivel, pero precisamos nuestras emociones para entendernos y tratar con nosotros mismos, y, a su vez, entender y tratar con los demás. (1)

Sin la conciencia de nuestras emociones, sin la capacidad de reconocer y valorar nuestros sentimientos y actuar en sincero acuerdo con ellos, no podemos llevarnos bien con los demás (independientemente de lo “listos” que seamos), nos resulta difícil tomar decisiones, y a menudo nos encontramos perdidos, desconectados de nuestro sentido del yo. 

Culturalmente, los occidentales hemos aprendido a pensar en la propia conciencia como una actividad intelectual y no como una respuesta del corazón o instintiva. Hemos aprendido a no confiar en nuestras emociones; nos han dicho que las emociones distorsionan la información supuestamente más exacta que nuestro intelecto suministra. Incluso el término emocional significa débil, sin control, hasta pueril. 

“No seas niño”, decimos al chiquillo que está llorando en el patio del recreo. “¡Déjalo solo! ¡Deja que lo solucione él!”, advertimos a la niña que corre a ayudar al muchacho. 

En realidad, tenemos tendencia a moldear la imagen de nosotros mismos completamente en torno a nuestro intelecto. Nuestras capacidades de memorizar y resolver problemas, de deletrear palabras y de efectuar cálculos matemáticos se miden fácilmente con pruebas escritas; esas medidas se pasan a informes en forma de calificaciones y, en última instancia, dictan qué facultad nos aceptará y qué caminos profesionales deberíamos seguir. Si no obtenemos buenos resultados en estas pruebas normalizadas, sentimos claramente el impacto de la etiqueta que se nos impone; cualquier meta que tengamos se vuelve mucho más difícil de alcanzar cuando sabemos que es muy posible que no seamos lo bastante listos para alcanzarla. 

¿Su instinto le dice que hay algo que no está bien en ese panorama? Esto es debido a que, por mucho que nuestra sociedad nos diga que para seguir adelante hay que ser objetivo y racional, tenemos la sensación de que la persona no ha sido hecha para actuar como un ser sólo pensante. 

Cuando vemos una película que nos conmueve, coincidimos en que ha sido maravillosa; cuando vemos a alguien que actúa con compasión, le aplaudimos. Pero aceptamos nuestra emotividad sólo en determinados contextos: es correcto llorar en el cine pero no en el trabajo; está bien confiar en tu instinto al jugar al póquer pero no cuando se trata de elegir un producto para comercializar. 

Ahí reside la paradoja. Se nos inculca que valoremos la cabeza y devaluemos el corazón; instintivamente, valoramos el corazón y nos sentimos mal por hacerlo. Pero no nos equivocamos: 

AL FIN Y AL CABO, EL CORAZÓN Y LA CABEZA NO ESTÁN TAN SEPARADOS 

Recientemente, al estudiar a personas que han sufrido una apoplejía, un tumor cerebral y otros tipos de daños cerebrales, los científicos han efectuado algunos descubrimientos fascinantes referentes a la inteligencia. 

Cuando las partes de nuestros cerebro que nos permite sentir emociones resultan dañadas, nuestro intelecto permanece intacto. Seguimos siendo capaces de hablar, analizar, obtener excelentes resultados en las pruebas del coeficiente intelectual e incluso predecir cómo actuaría uno en situaciones sociales. Pero en estas trágicas circunstancias somos incapaces de tomar decisiones en el mundo real, de actuar con éxito con otras personas y/o comportarnos de modo adecuado, trazar planes para el futuro inmediato o a largo plazo, razonar o, finalmente, triunfar. 

El funcionamiento neurológico exacto todavía no está claro, pero las tecnologías que permiten obtener imágenes del cerebro y que en la actualidad ayudan a los científicos a “trazar el mapa del corazón humano” sugieren que las partes racional y emocional del cerebro dependen una de otra. 

¿Podría ser que estuviera previsto que la emoción poseyera más control del pensamiento que el que tiene el pensamiento sobre la emoción? 

Hace unos años sugerir algo semejante habría sido objeto de burla por parte de los científicos. Pero llegó Joseph LeDoux, de la Universidad de Nueva York, quien a principios de los noventa descubrió que, en realidad, los mensajes procedentes de nuestros sentidos –nuestros ojos, nuestros oídos– son registrados primero por la estructura cerebral más comprometida con la memoria emocional, la amígdala del cerebro, antes de pasar al neocórtex. (2)

Esto significa que la Inteligencia Emocional contribuye realmente al pensamiento racional. Por esa razón, fisiológicamente, cuando los centros emocionales de nuestro cerebro resultan dañados, nuestra inteligencia global se estropea. Sin embargo, no es necesario que suframos algún daño cerebral para despojar a nuestro intelecto de su compañero emocional básico. Prestamos tan poca atención a nuestros sentimientos, que nuestros recursos emocionales se han atrofiado, igual que ocurre con cualquier músculo que no se utiliza. 

Lic. Abel Cortese

NOTAS DEL EDITOR

(1) Es muy frecuente llamar erróneamente "coeficiente intelectual" al factor que mide la inteligencia. El concepto correcto es "Cuociente Intelectual", ya que esta medida se forma por el cuociente entre la edad mental y la edad física. "Coeficiente" es un valor estático, invariable: "la prueba de hoy tiene coeficiente 2".

(2) El neocórtex es la zona más reciente del cerebro en la evolución humana. Allí radica fundamentalmente la actividad consciente.

Testimonios

Me parece muy interesante esta revista, estoy agradecida a mi amiga Gloria Kalaf que me la envió. Gracias. 

Odoska Gómez M., Los Teques, Edo. Miranda, Venezuela.


Pocas personas se preocupan por ayudar a ser feliz a los demás y compartir con ellas sus conocimientos. Yo soy nueva en la tecnología, pero tengo una amiga que me ha enseñado y por medio de ella conocí su revista. Se me hace muy interesante.

Felicidades!!!!!!!!!!!!

Teresa Bernal, México.


¡Hola! soy Gabriela y mi amiga es Mónica a quien se le borró todo el correo y tiene casilla nueva. Sé que le encantará volver a recibir la revista y quiero darle esta sorpresa. Gracias por esta posibilidad. La revista es genial, ¡¡me encanta!! Cariños Gaby.

Para Mónica Bruno, San Andrés de Giles, Argentina.


Por mi hermana supe de esta revista. Gracias por existir y ayudar a tanta gente.

Hilda Mojica, Denver, Colorado, U.S.A.


Revista Ser Feliz es compartida con familiares y amigos.

Apreciado Amigo.
Tus mensajes me han servido de mucho. En varias oportunidades los he comentado con amigos en diferentes conversaciones y charlas con profesionales de diversas áreas. Muchos de tus mensajes los he utilizado para consumo propio. Gracias por lo que haces.

Ing. José Parra León, Maracaibo, Venezuela.


Agradezco mucho la invitación de mi amigo Jorge. Soy profesora de comunicación y creatividad y daré una nueva cátedra de "Desarrollo Personal". ¡Qué casualidad y qué alegría encontrar almas sabias y generosas como las de este espacio! Felicidades a todos.

Jessica Cabrera C., Temuco, Chile


Desde hace algún tiempo no recibo la revista, me he sentido mal, es como si a un niño le han quitado o escondido su juguete favorito. A mí me han quitado lecturas profundas y llenas de vida. Espero darme la oportunidad nuevamente de recibirla.

Gracias

Patricio Jácome H., Loja, Ecuador.


Comentario. Es habitual que los correos Hotmail se llenen pronto y la empresa que contratamos para enviar la revista se encuentre con correos rebotados. El programa de envío, en esos casos, anula la dirección.

Por ello es necesario reinscribirse en estos casos. Pero lo mejor es cambiar de correo. Yahoo es una excelente opción porque es mucho menos invasivo que Hotmail, tiene mucha más capacidad de almacenamiento y es también gratis. Incluso, puedes abrir un correo Yahoo exclusivamente para recibir la revista.

(http://es.yahoo.com). En este caso, cierras tu cuenta desde tu correo Hotmail y abres una nueva con tu correo Yahoo.


Es la primera vez que leo esta excelente revista y se me ha hecho excelente, sobre todo sus puntos de vista. Le agradezco de antemano sus atenciones.

Luis Manuel Robles G., México D.F., México.


Me enganché con el articulo “Aún me queda mucho por aprender”; lo encontré en el espacio de Hotmail de alguien y ... es como que lo hubieran escrito para mí en este momento de mi vida.

¡¡¡Entonces vine por más!!!

Jimena, Córdoba, Corrientes, Argentina.


En verdad agradezco de antemano y los felicito por utilizar la tecnología para el bienestar de la humanidad.

Javier Morales M., Irapuato, México.


Sus ofertas son muy buenas. Para personas que residen en regiones favor cursos programarlos para los meses de enero-febrero de cada año como una sugerencia y así asistir personalmente. En caso contrario no hay tiempo y son muy buenos. Los felicito, que sigan haciendo esto para mejorar esta calidad de vida de ser más felices en este mundo y sociedad que nos rodea.

Oscar Bustamante L., Calama, Chile.


Comentario. Oscar, todos los años programamos una Escuela de Verano durante enero y febrero. Será un agrado tenerte por acá.

La información la vamos publicando en www.circuloaleph.com/instituto/cursos.htm 


Felicitarle muy de corazón por su revista que tanto bien nos hace y tanto amor y paz siembra en los corazones. Por todo ello gracias. La llevo recibiendo hace un año y ha sido muy importante para mí en momentos difíciles.

María Inmaculada Sanuy M., Pozuelo Alarcón, Madrid, España.


Qué te puedo contar, que me encanta la revista y me satisface compartirla (y sus historias) con mis amigos. Muchas gracias por tu trabajo.

Mauricio Silva Fernández, Santiago, Chile.


Deseo felicitarlos por hacer una labor de ayuda humanitaria y sobretodo de esa manera tan espléndida. Ojalá nos ayuden por muchísimo tiempo. Gracias.

Lourdes González Lara, Cabo San Lucas, B.C.S., México.


Hola: Ante todo mis saludos. Gracias por enviarme su prestigiosa revista, realmente cada vez que la leo me reconforta y me da ánimo para seguir adelante. Felicitaciones al equipo de trabajo por llevar tanta esperanza y tranquilidad espiritual a todas las personas. Gracias.
Saludos.

Lic. Miguel Sosa Flores, Prof. Costo Facultad de CEE, Universidad de Granma, Cuba.


Hoy he recibido un mensaje que recibió mi hermana quién anda muy triste. Al abrir mi página y leer este mensaje di gracias a Dios por habernos puesto a ustedes en nuestros caminos, Gracias.

Carmen Tello Fuentes, Parkland-Florida, U.S.A.


Te felicito por la página y los temas que son de actualidad. La revista me parece bárbara. Y el tema re-bueno. No pierdas mi mail. Muchas gracias.

Que Dios te bendiga y puedas ayudar cada día a más personas.

Chau.

Zully Aleli Charlin Caresani, Mercedes. Dpto. Soriano, Uruguay.


Señor Sergio Valdivia y Colaboradores:

Hace dos años aproximadamente que estoy recibiendo su interesante revista, y la verdad es que ha ayudado mucho a nuestro grupo familiar en el diario vivir. Quiero darles las infinitas gracias y pedirles por favor que no me la dejen de mandar, pues sus sabios mensajes nutren nuestra mente y espíritu. Una vez más gracias y que Dios los bendiga.

Maria Elena Sepúlveda Mena, Santiago, Chile.


Estimados Amigos:

Realmente les agradezco su extraordinaria revista. Me ha ayudado mucho realmente yo he quedado sorprendida de los resultados de su revista; les cuento que yo era una vendedora frustrada pues no vendía nada y ahora en un cerrar y abrir de ojos hago que mis clientes queden satisfechos con mi venta y seguros de ser los mejores atendidos y comprendidos. Además deseo de corazón poder asistir a sus cursos y seminarios. Gracias amigos, por hacerme entender que yo también puedo llegar a la cima y ser lo que realmente quiero ser.

Elizabeth Espinoza, Linares, Chile.


Que Dios te bendiga Sergio. Gracias por enviarme siempre tan valiosos conocimientos e información a través de la revista. Atentamente.

Luis, Managua, Nicaragua.