SER FELIZ con Sergio Valdivia

El éxito en su hogar · Revista Digital (Ezine)
del Desarrollo Personal

La revista especializada más leída del mundo. Distribuida a los cinco continentes.
La edición digital se distribuye desde el 10 de junio de 1999.

Ir a inicio sitio web Ir a revistas anteriores

No podemos dar de baja directamente.

Por favor, si eso es lo que desea, teniendo abierta esta publicación en su correo, PULSE AQUÍ. Y quedará inmediatamente retirado o retirada, no recibiendo más nuestra Revista, las enseñanzas y ofertas.

Escríbenos a contacto @ serfeliz. net

Para suscribirse y recibir la revista por email: clic aquí.

Toma cinco minutos de tu tiempo y léela hoy. Tu vida puede cambiar muy favorablemente.

CIRCULO ALEPH
Revista digital gratuita con temas de desarrollo personal, liderazgo, autoestima, prosperidad, felicidad y temas afines.
Permitida la reproducción citando la fuente.
"Ser Feliz" no tiene una orientación religiosa ni política determinada.
Creador y Editor: Prof. Sergio Valdivia Correa.

Número 279

Contenido

Editorial

¡Tengo tanto que hacer!

Regla número diecisiete para el éxito

Por qué se debe desarrollar salud social

Testimonios

Comparte esta revista con tus amigos.
¡Ayúdame a ayudar!
Regala calidad de vida.

Editorial

El valor de una vida se mide por las vidas que toca.

Sergio Valdivia en Valparaíso, Chile.Comenzamos el séptimo año de publicación con muchos cambios. Estamos instalándonos en nuestras nuevas oficinas y aceptando nuevos desafíos. Es el momento de reiterar la invitación a todos los profesionales, conferencistas y facilitadores relacionados con los temas de la Revista a enviarnos sus colaboraciones para considerar su publicación. Contribuirán a un mundo mejor y se comunicarán directamente con decenas de miles de personas interesadas en su crecimiento personal. "Ser Feliz" es la revista de mayor circulación en su especialidad en el mundo de habla hispana.

Reitero también mi agradecimiento a todos los colaboradores y a todos los lectores de los cinco continentes que hacen posible esta publicación y que nos permiten realizar nuestra vocación de servicio.

Cada número lo hacemos con mucho amor y tratamos de aplicar toda nuestra experiencia con cientos de miles de estudiantes, con cientos de cursos realizados, para elegir los mejores temas para ti. Este número no es la excepción. ¡Disfrútalo! 

Sergio Valdivia
Escríbeme a correo
twitter: @sergiovaldivia
www.facebook.com/sergio.valdivia.correa

Instituto CIRCULO ALEPH te apoya en tu proyecto
de una vida más exitosa

Si vives en Chile, ya es el momento de desarrollar tus capacidades y de ser todo lo que puedes ser. Te ofrecemos un completo programa de cursos presenciales con enseñanzas y prácticas fáciles de aplicar y de resultados inmediatos.

Días y horarios de  cursos: aquí


Atención especial para alumnos del extranjero: www.circuloaleph.com/chile

¡Tengo tanto que hacer!

www.serfeliz.net 

Samuel es un ejecutivo que tiene muchas responsabilidades. Ha tenido una actitud de participación en la vida lo que, entre otras cosas, le significa tener la actitud de aceptar desafíos y estar constantemente emprendiendo nuevos proyectos.

Sin embargo, comenzó a agobiarse y a estresarse, porque por más que aumentaba su eficiencia y aprendía métodos de planificación del tiempo, éste nunca le alcanzaba. —Aprendí a priorizar tareas, explica. Cada día planifico lo que tengo que realizar, pero nunca me alcanza el tiempo para hacerlas todas. Ni qué decir de las que he puesto como no tan importantes.

Lo que le sucede a Samuel es lo mismo que le ocurre a todos los líderes y a todas las personas emprendedoras. El tiempo nunca les alcanza. Y si te sucede a ti o a alguna persona conocida tuya, esta es la primera verdad y que por sí sola aliviará tu carga: ¡nunca alcanzará el tiempo! Pretender que te alcanza cada día para realizar todo es utópico, como lo es soñar con que el día tenga 30 o 50 horas en vez de 24. Si el día tuviera más duración, asumiríamos más responsabilidades e igualmente se haría corto.

Pero observemos con más atención el comportamiento de Samuel. Hay algunas actividades muy importantes que tienen que realizarse en un plazo determinado, porque de otra manera las consecuencias serían graves. Aunque no le alcance el tiempo, finalmente cuando quedan pocas horas para el fin del plazo, cuando es el último día, entonces acomete furiosamente la tarea quedándose hasta muy tarde si es necesario, y finalmente la termina.

De todas maneras se ha realizado la actividad importante porque ha pasado a ser urgente. El tiempo de todas formas alcanzó, aunque a Samuel le significó toda una angustia los días previos al pensar que tenía que hacerlo, todo un estrés el último día y el consiguiente cansancio después de esa agotadora jornada.

—Necesito vacaciones, piensa.

Cuando se trabaja a presión, es muy probable cometer errores y, por lo tanto, ocupar más energía y tiempo en solucionarlos. A veces, los errores no se detectan antes de entregar el trabajo y las consecuencias serán desfavorables. A veces se provocan importantes pérdidas financieras.

Planificación del tiempoPartiendo de la idea fundamental que nunca el tiempo alcanzará para hacerlo todo, hay que seleccionar lo más importante y fundamental. Las demás actividades, ya se realizarán más delante de alguna manera.

Pregúntate cuáles son las actividades más rentables e importantes que debes hacer hoy. Cuáles son las de mayor relevancia para tu trabajo o tu familia. Luego, pregúntale a tu jefe o a tu familia, qué es lo que consideran más importante y relevante de hacer hoy, esta semana y este mes.

Pero hay una pregunta más, una interrogante clave para que tengas una vida de realizaciones. Pregúntate: ¿qué actividades son las que yo especialmente sé hacer y que los demás no son expertos en ello? ¿Qué es lo que si yo hago bien producirá grandes beneficios y que a los demás les costará mucho más realizar por falta de entrenamiento, capacidad o experiencia?

Con estas reflexiones, llegas a la claridad de qué actividades del día o del mes son realmente fundamentales y productivas que tú debes y quieres hacer. Comienza el día realizando esta tarea y termínala. Hazlo ahora, con tiempo. No lo postergues. Apenas tengas los elementos necesarios, comienza a realizarla... ¡y finalízala! Luego, deja el resto de tu tiempo para tus otras tareas.

El premio será una gran satisfacción personal, una mayor productividad, una mejor salud y la eliminación del estrés.

Sergio Valdivia

PRÁCTICAS PARA EL ÉXITO MENTAL

Éxito mentalSesiones dirigidas para tener éxito y triunfar. Permite conseguir todas sus metas, enseña a formularse sus objetivos de vida. Construye una imagen triunfadora. Desarrolla la intuición como herramienta para el éxito y genera una actitud mental positiva atrayente.

Al aprender a focalizar profundamente la mente en lo que se desea, se permanece alerta a las oportunidades que la vida entrega. Es lo que se llama la "Ley de Atracción".

www.circuloaleph.com/editorial/exitomental.htm

Regla número diecisiete
para el éxito (y final)

www.serfeliz.net 

Uno debe darse cuenta que la verdadera felicidad radica dentro de uno mínimo. No hay que desperdiciar tiempo ni esfuerzo en buscar la paz, la alegría y el gozo en el mundo externo. Hay que tener presente que no hay felicidad en tener u obtener, sino únicamente en dar. Hay que dar. Compartir. Sonreír. La felicidad es un perfume que no se puede escanciar en los demás sin que unas cuantas gotas caigan en uno mismo.

Nathaniel Hawthorne nos advirtió, hace mucho, que era mucho más fácil atrapar una mariposa que el sentimiento esquivo llamado felicidad. Según escribió, la felicidad, cuando se presenta en este mundo, ocurre incidentalmente. Si hacemos de ella el objeto de nuestra búsqueda, eso nos llevará a una persecución infructuosa y nunca la alcanzaremos. Sin embargo, como Aristóteles declaró ante el mundo: "La felicidad constituye el significado y el propósito de la vida, el único objetivo y fin de la existencia humana".

Veamos por ejemplo las hordas que todas las noches se reúnen en las ciudades en busca de unas cuantas horas de felicidad. ¿Cuántos millones de dólares anuales gastamos en adquirir placer de todo tipo? ¿Funciona? ¿Somos felices? recientemente llevé a cabo un experimento que había estado diciendo que haría durante años. Una tarde soleada, me instalé en una esquina de la calle Cincuenta y Cuatro y de la Quinta Avenida en la ciudad de Nueva York y me puse a observar a las siguientes doscientas personas que pasaron frente a mí en dirección al sur. De acuerdo con mi expectativa, menos de diez iban sonrientes, o por lo menos que parecieran felices. ¿Por qué? Si la felicidad es una condición normal, como la buena salud, ¿por qué no somos más los que la disfrutamos? 

Si los ingredientes de la felicidad no están dentro de la persona, ningún logro material, ninguna diversión ni ninguna tarjeta de crédito "Dorada" puede hacer sonreír a esa persona.

Thoreau, mi viejo amigo, tenía mucho que podía decir al respecto, entre otras cosas: "Estoy convencido, a partir de la experiencia, de que permanecer en este mundo no es un trabajo arduo sino una diversión cuando vivimos con sencillez y sabiduría. La mayor parte de los lujos, y muchas de las así llamadas comodidades de la vida, no sólo son completamente prescindibles, sino verdaderos, obstáculos para la elevación de la humanidad".

Sólo podemos tener la felicidad mayor como la que acompaña a la verdadera grandeza, si tenemos una gran consideración y muchos sentimientos hacia el resto del mundo, así como los tenemos hacia nosotros mismos. Este tipo especial de felicidad a menudo trae consigo tanto dolor que sólo podemos diferenciarlo del dolor porque es lo que elegiríamos sobre todo lo demás, porque nuestras almas ven que eso es bueno". Es bueno tener dinero y las cosas que el dinero puede comprar, pero también es bueno ponerse una que otra vez a reflexionar para estar seguro de no haber perdido las cosas que el dinero no puede comprar.

Hay que comunicarse con los demás. La felicidad no es sino el producto secundario de la manera en que uno trata a sus semejantes. Ahora es el momento de ser feliz. Aquí es el lugar para ser feliz. Hay que aprender y comenzar a vivir según las reglas que se le han entregado a usted, reglas que se le han entregado a usted, reglas que se le presentaron con mucho amor, y compartir su mensaje con otros que piden su apoyo. Sólo entonces aparecerá la mariposa y se posará ligeramente en su hombro mientras suena la cajita de música. Nunca hubo, ni habrá una mejor manera de vivfr.

Og Mandino

Por qué se debe desarrollar
salud social

www.serfeliz.net 

Esta reflexión no se denominó “Cómo ser mejor persona”, porque estoy convencido que esa condición es relativa y depende de cada quien, ya que lo bueno o lo malo forma parte del mundo interior que cada uno dispone de acuerdo con sus vivencias, experiencias, conocimientos, creencias y saberes, y el ser mejor persona está en relación con la interpretación que cada quién haga de esa realidad personal.

Así mismo, la salud social se asume como el estado cognitivo-emocional-actitudinal a través del cual la persona se respeta a sí misma y respeta a las demás personas, incluyendo sus actos, su manera de pensar, de sentir, de valorarse, dada su forma de vivir en general. La salud social también significa amarse a sí mismos de la misma manera que se ama a alguien más. La razón de esta “regla de oro”, consiste en que no podemos amar a nadie, sin antes habernos conocido, querido y cuidado lo suficiente a sí mismos.

Entonces, tener salud social implica conciliarse con el pasado para comprender la situación presente y darse cuenta de los patrones de comportamiento que están anclados en el subconsciente y que en lugar de ayudarnos a superar adversidades o retos de participación con otros, nos llevan actuar de una manera que nos hacen retroceder en lugar de avanzar, pues en el mundo de hoy, el trabajo comunitario o laboral se hace en grupo o en equipo y eso requiere de ser solidario y respetar al otro como persona.

La salud social enseña que: “Al forzar a otros hacia un fin lo que se obtiene es todo lo contrario”, por eso es mejor preguntarse: Por qué actúo así y no, por qué me sucedió esto. Por qué me abandonan mis amigos… Es mejor pensar en cómo se puede aprovechar esa adversidad de ser diferente y asumirla como la oportunidad para cambiar por lo que se quiere. En lugar de lamentarse diciendo: “Soy así porque así nací y no voy cambiar...” Ya que uno es lo que quiere ser...

Ser tolerante y respetar a las demás personas, incluye sus actos, su manera de pensar y forma de vivir en general, y eso significa que convivimos, es decir, no vinimos a este mundo a imponerle criterios a nadie, porque cada uno vive diferentes experiencias y su comportamiento es consecuencia de ellas, por tanto; Cada quien tiene sus propias razones para actuar como lo hace... 

De igual manera, para los demás puedo actuar de forma inadecuada y en lugar de quejarme, debo agradecer que seamos diferentes, pues lo que nos enriquece es la diversidad de estilos de vida, ya que en la diversidad radica la posibilidad de ser y de existir de manera auténtica, como derecho a la diferencia. No se puede imaginar lo que sería de este mundo si todos fuéramos iguales, pensáramos igual y actuáramos igual... Sin embargo, en lugar de estar criticando los comportamientos ajenos, podemos tratar de aprender de ellos, para aprender de la experiencia de otros.

Tampoco estamos en este mundo para hacer de las personas nuestra imagen y semejanza. Para eso, antes deberíamos preguntarnos: ¿Poseo la inteligencia y conocimientos suficientes para asegurar que mi manera de pensar es la que requiere la convivencia con los demás seres humanos? 

En lugar de querer cambiar a todo el mundo, la salud social nos enseña que cada persona está capacitada para reflexionar sobre sus actos, cuidar su funcionamiento físico, su función mental, sus metas, su trabajo y asumir la responsabilidad de los propios actos. 

Desde ese punto de vista, desarrollar salud social significa comprender que cada quien responde por una misión diferente en este mundo, y por tanto: Tiene la potestad y el derecho para seguir el camino que considere adecuado hacia el logro de sus propias metas, sin hacerle mal a nadie. 

Luís Gerardo Rodríguez, Centro de Pedagogía Humanista. Bogotá. Colombia.

Testimonios

Revista Ser Feliz, un obsequio siempre bien recibido.

Conocí su revista por mediod e una amiga, y ha sido lo mejor que he recibido.

Mil gracias y felicitaciones por tan importante labor.

Viviana Martínez A., Bogotá D.C., Colombia.


Esta revista la conocí gracias a una persona muy especial, que siempre está en contacto conmigo. No nos conocemos físicamente, pero lo aprecio mucho.

Marcel Denogean T., Caborca, México.


Estimado amigo Sergio:

Cordial saludo y mucho éxito, lo mejor de este mundo para usted y toda su familia. Gracias por su revista.

Carlos Boada, Caracas, Venezuela.


Estimado Sergio: A pesar de leer con atención tu e-zine y extraer todo lo positivo que sin dudas contiene, me permito disentir contigo en el comentario del pié, el cuál fue la respuesta al mail que te han enviado.

Cuando ganas en un juego de azar, ¿no es la suerte acaso el determinante ? ¿Acaso hay alguna causa conocida para ello ? ¿Cuando fallece un ser humano por una enfermedad inculpable, acaso no es fatalidad el término que mejor se ajusta a lo ocurrido? Creo que a pesar de nuestras capacidades y todo el énfasis que pongamos en trabajar sobre nosotros mismos, no todo es causalidad, sino que existe una buena cuota de casualidad.

Un abrazo y mis congratulaciones por tu labor.

Manuel Protters. Argentina.


Comentario. Gracias Manuel por escribir. Efectivamente un juego de azar, por definición, está sometido a la suerte. Pero como digo en mi artículo, llamamos suerte aquello en que no conocemos las causas o no las podemos manejar. Que no haya una causa conocida para algo, no quiere decir que no hayan causas. Supongamos las bolitas típicas en el sorteo de un juego de lotería. Las que serán sacadas de una esfera donde giran depende de las leyes de la probabilidad. Y que salga una u otra depende de la velocidad de giro, de la presión que ejercen factores externos (a veces aire a presión), del tiempo en que permanecen girando, etc. En resumen, de una componente de fuerzas tales como la centrípeta y cinética. Hay causas por las cuales sale una y no otra. Así pues, en este ejemplo incluso estamos ante causas conocidas. Otra cosa es que no podamos controlarlas.

Un ser humano que fallece por una enfermedad incurable también es producto de diversas causas: ambientales, genéticas, alimentación, modo de vida, actitud mental, etc. Algunas de ellas las podremos modificar, otras no.

Todo es causalidad. Casualidad es aquéllo que llamamos accidental, porque no conocemos la cadena de causas que provoca un acontecimiento. El universo es un sistema coherente y consistente. De otra manera, no podría sostenerse la vida en él. No pretendemos, claro está, tener el poder para dominarlo a nuestro arbitrio. Como decía, uno de los encantos de la vida son las sorpresas que nos presenta a cada instante.


Estimado Sergio,

Muchas felicidades por un nuevo y próspero año de la revista, siempre tan interesante, didáctica y realizada con mucho amor para todos. También un saludo cordial a tu esposa y colaboradores.

Graciela Lotito, Buenos Aires, Argentina.


Agradezco sinceramente los comentarios que se publican, me han ayudado mucho en mi vida personal.

Raymundo Cruz, Tuxtla Gutiérrez, México.


En estos momentos busco la felicidad, he criticado mucho la autoayuda y estas cosas, irónicamente estoy encontrando grandes mensajes en esta página. Espero puedan seguir siendo apoyo a muchos seres que como yo creen que lo sabían todo y es cuando menos sabemos, ni siquiera dónde ni para dónde vamos.

Iván Díaz, Cali-Bogotá, Colombia.


Sumamente interesante su apreciación de la personalidad y la actitud. Me gustaría enfocar el papel de la educación y la fe como parte de un motor importante de la decisión de vivir mejor.

Gracias por su agudeza y sencillez.

Víctor Chonillo C., Guayaquil, Ecuador.


Su revista es fenomenal. Gracias por todos sus consejos. Me han ayudado a crecer como ser humano y a lograr que mi vida tenga mayor calidad y sea más plena.

Edith Suárez H., Xalapa, México.


He leído un artículo de Uds. y me pareció magnifico “Cambiando la suerte”, es por eso me suscribo a Uds. y pueden contar con todo mi apoyo.

Víctor Alvaez P., Victoria, Australia.


Respetado SERGIO

Gracias por enviarme la revista

Es gratificante encontrar en la Web escritos tan maravillosos, que nos ayudan a ser mejores.

Lo felicito por su espíritu de ayuda a los demás a través de su revista, de personas como usted debiera haber más en el mundo.

Le deseo muchos éxitos y nuevamente gracias.

Nelly Amparo Estacio , Cali, Colombia.


Esta página la he encontrado por casualidad, nadie me la sugirió, estoy gratamente sorprendida desde el día de ayer miércoles 15 de junio pues por algunas situaciones que me han ocurrido últimamente y que me han hecho sentir un tanto desanimada y dolida, siempre he sido fuerte y esta vez no va a ser la excepción. Hoy me quiero suscribir a su revista porque me ha parecido vivificante y quizá la pauta que necesito para no dejarme vencer ante ninguna dificultad. Tengo casi 37 años y siento que estoy estancada en mi vida y ahora mismo siento la necesidad de salirme de este enclaustramiento en el cual ya me ahogo, al leer la colaboración de CONOCETE (*) vi una luz en mi horizonte que me ha hecho querer correr hacia ella con prisa, con ansia y desesperación. Soy madre soltera y tengo 2 hijos varones: Diego de 15 años e Iván de 11 años. Hasta ahora no había sentido esto nunca, pero hoy siento que mi vida se está renovando a pasos agigantados y no quiero irme a la deriva. Es por eso que encontré tan interesantes las colaboraciones. Espero que sí puedan enviarme la revista a mi correo pues estoy muy interesada realmente. Lo felicito por crear este espacio con el interés necesario para ayudar a quienes lo necesitamos y le doy las gracias porque sé que estos artículos serán mi guía para llegar a esa luz. Dios le bendiga siempre.

Con admiración y respeto.

Evelin P., Tabasco, México.

(*) Nota del Editor. Artículos enviados a la publicación española “El Almanaque”.


Estimado Sr. Valdivia, estoy muy agradecida por su importante revista que me ayuda mucho. Felicitaciones. Quisiera pedirle de favor que ahora que va a estar en Perú trate de programar una visita a Guayaquil, Ecuador. Sería increíble poder conocerlo y que su sabiduría la podamos transmitir a tanta gente que lo necesita.

Atentos saludos, 

Ana Luisa Moreno, Guayaquil, Ecuador.


Comentario. Nos encantaría visitar Ecuador. Hagamos fuerza mental y quizás resulte.