SER FELIZ con Sergio Valdivia

El éxito en su hogar · Revista Digital (Ezine)
del Desarrollo Personal

La revista especializada más leída del mundo. Distribuida a los cinco continentes.
La edición digital se distribuye desde el 10 de junio de 1999.

Ir a inicio sitio web Ir a revistas anteriores

No podemos dar de baja directamente.

Por favor, si eso es lo que desea, teniendo abierta esta publicación en su correo, PULSE AQUÍ. Y quedará inmediatamente retirado o retirada, no recibiendo más nuestra Revista, las enseñanzas y ofertas.

Escríbenos a contacto @ serfeliz. net

Para suscribirse y recibir la revista por email: clic aquí.

Toma cinco minutos de tu tiempo y léela hoy. Tu vida puede cambiar muy favorablemente.

CIRCULO ALEPH
Revista digital gratuita con temas de desarrollo personal, liderazgo, autoestima, prosperidad, felicidad y temas afines.
Permitida la reproducción citando la fuente.
"Ser Feliz" no tiene una orientación religiosa ni política determinada.
Creador y Editor: Prof. Sergio Valdivia Correa.

Número 290

Contenido

Editorial

Volviendo al hogar

Cambio para no cambiar

Un nudo de amor

Testimonios

Comparte esta revista con tus amigos.
¡Ayúdame a ayudar!
Regala calidad de vida.

Editorial

El valor de una vida se mide por las vidas que toca.

Sergio Valdivia CorreaMuchos suscriptores han sufrido con la última temporada de huracanes en Norte y Centro América. Van nuestros deseos que todo se supere rápido y salgan fortalecidos de la experiencia.

Que ellos y todos nosotros podamos retornar a nuestras casas y convertirlas en un verdadero hogar. Incluso, dar un paso más y convertir nuestro lugar de trabajo en un hogar. Escribí algo hoy para aportar en este tema. Ya sea por fuerzas externas o internas todo cambia inevitablemente y a menudo las personas se resisten a estos cambios. Una vez más tratamos este tema para aprender no sólo a aceptar los cambios, sino que a utilizar este dinamismo a nuestro favor. Finalmente reproduzco un artículo que hace tiempo circula por internet, pero que nunca está demás releerlo para pasar de la teoría a la práctica. ¡Qué disfruten!

Foto: Con Jorge Ludewig de Veracruz, México. Colaborador de la Revista.

Sergio Valdivia
Escríbeme a correo
twitter: @sergiovaldivia
www.facebook.com/sergio.valdivia.correa

Instituto CIRCULO ALEPH te apoya en tu proyecto
de una vida más exitosa

Si vives en Chile, ya es el momento de desarrollar tus capacidades y de ser todo lo que puedes ser. Te ofrecemos un completo programa de cursos presenciales con enseñanzas y prácticas fáciles de aplicar y de resultados inmediatos.

Días y horarios de  cursos: aquí


Atención especial para alumnos del extranjero: www.circuloaleph.com/chile

Volviendo al hogar

www.serfeliz.net

Los limpiadores de chimenea son cada vez más escasos en el mundo moderno, ya que la calefacción está siendo reemplazada por otros sistemas más limpios y rápidos. En algunos países, evitar la contaminación es algo crucial y este es otro motivo por el cual se encienden cada vez menos hogares o chimeneas.

¿Te has detenido a pensar que de allí viene la palabra hogar?

Hogar es el fuego que se encendía al centro de la habitación principal donde todos se reunían en los fríos días de inviernos.

Allí se comía y se compartía. Sí, porque en alguna época no había televisión y entonces la gente se tenía que entretener conversando y comunicándose. Es increíble, pero les gustaba.

Tanto que se organizaban tertulias con la única razón de tener horas para disfrutar del placer de conversar con amigos sobre temas comunes. ¡Asombroso!

Literalmente el fuego daba calor de hogar. Hogar deriva del latín focaris, adjetivo de focus, fuego. Hogar es el sitio donde se hacía la lumbre en las cocinas o en los hornos. Esos hornos no estaban aparte como ahora, sino que en la habitación principal. Es ese punto de encuentro lo que transformaba una casa en hogar. En ese lugar se focalizaba la atención, era el foco del hogar (ambas palabras derivadas de focus). Allí se preparaba y se cocía el pan al fuego, la hogaza (de focus, focacia, cocido al fuego).

Me encanta ir a algunos pueblos donde todavía hay fuego en la chimenea o en un brasero al centro de la habitación, donde todavía se comen hogazas con queso y con un buen mate u otra bebida. Donde todavía el televisor está apagado para conversar.

Me trae recuerdos de las chimeneas de mi infancia. El crepitar de los leños y el ondular fantasmagórico de las llamas es una experiencia hermosa que uno podía hipnotizarse mirándolo.

Hacen falta esas fogatas para encontrarse y simplemente conversar. El ser humano está preparado para el ágape, una comida fraternal cuya principal razón no es alimentarse físicamente, sino que espiritualmente. Ágape (voz griega) era la divinidad del amor fraternal, de la amistad. Hoy a veces se come solamente por comer, sin siquiera hablarse. Nacimos como seres sociales, nos completamos con el otro y con las circunstancias que nos rodean. Conviene salir de sí y encontrarse con los demás. Te sentirás mejor, más feliz y aprenderás más. Verás como la calidad de vida mejora. Además nuestros semejantes nos permiten tener referencias para evaluar nuestro progreso y crecimiento.

Volviendo a los limpiadores de chimenea. Como quedan tan pocos, dicen que en determinado país decidieron vivir todos juntos en una sola villa. Ellos van a trabajar todos los días y obviamente se ensucian mucho. Tienen una regla sagrada: cada día uno de ellos, por turno, no va a trabajar. Así cuando llegan todos los demás después del trabajo, miran una cara limpia y se dan cuanta cuán sucios están para no olvidar asearse. 

Necesitamos del otro para tener un punto de referencia sobre nosotros mismos.

Sergio Valdivia

¡Vence la timidez!

Reprogramación mental timidezVence rápidamente la timidez. Desarrolla destreza para relacionarse con las personas y situaciones, seguridad y confianza en sí. Para relacionarse con éxito con personas del sexo opuesto, complementarlo con SA02(Seguridad sexual).

www.circuloaleph.com/editorial/sub.htm

Cambio para no cambiar

www.serfeliz.net

A veces el cambio nos arrolla, como les pasa a muchas personas en el mundo cuando sufren tragedias colectivas o individuales, o cuando obtienen un gran premio en la lotería. Después de una tragedia “ya nada es igual”, pero cuando se obtiene un gran premio se regresa al estado anterior en un tiempo relativamente corto, a no ser que se esté preparado al cambio y se aproveche.

En el Universo lo único permanente es el cambio, y normalmente estamos en eterna evolución lenta, pero nosotros cambiamos en la forma y no en el fondo para que todo siga igual, esto tiene que ver con los paradigmas. Los paradigmas son, para mí, un conjunto de ideas, juicios, pensamientos y modelos a seguir que marcan una actitud y por consiguiente un resultado.

Los paradigmas son un marco de referencia que nos permite funcionar dentro de ciertos límites; un paradigma nos explica cómo son las cosas y el mundo, y podemos funcionar dentro de él, hasta que alguien demuestra que el paradigma estaba equivocado y que nunca nos atrevimos a sobrepasar los límites que nos impone. 

Todos somos paradigmáticos, porque de una o de otra forma nos explicamos el mundo en que vivimos y funcionamos. Si estás pensando que vives una realidad la cual no puedes cambiar, es que en realidad no conoces nada de la Realidad.

Existe algo más de lo que se ve, existe una Realidad la cual nadie conoce, y solo los Grandes Maestros de la Humanidad han podido vislumbrar. Nosotros la percibimos a través de varios “filtros” como son los sentidos físicos, y ya sabemos que nuestros sentidos físicos como la vista, el oído, el olfato, están muy limitados. Hay otros organismos biológicos (animales) que los tienen mucho más sensibles, es decir, captan mayor gama de estímulos del medio ambiente.

Nosotros sólo podemos darnos cuenta de una fracción de todo lo que existe alrededor nuestro, lo percibido pasa después por los filtros culturales, dentro de los cuales se incluyen el educativo, el social y el religioso, los cuales nos tratan de explicar cómo es la realidad; los padres, los profesores, los pastores o sacerdotes, los compañeros de la pandilla, sin tomar en cuenta que esa explicación proviene del punto de vista de otros, que también perciben parte de la realidad. Con todo esto nos empezamos a hacer una idea de nuestra realidad, después pasamos ciertas experiencias que nos refuerzan esa realidad, y formamos nuestro propio paradigma dentro del cual funcionamos, nos creamos imágenes de cómo conceptualizamos la realidad, sin ser la Realidad, quedándonos así con un mapa muy personal de la realidad. Hay que recordar que el mapa no es el territorio, y muy frecuentemente queremos movernos en un territorio con un mapa equivocado. 

Cuando tenemos formada nuestra imagen de la realidad, porque así la percibimos, la aprendimos y la experimentamos, funcionamos dentro de ese paradigma y como es nuestra realidad, y aseguramos que las cosas son de determinada manera, hacer un cambio de segundo orden o en nuestro Ser, es difícil, pues implica un cambio de paradigma. Se trata de cambiar nuestra realidad que ya hemos adoptado como tal, y se manifiesta lo que conocemos como la resistencia al cambio, un cambio del tipo de observador que soy, y en este orden de ideas el Coach Ontológico es un profesional que ayuda al cambio paradigmático cuando los resultados no son los adecuados para mi persona.

Para ejemplificar la resistencia al cambio, he sabido que las personas que tienen la fortuna de obtener un gran premio en la lotería, a los pocos años quedan igual de finanzas de antes del premio. Sus paradigmas pueden ser: “mejor pobre pero honrado y con buenos sentimientos y no rico sin sentimientos”, “es más fácil que pase por el ojo de una aguja un camello que un rico se salve”(1), “lávate las manos después de tocar el dinero por que es sucio”, “no puedo mantener el dinero por que van a creer que soy narcotraficante”; y ya te diste cuenta, ninguna de las frases anteriores son ciertas, solo son verdad en la medida que tú las aceptes como verdad. (2).

Y en nuestro círculo de lectores de la Revista Ser Feliz, tal vez tú seas de los que leen todos los números, todos los artículos, y en tu rostro se dibuje una sonrisa al haber encontrado un conocimiento que consideras excelente, recitas la oración por la Paz Mundial, y luego de eso regresas a tu realidad, volviendo a ser “tan feliz” como antes con las peleas rutinarias con los compañeros de trabajo y con tu familia porque “ellos” no comprenden. Y tu situación económica es la misma de hace años, o tal vez peor, porque ahora ya no hay tantas oportunidades como antes, los gobiernos, el precio del petróleo, la competencia china, y etc. ¿Qué tanta resistencia al cambio tienes? ¿Tienes pretextos o tienes resultados? 

Debido a las creencias que hemos adoptado como verdades absolutas, actuamos, (actitud), y consecuentemente obtenemos resultados. Creencias específicas nos llevan a actuaciones específicas, y actuaciones específicas a resultados específicos.

Si no estás conforme con tus resultados, cambia tus creencias (Paradigmas).

El TODO es Mente, el Universo es Mental. El Kibalión.

Jorge Ludewig, Veracruz, México.

NOTAS DEL EDITOR.

(1) La frase bíblica se refiere en realidad a que no es posible pasar una soga (de esas gruesas que usan los marinos) por el ojo de una aguja. Hace siglos un copista confundió el concepto original que se asemejaba a la palabra "camello".

(2) Mucha gente tiene el paradigma de que la prosperidad es privilegio de unos pocos.

Un nudo de amor

www.serfeliz.net

En una junta de padres de familia de cierta escuela, la directora resaltaba el apoyo que los padres deben darle a los hijos. También pedía que se hicieran presentes el máximo de tiempo posible. Ella entendía que, aunque la mayoría de los padres y madres de aquella comunidad fueran trabajadores, deberían encontrar un poco de tiempo para dedicar y entender a los niños. 

Sin embargo, la directora se sorprendió cuando uno de los padres se levantó y explicó, en forma humilde, que él no tenía tiempo de hablar con su hijo durante la semana. Cuando salía para trabajar era muy temprano y su hijo todavía estaba durmiendo. Cuando regresaba del trabajo era muy tarde y el niño ya no estaba despierto. Explicó, además, que tenía que trabajar de esa forma para proveer el sustento de la familia. 

Dijo también, que el no tener tiempo para su hijo lo angustiaba mucho e intentaba redimirse yendo a besarlo todas las noches cuando llegaba a su casa y, para que su hijo supiera de su presencia, él hacía un nudo en la punta de la sabana que lo cubría. Eso sucedía religiosamente todas las noches cuando iba a besarlo. Cuando el hijo despertaba y veía el nudo, sabía, a través de él, que su papá había estado allí y lo había besado. El nudo era el medio de comunicación entre ellos. 

La directora se emocionó con aquella singular historia y se sorprendió aún más cuando constató que el hijo de ese padre era uno de los mejores alumnos de la escuela. 

El hecho nos hace reflexionar sobre las muchas formas en que las personas pueden hacerse presentes y comunicarse entre sí. Aquel padre encontró su forma, que era simple pero eficiente. Y lo más importante es que su hijo percibía, a través del nudo afectivo, lo que su papá le estaba diciendo. 

Algunas veces nos preocupamos tanto con la forma de decir las cosas que nos olvidamos de lo principal, que es la comunicación a través del sentimiento. Simples detalles como un beso y un nudo en la punta de una sábana, significaban, para aquel hijo, muchísimo más que regalos o disculpas vacías. Es válido que nos preocupemos por las personas, pero es más importante que ellas lo sepan, y que puedan sentirlo. 

Para que exista la comunicación es necesario que las personas "escuchen" el lenguaje de nuestro corazón, pues, en materia de afecto, los sentimientos siempre hablan más alto que las palabras. Es por ese motivo que un beso, revestido del más puro afecto, cura el dolor de cabeza, el raspón en la rodilla, el miedo a la oscuridad. 

Las personas tal vez no entiendan el significado de muchas palabras, pero saben registrar un gesto de amor. Aunque ese gesto sea solamente un nudo. 

Autor desconocido

Testimonios

Revista Ser Feliz, un obsequio siempre bien recibido.

Después de leer algunos artículos que me envió un compañero me interese en suscribirme, ya que me parece muy buena la información. Y en especial es información de utilidad para la mejora de nuestras vidas. Gracias por su interés y dedicación a la mejora continua del alma.

Gladys Pedreañez B., Valera, Venezuela.


Me gusta los temas que manejan ustedes, ya que soy extensionista de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia y me di cuenta de este valioso enlace por un compañero de trabajo, el señor Germán Marulanda A, quien al principio me mandaba algunos artículos. Estos mensajes positivos han cambiado mucho mi vida y por ende a mis caficultores que atiendo en Marsella-Risaralda- Colombia.

María Patricia Gómez I., Pereira, Colombia.


Una Amiga me envio un articulo muy interesante por lo cual decidi inscribirme. ¡¡¡GRACIAS!!!

Rita Urrutia T., San Salvador, El Salvador.


Revista Ser Feliz es compartida con familiares y amigos.

Este mensaje me llegó a través de una participante de mi clase de administración de venta. Tengo expectativa por el contenido.

Me gusta esta materia y siempre incluyo la parte de superación personal en mis clases. Las cosas nunca te llegan por casualidad y creo que esto llegó a mí justo cuando más lo necesito. ¡GRACIAS!

Yaseny Muñones F., San Carlos, Venezuela.


Su revista es maravillosa, me ayuda con mis actividades diarias y para ayudar a mi prójimo.

José R. Barahona, Guatemala, Guatemala.


Los felicito por la página. Considero su labor excelente. ayudan a mucha gente. Espero pronto poder realizar un curso. Hoy mismo compraré unos audio libros. Los felicito.

María Andrea Ussher M., Puerto Ordaz, Venezuela.


Creo que el objetivo que buscas es muy noble... gracias de antemano y sé feliz.. Yo comparto lo mejor que puedo con todos los que me rodean y eso ayuda a otros a lograr su propia felicidad...

Víctor Sánchez C., Cd. de México, México.


Realmente su idea me parece magnífica y se siente que su intención es muy altruista... Yo la verdad que hace tiempo buscaba un apoyo como el de esta página.. y tontamente no la hallaba... Le contaré que hace exactamente una hora he salido de una reunión con mi supervisor de ventas 
(trabajo como vendedor) y realmente me hizo papilla. Hasta me mostró ante mis compañeros como ejemplo de un vendedor desmotivado, sin energía. Salí a buscar la solución porque siento que no soy tal cosa. Sólo hubo de mi parte un mal enfoque del problema y algo de una actitud temerosa al vender. Error fatal.

Es por eso que busque libros, pero son caros y de pronto aquí en la web encuentro su magnífica ayuda. Realmente espero sacarle el máximo provecho a esta oportunidad . Creo que las cosas no suceden en vano y realmente le agradezco de antemano el éxito que usted me ayudará a alcanzar en todos los aspectos de mi vida. Muchas gracias. Un amigo agradecido.

Carlos Ruiz V., Lima, Perú.


Hace tiempo me suscribí, pero dejé de recibir la revista.

Igualmente me ha sido de mucha utilidad y he logrado estimular a algunos amigos para que se suscriban. Ojalá todos los que estamos en esta búsqueda personal logremos mejorar el mundo contribuyendo en algo con su labor. Estoy a sus órdenes. Soy médico ginecólogo y trabajo con muchas mujeres desorientadas y víctimas de relaciones codependientes... Muchas Gracias por el bien que nos hace, que sé que se va a multiplicar en bendiciones para Ud. y los suyos. 

Eddy Fernández, Caracas, Venezuela.


Los artículos de la revista son de un gran contenido espiritual , psicológico etc, ayudan enormemente a un reencuentro consigo mismo, permitiéndonos crecer y enfrentar a veces crisis, satisfactoriamente. Los conocimientos que imparten nos permiten abrir puertas insospechadas para nuestro autoconocimiento.

Pienso que mi tiempo ha llegado, para seguir aprendiendo y encontré al maestro indicado para ayudarme a subir escalones.

Que Dios los bendiga grandemente.

Bertha Socorro León Mucha, La Oroya, Perú.


Tratando de encontrar el ensayo de Ralph Waldo Emerson sobre Compensación me encontré con su página. Me hace mucho bien encontrar un sitio como éste... ¡Me imagino cuántas vidas ha tocado y cuánto bien le ha hecho a miles de personas! ¡Qué Dios lo bendiga!

Karla Quan Anzueto, Coatepeque, Guatemala.


Hola, bueno, estuve dando lectura a alguno de tus contenidos de esta revista y me pareció fabuloso. Por ello decidí inscribirme. Yo creo que será una gran ayuda en mi cotidiano vivir. Como también felicitarte por promover esta forma de escribir y llegar a las personas que muchas veces les hace falta descubrirse a sí mismas.

Giovanna Heredia R., Cobija, Pando, Bolivia.


Permítanme saludarles y a la vez, felicitarles por tan interesantes artículos que nos ayudan a permitirnos conocernos y conocer más de la vida en sus diferentes ángulos.

Walter Vásquez P., Lima, Perú.