SER FELIZ con Sergio Valdivia

El éxito en su hogar · Revista Digital (Ezine)
del Desarrollo Personal

La revista especializada más leída del mundo. Distribuida a los cinco continentes.
La edición digital se distribuye desde el 10 de junio de 1999.

Ir a inicio sitio web Ir a revistas anteriores

No podemos dar de baja directamente.

Por favor, si eso es lo que desea, teniendo abierta esta publicación en su correo, PULSE AQUÍ. Y quedará inmediatamente retirado o retirada, no recibiendo más nuestra Revista, las enseñanzas y ofertas.

Escríbenos a contacto @ serfeliz. net

Para suscribirse y recibir la revista por email: clic aquí.

Toma cinco minutos de tu tiempo y léela hoy. Tu vida puede cambiar muy favorablemente.

CIRCULO ALEPH
Revista digital gratuita con temas de desarrollo personal, liderazgo, autoestima, prosperidad, felicidad y temas afines.
Permitida la reproducción citando la fuente.
"Ser Feliz" no tiene una orientación religiosa ni política determinada.
Creador y Editor: Prof. Sergio Valdivia Correa.

Número 288

Contenido

Editorial

La Curva del Olvido

El poder de nuestro estado

Ser un padre amigo, ¿tarea difícil?

Testimonios

Comparte esta revista con tus amigos.
¡Ayúdame a ayudar!
Regala calidad de vida.

Editorial

El valor de una vida se mide por las vidas que toca.

En un reciente seminario de capacitación a colaboradores de nuestro Instituto CIRCULO ALEPH traté el tema "La Curva del Olvido". De ello, extraje las ideas esenciales y las comparto contigo, porque estoy seguro te servirán para sacar mayor provecho de vivir en esta "sociedad de la información".

Como te he relatado antes, he leído casi todo lo que se ha publicado en idioma español sobre superación personal. De este modo puedo elegir las enseñanzas que te serán especialmente útiles y puedo rescatar de ellas lo esencial. Elegí para ti algunas claves relacionadas con la importancia de la creencia intensa. 

Luis Pérez V.Incluyo nuevamente un artículo del profesor Luis Pérez Vega de Ecuador. Lo presento ahora oficialmente como "Colaborador Permanente", integrándose de esta manera a nuestro valioso equipo. Luis ha sido docente toda su vida y se desempeña actualmente como Jefe de Desarrollo Humano y Capacitación en una empresa.

Foto: ¡No soy yo esta vez! Se trata del Profesor Luis Pérez V.

Sergio Valdivia
Escríbeme a correo
twitter: @sergiovaldivia
www.facebook.com/sergio.valdivia.correa

Instituto CIRCULO ALEPH te apoya en tu proyecto
de una vida más exitosa

Si vives en Chile, ya es el momento de desarrollar tus capacidades y de ser todo lo que puedes ser. Te ofrecemos un completo programa de cursos presenciales con enseñanzas y prácticas fáciles de aplicar y de resultados inmediatos.

Días y horarios de  cursos: aquí


Atención especial para alumnos del extranjero: www.circuloaleph.com/chile

La Curva del Olvido

Es curioso que hace más de 100 años, en 1885 para ser más exactos, el psicólogo alemán Hermann Ebbinghaus ya había demostrado que olvidamos casi todo lo que tratamos de aprender a las pocas horas.

En dos días recordamos la cuarta parte de lo aprendido y con el tiempo, apenas lograremos retener la quinta parte.

Si has leído varios números de la Revista Ser Feliz con toda seguridad que has encontrado artículos prácticos para mejorar tu vida. Quizá te has propuesto ponerlos en práctica. La mala noticia es que de todo eso, ahora estarás recordando menos de la cuarta parte. Si no lo crees, intenta recordar los temas e ideas prácticas de los últimos 20 artículos.

Si has estado seis, doce o más años yendo a clases todos los días, ¿cuánto de lo tratado en esas miles de horas recuerdas ahora? ¡Cuánta energía y tiempo gastado para que quede tan poco! Finalmente recordarás los conceptos que por tu vida laboral has tenido que poner en práctica.

Se han desarrollado una serie de métodos que pretendían evitar la pérdida de los nuevos contenidos asimilados. Uno de estos métodos consistía no sólo en aprender un contenido nuevo hasta dominarlo "más o menos", sino en aprender repitiendo la materia cinco, diez o incluso hasta veinte veces más por encima de lo necesario y esperar que este "sobre estudio" evite la pérdida de la materia de la memoria.

Pero esta estrategia es completamente inútil. Se ha demostrado que las personas que aprenden un contenido tan sólo el tiempo necesario para dominarlo más o menos, y otras personas que añaden un gran número de repeticiones adicionales, pueden recordar casi lo mismo al día siguiente.

Es una pena perder tanta información valiosa, como puede ser la entregada en cada Revista Ser Feliz. y otros estudios muy valiosos para tu vida. ¿Cómo se puede evitar esta pérdida de los contenidos aprendidos?

Aquí sólo sirve una estrategia que, aunque conocida desde hace tiempo, en realidad rara vez se sigue: la sistemática repetición, y aquí lo importante no estriba en la repetición, sino en la continuidad.

Conscientes de que vamos a olvidar parte de lo aprendido, estudiamos un nuevo contenido sin agobiarnos. Después de un cierto tiempo, más o menos cuando hemos olvidado la mitad de lo aprendido, volvemos a estudiarlo y recuperamos el 100% del contenido.

Y ahora nos sale al encuentro una agradable ley. Aunque nuevamente se van a perder algunas partes de lo ya aprendido, sin embargo la tendencia de la curva del olvido, no es ahora tan alta como después del primer estudio. El valor "de conservación temporal" es más largo y podemos dejar transcurrir mucho más espacio de tiempo antes de retomar una nueva repetición de los contenidos perdidos. De este modo podemos establecer periodos de tiempo, cada vez más largos, con breves fases de repetición y evitar de este modo las inevitables atrofias de la memoria.

Por lo tanto podemos recomendar no dirigir tus energías en un sobre estudio, sino repartir mejor los tiempos de estudio, con periodos de tiempo más largos. Con repeticiones continuadas, podemos precisamente no sobrepasar la curva del olvido. Es mucho mejor estudiar tan sólo el tiempo necesario, hasta que dominemos los nuevos contenidos. Con un total de cuatro o cinco repeticiones, que se harán cada vez más cortas, ya que de una vez a otra necesitamos menos tiempo, llegamos otra vez al 100% y conseguimos con ello que la materia se fije más tiempo en nuestro cerebro. Por eso, no es que algunos aprendan más que otros, sino que reparten mucho mejor su trabajo de estudio.

Muchos repasan las lecciones completas, incluido aquello que ya se sabe perfectamente. Así queda muy poco tiempo para otras actividades. Para aprovechar bien el tiempo es necesario realizar un aprendizaje selectivo, es decir, concentrarte en lo que ha sido más difícil de retener.

Para evitar la repentina pérdida del porcentaje de retención en el estudio es necesario efectuar repasos de la siguiente forma:

El repaso debe ser de unas 12 horas a 24 horas después de haberse estudiado por primera vez. 

Una semana después.

Tres semanas después.

De esta forma será más fácil asegurar el máximo de memoria. No importa que no tengas el tiempo necesario para revisar detalladamente. Lo que debes hacer es seleccionar lo que sea verdaderamente importante recordar.

En la práctica, para aprovechar al máximo los artículos que te interesan de la revista, léela el mismo día que la recibas.

Imprímela y subraya las palabras o ideas claves, las más importantes. O bien, copia en un archivo aparte o en una hoja, estas ideas. Luego, al otro día revisa solamente esas anotaciones tratando de reproducir en tu mente las ideas principales completas. Revista estas anotaciones a la semana siguiente y luego tres semanas más adelante. Así, las técnicas de éxito seguro se quedarán para siempre en tu mente y estarán disponibles cuando las necesites. En algún momento te encontrarás en una situación importante en tu vida y tu mente interior hará surgir las enseñanzas que te servirán para tener más éxito y felicidad. 

Esta técnica se aplica en nuestros cursos en línea, por ejemplo, el de Prosperidad Círculo Éxito Mental. Los alumnos saben el gran beneficio que obtienen.www.exitomental.org

Y esto se aplica a toda lectura o estudio que consideres valioso. Y, desde luego, es de gran provecho para todo estudiante.

Revisa de nuevo cada cierto tiempo los números anteriores de la revista. Si no los has coleccionado, te están esperando en www.serfeliz.net .

Sergio Valdivia

Acelera tu aprendizaje

CIRCULO ALEPH entrega más técnicas para acelerar el aprendizaje de las que comúnmente se enseñan como “súper aprendizaje”. Cada una de las técnicas por separado produce un notable efecto. La combinación de dos o más produce un efecto multiplicativo. Una influye e incrementa el efecto de las otras.

Hay una experiencia de muchos años. En el Círculo Aleph se ha trabajado con ellas bastante antes que este conocimiento llegará a los especialistas. Los educadores y socios del Aleph son un ejemplo tangible de los resultados del desarrollo personal cuando se aplica súper aprendizaje.

www.circuloaleph.com/instituto/sah.htm

El poder de nuestro estado

www.serfeliz.net

Cuando se habla de fe, normalmente pensamos en credos o doctrinas, y eso es lo que efectivamente son muchas creencias. Pero, en un sentido más esencial, es fe cualquier principio, guía, aforismo, convicción o pasión que pueda suministrar sentido y orientación en la vida. Los estímulos que se no ofrecen son innumerables. Las creencias son los filtro predispuestos, organizados, de nuestra percepción del mundo. Las creencias son como los gobernadores del cerebro, coherentemente juzgamos cierta una cosa, es como si transmitiéramos al cerebro una orden acerca de cómo debe representarse lo que sucede.

Utilizadas apropiadamente, las creencias pueden ser la fuerza más poderosa para hacer el bien en la vida; por el contrario, las creencias que ponen límites a nuestras acciones y pensamientos pueden ser tan devastadoras como negativas. A través de la historia, la religión ha inspirado a millones de personas y les ha dado fuerzas para hacer cosas que nunca hubiesen creído realizables. La fe nos ayuda a obtener de nosotros mismos los recursos más profundos, y a dirigirlos en sentido favorable al objetivo buscado.

Las creencias son la brújula y los mapas que nos guían hacia nuestros objetivos y nos inspiran la confianza en que sabremos alcanzarlos. Con unas creencias firmes que sirvan de guía, uno se ve capaz de emprender la acción y de dar forma al mundo en que desea vivir. La fe ayuda a ver lo que uno quiere y confiere energías que ayudan a obtenerlo.

En realidad, ninguna otra fuerza rectora del comportamiento humano resulta tan poderosa. La historia de la humanidad es, en esencia, la historia de las creencias humanas.

Los individuos que han dejado huella en la son los que cambiaron nuestras creencias. Para modificar nuestro comportamiento hemos de empezar por nuestras propias creencias. Si deseamos modelar la excelencia, tendremos que aprender a modelar las creencias de quienes la alcanzaron.

Cuanto más vamos sabiendo sobre el comportamiento humano, más apreciamos el extraordinario poder de las creencias en nuestra vida. En muchos sentidos ese poder desafía los modelos lógicos que tenemos muchos de nosotros. Pero es evidente que las creencias (representaciones internas congruentes) controlan la realidad incluso al nivel fisiológico. 

Si usted cree en el triunfo tiene mucho camino recorrido para alcanzarlo; si cree en el fracaso, esos mensajes le llevarán sin duda a tal experiencia. Recuerde que usted tiene razón tanto si dice que puede como si dice que no puede. Ambas convicciones tienen una gran potencia. 

El nacimiento de la excelencia empieza cuando nos damos cuenta de que nuestras creencias son una opción. Normalmente no nos damos cuenta de ello, pero es un hecho que una creencia puede ser elegida conscientemente. Podemos elegir que nos limiten o las que nos estimulen.

Si pretendemos modelar las creencias que fomentan la excelencia, necesitamos saber ante todo como se originan las mismas.

La primera fuente es el ambiente que nos rodea. 

En él es donde se produce de la manera más inexorable el ciclo según el cual el éxito llama al éxito y el fracaso incuba el fracaso. El horror verdadero de la vida en los guetos no está en las frustraciones ni en las privaciones cotidianas. El ser humano es capaz de superar esos factores negativos. La pesadilla está en cómo afecta el medio –el ambiente – a las creencias y a los sueños. Si no se contempla más que fracasos y desesperación, muy difícil llegar a formar las representaciones internas que fomentan el triunfo. Cuando se crece rodeado de riquezas y éxitos, es fácil modelar la riqueza y el éxito; si se crece en medio de la pobreza y la falta de perspectivas, sus modelos difícilmente contendrán otras posibilidades.

El medio, el ambiente en que uno vive, puede ser el origen más poderoso de las creencias, pero no el único. Pues, si así fuese, viviríamos en un mundo estático, donde los hijos de los ricos no conocerían sino la prosperidad y los hijos de los pobres no se elevarían jamás por encima de su condición.

Existen otras experiencias y otras maneras de aprender que también pueden servir de incubadoras para la fe. 

Los acontecimientos, grandes o pequeños, pueden dar forma a las creencias. 

En la vida de toda persona hay acontecimientos inolvidables.

Muchos hemos experimentado vicisitudes que no olvidaremos nunca, situaciones que nos causaron tal impresión que permanecerán grabadas para siempre en nuestro cerebro. De esta especie son las experiencias que informan las creencias capaces de cambiar nuestra vida.

La tercera manera de fomentar las creencias es a través del conocimiento. 

Una experiencia directa es una forma de conocimiento. Otra manera de obtenerlo es por medio de la lectura, o de las películas, es decir ver el mundo tal como lo han reflejado otras personas. El conocimiento es una de las grandes vías que permiten romperlas trabas de un ambiente limitado. Por triste que sea el mundo en que uno vive, al leer sobre los triunfos de otros puede despertársele la fe que permita triunfar. 

La cuarta manera en que se crean resultados es a través nuestros resultados anteriores. 

El método más seguro de suscitar dentro de uno mismo la fe en la propia capacidad para hacer algo es haberlo hecho antes, aunque sólo haya sido una vez. Sólo con que se triunfe una vez, resulta mucho más fácil consolidar la creencia de que uno podrá repetir ese triunfo. Pero cuando las personas se han visto capaces de hacerlo una o dos veces, quedan convencidos para siempre de que no se trata de un imposible. Se ha de tener fe en que se puede, y ello se convierte en otra «profecía que se cumple a sí misma.

La quinta manera de establecer creencias consiste en representarse mentalmente la experiencia futura como si ya se hubiese realizado. Lo mismo que las experiencias pasadas pueden cambiar las representaciones internas y, por tanto, lo consideramos posible, también puede servir para ello la experiencia imaginada sobre cómo deseamos que sean las cosas futuras. A esto lo llamo experimentar los resultados por anticipado. Cuando los resultados que uno ve a su alrededor no fomentan un estado potenciador de los propios recursos y de la eficacia, basta imaginar simplemente el mundo tal como uno querría que fuese y ponerse en esa experiencia, con lo que cambian los estados, las creencias y las acciones.

Todos ésos son procedimientos para movilizar la fe. Muchos de nosotros formamos nuestras creencias al azar. Sin embargo, usted no es una hoja marchita arrastrada por el viento. Usted puede controlar sus creencias y también la manera en que quiera modelar a otros. Puede dirigir conscientemente su vida y cambiar.

Condensado por Sergio Valdivia de un escrito de Anthony Robbins

Ser un padre amigo, ¿tarea difícil?

www.serfeliz.net

Al celebrar mi cumpleaños número cincuenta y nueve, las manifestaciones de afecto y los buenos deseos de familiares, amigos y de las personas con quienes comparto diariamente, me llenaron de alegría y reforzaron en mí la convicción que todos esos años, o por lo menos una buena parte de ellos, los he vivido de manera productiva y exitosa.

De entre los varios saludos, el enviado por uno de mis hijos, un profesional de treinta y un años y desde hace cinco, padre de familia, me conmovió profundamente, y cómo no había de hacerlo si se expresaba en los términos que reproduzco de manera parcial: “Papá, para felicitarte por tu nuevo cumpleaños pensé enviarte una tarjeta mas ninguna de ellas reflejaba lo que en verdad quiero decirte; pensé también que los minutos de una llamada telefónica me impedirían expresar con calma todas mis emociones, así que decidí escribirte. Te agradezco por todo: por la forma en que me criaste y a veces me malcriaste (aunque de esto no recuerdo mucho), por los consejos que nos diste a mis hermanas y a mí cuando en nuestra niñez y adolescencia compartíamos nuestras dificultades, por el esfuerzo realizado con cada uno de tus hijos para que culminemos los estudios renunciando muchas veces tú y mi madre a los bienes materiales que hubieran deseado adquirir. La educación que nos brindaron será siempre la herencia más grandiosa que nos pudieron legar; gracias por haber ayudado a formar mi carácter. Hoy que tengo mi propio hogar, en los momentos difíciles saco a relucir los valores que supiste transmitirme: honradez, serenidad y fortaleza; gracias por haber sido mi mejor ejemplo y mi mejor amigo”.

El texto de la carta me llevó a recordar que si bien no he logrado acumular grandes bienes materiales ni disfrutar de placeres superlativos de los que pueden costear una abultada billetera, debo dar gracias a Dios, entre múltiples razones, por la familia que tengo; por mi esposa, la mujer que con amor y paciencia ha sabido acompañarme tantos años y con quien espero compartir lo que me reste de vida; por los tres hijos que cual premio mayor me concedió y que han sido, son y serán una de las razones más poderosas para seguir viviendo con alegría y optimismo; por los dos pequeñitos, hijos de mis hijos, cuyas ocurrencias, travesuras y aprendizajes nuevos disfruto día a día inyectándome esperanzas y mayores ganas de vivir.

El texto de la carta me llevó también a cuestionarme si en realidad había desempeñado acertadamente el rol de padre. Las expresiones generosas de mi hijo, a las que se suman las de sus hermanas, me llevan a creer que en la mayoría de ocasiones obré bien, orientado eso sí por las respuestas de un centenar y medio de estudiantes a quienes hace bastantes años pregunté: ¿Qué es lo que más les gusta y disgusta de sus padres?, coincidiendo en su gran mayoría que apreciaban mucho que fueran cariñosos, trabajadores, honrados, sinceros, bromistas, prestos a escuchar, a perdonar, a levantarles el ánimo; por el contrario, algunos señalaron como motivos de disgusto el que tuvieran mal carácter, se desquiten con los hijos, no consideren sus opiniones, no ofrezcan buenos ejemplos, siempre los estén juzgando, sean muy duros en sus castigos y exigentes en exceso.

A pesar de lo anotado, sinceramente pienso que habría podido hacerlo mejor de haberme preparado adecuada y oportunamente para ello. Si aceptamos el hecho que para ser médico, ingeniero o cualquier otro profesional, las personas tienen que dedicar varios años de su vida al estudio de las ciencias que los habilitarán para desempeñar con éxito su respectiva profesión; que muchas horas de práctica , guiados por un maestro en el oficio, permitirán que los aspirantes a carpinteros o albañiles adquieran los conocimientos y destrezas necesarios para convertirse en expertos en dichas ramas, tenemos que aceptar que el “oficio” de padres, uno de los más difíciles y trascendentes, exige una preparación que va más allá de la intuición o de las buenas intenciones.

A veces nos empeñamos en criar a nuestros hijos aplicando las mismas formas que en su tiempo utilizaron nuestros padres y abuelos ( castigos corporales, obediencia ciega, imposición de criterios, etc.) mas aquello que hace décadas pudo en ciertos casos ofrecer resultados en apariencia halagadores, no garantizan logros similares en una realidad con circunstancias totalmente diferentes, con sociedades que en la mayoría de casos viven una etapa donde se ha disminuido al mínimo la regulación de normas éticas. Los padres tenemos que orientar nuestros esfuerzos no solo a la satisfacción de las necesidades básicas de nuestros hijos sino también a propiciar con el ejemplo la interiorización en ellos de valores humanos y trascendentes tales como honestidad, responsabilidad, amor al trabajo, solidaridad, respeto a sí mismo y a sus semejantes, veracidad, deseos de superación y tantos otros que les permitirán elegir y decir no a las malas influencias y, llegado el momento, volar con alas propias. 

Luis Pérez Vega, Marcelino Maridueña, Ecuador. 

Testimonios

Revista Ser Feliz, un obsequio siempre bien recibido.

Su revista me ha sido retransmitida por una de mis tías cada vez que la difunden y sinceramente me ha gustado muchísimo.

Mara González D., Veracruz, México.


Conocí la revista por medio de una profesora de la universidad. Me parece muy importante encontrar medios de superación personal gratuitos, porque esto refleja la verdadera intención de ayudar al prójimo y demuestra el amor por DIOS.

July Pérez S., Bucaramanga, Colombia.


Revista Ser Feliz es compartida con familiares y amigos.

Sr. Sergio Valdivia:

A través de estas palabras quiero expresarle mis congratulaciones, por su desinteresado aporte a la cultura Latinoamericana, con sus portales de desarrollo personal en la cuales UD. invita a todos las personas que se motiven a desarrollar otras conductas distintas a las que están viviendo y les permite darle la oportunidad de encontrar los caminos para entrar así mismo como seres humanaos, temas que ha desarrollado con profundo misticismo y mucha visón para darles a saber que siempre habrá un destino diferente en cada persona si se propone ser mejor, todo esta en su interior de cada uno. Lo que UD. logra es motivarlos a que encuentren y logren la superación en sus vidas y encuentren la paz y tranquilidad a través de sus temas espirituales y motivacionales.

Soy un peruano que lo vengo leyendo cerca de cinco anos y me siento complacido que un hermano chileno haya alcanzado un reconocimientos a nivel internacional, yo mismo lo he recomendado dándole sus correos y paginas Web mencionándole sus trabajos en mis propios escritos y conferencias que he desarrollado en Perú y en Atalanta USA, en el mundo hispano.

Me dio una pena no haber asistido el día que tuvo su conferencia en Lima. Llegué a las 8.00 p.m. a mi domicilio y vi mi correo y me extrañé que publicaran el mismo día en su portal el aviso y pensé que no se merecía tal anuncio de esa manera. Debería habar sido con días de anticipación, créame que me sentí frustrado, si bien sabia que se estaba coordinado un viaje a Lima, pero no sabia la fecha. Pero, sigo disfrutando de sus portal permanentemente, ya que yo desarrollo un trabajo similar al suyo.

Le agradezco como peruano latinoamericano su docencia y entrega que tiene en los más de 35 años trabajando e investigando este apasionante tema el cual comparto plenamente; es más, espero que sean 35 años más. Un saludo fraterno de su amigo.

Miguel Mejía Brea, Lima, Perú.


Comentario. Amigo Miguel, ha sido una pena no encontrarnos. Pero como estamos organizando la Sede Lima de Círculo Aleph, seguramente habrá otras oportunidades. Al principio de la revista avisamos con anticipación los próximos viajes que se van programando.

Muchas gracias por tus elogios. Lo principal, es que la enseñanza que transmitimos te haya servido y espero que así siga ocurriendo. En enero viajo a Ecuador y tal vez sea posible organizar algo en Lima por esos días.

Gracias por ayudarnos a servir.


Sergio:

Todos tus artículos los mando a aproximadamente 278 compañeros Leones del Distrito B1 (Sonora y Baja California) y le ha gustado mucho.

Un abrazo fraternal.

J.L. Martìnez, Tijuana, México.


Quisiera darle las gracias infinitas por la labor que realiza. A mí me ha servido mucho para la armonía de hogar, también para pasársela a mis amigas del grupo de salud mental del consultorio central. Nos reunimos, reflexionamos etc. Ha cambiado nuestra visión de la vida, estamos optimistas y hemos crecido como personas. Muchas gracias y muchas bendiciones por todo lo que hace.

Gloria Juárez A., Antofagasta, Chile.


La revista da tanto que normalmente inscribo a buenos amigos en ella. Gracias mil por ofrecer momentos de paz y reflexión.

Angeles Amador, Cancún, Quintana Roo, México.


Estimado Sr. Valdivia:

Realmente es una suerte el haber tenido acceso a su revista digital, cada semana espero ansiosamente leerla, pues cada número significa una luz, una guía, una esperanza para ser mejores y sobre todo crear un mundo al que todos deseamos pertenecer. Le felicito por su loable tarea de compartir vivencias y tocar la vida de sus semejantes y yo también me uno a las peticiones de que Ecuador se merece el tenerle entre nosotros y que sea nuestro huésped ilustre al menos en Quito y Guayaquil, por lo que hago fuerzas para que este sueño se haga realidad.
Le admiro y respeto en alto grado.

Un cordial saludo y un abrazo.

Fabián Ramos, Ecuador.


Comentario. Apreciado Fabián, estamos planificando un viaje del 15 al 21 de enero a Quito.

Ojalá puedas ayudarnos a que esto se haga realidad. Hace falta por ejemplo, conseguir algún lugar gratuito donde podamos ofrecer alguna conferencia, o bien un lugar donde dar un pequeño taller, el email o teléfonos de alguien que pueda hacer de contacto, divulgar la posible conferencia o curso, etc.


Hola Sergio, te acabo de escribir y se me olvidó algo muy importante. Me encantaría una sede tuya aquí en Cali, Colombia, donde yo pueda colaborar directamente. Coméntame qué opciones hay, qué te parece la idea y si existe la posibilidad, (yo sé que sí), de qué plazo estaríamos hablando.

Un abrazote cargado de amor y energía.

Patty Castrellón, Cali, Colombia.


Comentario. Seguro que sí, Patty. Te contesto por email aparte.


Señor Valdivia 

Soy chilena , radicada hace dos años en Uruguay y me gustaría organizar con usted que pudiera venir a dar una charla a Montevideo.

Usted dirá que caminos hay que tomar para hacer realidad esta gestión. Un abrazo 

Ximena Munizaga, Montevideo, Uruguay.


Comentario. Apreciada Ximena,

No cobramos por dar conferencias. Solamente se necesita cubrir los pasajes y la estadía que puede ser a nivel de un hotel 3 estrellas solamente.

Es posible también, en caso necesario, coordinarlo con algún viaje que hagamos a Buenos Aires, de tal modo que el costo de los pasajes se reduce bastante en ese caso.

Lógicamente tendría que haber un lugar apropiado donde podamos realizar las charlas o talleres. También email o teléfono de contacto para que la gente se pueda informar.
Ojalá resulte. Mantengámonos en contacto.


Gracias. Desde que recibo la revista con los boletines he aprendido realmente muchas cosas, espero seguir contando con Uds. Soy conferenciante especialmente en el área de crecimiento personal y motivación Díganme como puedo contribuir con Uds.

Atentamente Ricardo Temoche, Lima, Perú.


Comentario. Estimado Ricardo. Por ahora, manteniendo el contacto a través de peru@serfeliz.net Pronto iremos informando nuevas formas de colaborar con esta misión.


Hay muchos jóvenes que por accidente adquirieron alguna discapacidad, buscas aceptarla como parte de tu vida y las cosas ya no serán las mismas, pero cuando constantemente eres observado, burlado o adquieres comentarios como pobrecito, pienso que estos te hieren más que la discapacidad en sí. Seria interesante leer temas de superación personal para como afrontarte a los demás “seres perfectos” para vivir, salir adelante y al mismo tiempo ser feliz, sin sufrir en el intento. 

Mariela Alencastre, Rótterdam, Holanda (Netherland).


Me reconforta mi alma el saber que hay personas como Ustedes que dedican su tiempo (que no debe sobrarles) para ayudar a las personas de este mundo a que podamos ser Felices. Gracias por tanta gracias. Las felicito por ser ¡tan especiales y generosas o generosos!

Diana Zabeo, Mar del Plata, Argentina.


Felicitarlos por tan maravillosa revista. Leerla para mí es una terapia, especialmente en aquellos días de incertidumbre que uno a veces tiene.

Glorida Delgado V., Arizona, U.S.A.


Encuentro que es una gran oportunidad la que se me brinda al inscribirme gratuitamente a esta Revista que tiene ya fama de conocedora en profundidad del espíritu humano y ayuda a la persona a crecer espiritualmente siempre que la lee, la medita y la pone en práctica. Gracias.

María Luisa Sevillano, Panamá, Panamá.


Regalar esta Revista es poner en las manos del otro puro amor.

Cada palabra, cada artículo conlleva toda la energía del universo, en aras de lograr una red de mejores personas, ayudándose a sí mismas y, por ende, en su interrelación con otros, a los demás.

VIVA EL AMOR, VIVA “REVISTA SER FELIZ”.

Uky Jalil R., Dosenheim, Alemania (Germany).


Me alegra mucho haber encontrado este trabajo tan excelente, de hoy en adelante será una herramienta necesaria en mi vida y oraré para que tu trabajo continúe haciendo mejor muchas vidas.

Alejandro Delgado, San José, Costa Rica.


Esta página contiene gotas de bálsamo para aliviar un poco los bajones que tenemos en el transcurso de nuestras vidas.

Adriana Estrada C., Asturias, España.


¡Gracias por su invitación!. Hace tiempo leía Ser Feliz en papel, cuando se repartían ediciones en Curacaví. Por mucho tiempo pensé que el proyecto había terminado. Por eso, me alegré cuando supe de serfeliz. net.

Hace poco visitaba e-listas, pero creo que es mucho más cómodo recibirlas vía mail.

Carlos Oyarzún Y., Curacaví, Chile.


Querido Sergio te quiero agradecer muchísimo lo que haz hecho con Any y a la vez por mí, la verdad es que ha sido como encontrarnos un tesoro el haberlos conocido a ti y Nélida. Quiero que sepan que ocupan un lugar muy especial en nuestros corazones. Un abrazo y muchas gracias. No nos olviden ni abandonen. 

Cristian Aravena, Curacaví, Chile.


Simplemente te puedo decir, que es un mimo para mi existencia, saber que hay personas como Vos, que apuestan por vivir en un MUNDO FELIZ, Yo siempre lo he sido, obviamente con los aprendizajes que te da este mundo, que a veces te ponen un poco triste, pero en el fondo NUNCA HE PERDIDO LA ALEGRIA Y LA FELICIDAD POR LAS COSAS QUE SIEMPRE DIOS ME HA DADO.-

Exitos con tu emprendimiento y te felicito por ese Ser generoso que sin dudas, albergas en tu interior.

Diana Zabeo, Mar del Plata, Argentina.


Me encanta el contenido de la revista y lo agradezco mucho por ser de ayuda en los momentos difíciles que me tocó vivir. Gracias amigos, que Dios los bendiga mucho y les ayude a seguir con esta gran labor que estoy segura dará muchos frutos. Gracias.

Delcy Navarro B., Cerro de Pasco, Perú.


Muy interesante todo. Soy médico y me interesan mucho todos los temas que aportan al crecimiento de las personas. Éxito y a no desmayar.

Marco Antonio Guzmán, Santiago, Chile.


Deseo felicitarlo por la ayuda que estoy segura que brinda espiritualmente a través de su revista a millones de personas. Todos estos temas nos ayudan y nos sirven de guía para un mejor crecimiento de nuestro ser y a levantar la autoestima, (que tantas veces se nos va al piso). También nos ayuda a aprender a manejar distintas situaciones y escollos que se nos presentan en la vida. Gracias.

Virginia Caballero, Melo, Uruguay.


El contacto de uno mismo sobre uno mismo es elemental para el desenvolvimiento de cada uno. Me es grato saber que personas como ustedes están dedicadas a orientar a las personas a mejorar su ritmo de vida, dándole un concepto distinto de lo que se acostumbre. Gracias.

Alexander Dávila, Trujillo, Venezuela.


Me gusta mucho abrir mi correo el lunes por la mañana y leer todas las buenas notas, historias y mensajes por ustedes editados. son un verdadero aporte para mantener el espíritu en alto.

Miguel Reyes T., Concepción, Chile.


Hacía falta una revista como esta en el mundo. Debería haber menos “informativos” de malas noticias y más trabajos como éste. 

Paula Sánchez, Buenos Aires, Argentina.


Me parece una excelente opción para tener acceso de manera rápida y efectiva a información altamente valiosa para el crecimiento del ser humano, sobre todo cuando en estos tiempos vivimos en ambiente tan agitado y acelerado.

Militza Días O., San Cristóbal, Venezuela.


¿Qué es lo que deseas?

Riquezas o un sueño de prosperidad,

Felicidad o un sueño de una vida feliz,

Amor o un sueño de amor pleno y eterno.

Dime, ¿Que anhelas?, ¿Que anhelamos?,
¿las cosas o sueños de ellas.

Si al obtener algo alcanzas también su sueño, el gozo es auténtico y este sueño te transforma, es recompensa de la vida y en verdad te pertenecía, lo deseaste con el corazón, superaste sus barreras, que son barreras hechas por uno mismo, y no desfalleciste.

Entonces entenderás la magia de la vida, que uno puede conseguir todo lo que se proponga, la llave la guardamos dentro de nosotros, en nuestros pensamientos que transformamos en acciones y en nuestro corazón que les da intensidad.

Saludos cordiales

David Camps, Palma de Mallorca, España.