SER FELIZ con Sergio Valdivia

El éxito en su hogar · Revista Digital (Ezine)
del Desarrollo Personal

La revista especializada más leída del mundo. Distribuida a los cinco continentes.
La edición digital se distribuye desde el 10 de junio de 1999.

Ir a inicio sitio web Ir a revistas anteriores

No podemos dar de baja directamente.

Por favor, si eso es lo que desea, teniendo abierta esta publicación en su correo, PULSE AQUÍ. Y quedará inmediatamente retirado o retirada, no recibiendo más nuestra Revista, las enseñanzas y ofertas.

Escríbenos a contacto @ serfeliz. net

Para suscribirse y recibir la revista por email: clic aquí.

Toma cinco minutos de tu tiempo y léela hoy. Tu vida puede cambiar muy favorablemente.

CIRCULO ALEPH
Revista digital gratuita con temas de desarrollo personal, liderazgo, autoestima, prosperidad, felicidad y temas afines.
Permitida la reproducción citando la fuente.
"Ser Feliz" no tiene una orientación religiosa ni política determinada.
Creador y Editor: Prof. Sergio Valdivia Correa.

Número 278

Contenido

Editorial

Comienza con tu veinte por ciento

Regla número dieciséis para el éxito

La teoría del ABC

Testimonios

Comparte esta revista con tus amigos.
¡Ayúdame a ayudar!
Regala calidad de vida.

Editorial

El valor de una vida se mide por las vidas que toca.

Sergio Valdivia con Nélida AlamosHay tanta gente de esfuerzo que, sin embargo, obtiene pobres resultados en su vida. Creo que a todos les conviene reflexionar sobre la ley del 80-20 que tratamos en nuestro primer artículo y la regla de ABC que conversamos en el tercero. El segundo artículo nos enseña más de cómo enfrentar las adversidades que siempre se harán presentes en diversos momentos de nuestras vidas.

Un saludo especial a los suscriptores de Bolivia, deseando que su país pronto alcance la pacificación, comprensión y unidad para que aprovechen mejor todas las riquezas que su suelo posee.

Que la Paz prevalezca en Bolivia.

Este próximo mes estaremos visitando el vecino país de Perú. Las novedades las iremos actualizando en nuestro email de auto respuesta peru @ serfeliz.net 

Y hoy tenemos una gran noticia. CUMPLIMOS SEIS AÑOS DE PUBLICACIÓN ININTERRUMPIDA DE SER FELIZ DIGITAL.

Felicidades para todos y que comencemos un nuevo año de mayor felicidad y prosperidad.

Foto: Nélida, mi esposa.

Sergio Valdivia
Escríbeme a correo
twitter: @sergiovaldivia
www.facebook.com/sergio.valdivia.correa

Instituto CIRCULO ALEPH te apoya en tu proyecto
de una vida más exitosa

Si vives en Chile, ya es el momento de desarrollar tus capacidades y de ser todo lo que puedes ser. Te ofrecemos un completo programa de cursos presenciales con enseñanzas y prácticas fáciles de aplicar y de resultados inmediatos.

Días y horarios de  cursos: aquí


Atención especial para alumnos del extranjero: www.circuloaleph.com/chile

Comienza con tu
veinte por ciento

www.serfeliz.net 

A menudo sucede que una persona realiza su trabajo en forma muy eficiente y diligente, ya sea en lo laboral o en el hogar. Lo que hace, lo hace bien. Es una cualidad muy importante para tener éxito en lo que uno se proponga.

Sin embargo, puede llegar a sentir que trabaja mucho con pobres resultados. ¿Te ha sucedido? Tras una jornada de intenso esfuerzo, parece que nada importante ha sido hecho. Las tareas más necesarias una vez más no han podido completarse. Es una sensación o experiencia que de repetirse durante un tiempo largo produce desmotivación e, incluso, depresión. Puede también deteriorarse la imagen de sí mismo y el concepto que se tiene de sus habilidades y destrezas.

La causa de todo esto es que, si bien las actividades se han realizado muy bien, no eran lo que se necesitaba hacer. Muchos empleados trabajan bastante para encontrarse después que su labor no era lo que se requería y tienen que comenzar de nuevo, tras las correcciones y rectificaciones realizadas por sus jefes.

Te ahorras un enorme esfuerzo y tiempo si primero ocupas unos pocos minutos en preguntar a tus superiores lo que se necesita de ti y cuáles son las actividades más importantes del mes o del día. Muchas veces es conveniente que presentes en seguida un bosquejo, borrador o esquema de lo que has entendido que se te pide, para que tu jefe lo vea y haga las correcciones del caso. ¡Cuántas veces un buen empleado trabajó horas para presentar un escrito o diseño y encontrarse con que lo que se necesitaba otra cosa y tuvo que empezar de nuevo!

Eficacia y eficiencia. Administración del tiempoUna vez que has comprendido bien la o las actividades más importantes del día, comienza inmediatamente a realizarlas y ¡termínalas! Aprovecha toda tu energía de comienzo del día para hacerlo y tendrás al poco tiempo la satisfacción de haber puesto fin a algo importante. Luego, puedes dedicar el resto de tu tiempo disponible a otras labores que son necesarias, pero no tan fundamentales.

En tus proyectos también puede sucederte. Pasan los días, los meses y a veces los años sin lograrlos, pese a que te has esforzado mucho. También una de las causas suele ser no concentrarse en lo que es realmente necesario.

Es conocida la ley de Paretto o ley 20/80 que en términos simples establece: el 20% de los clientes de una empresa genera el 80% de las ganancias. El 80% de los clientes, genera solamente un 20% de los beneficios. Muchas veces se realiza un gran esfuerzo de mercadotecnia para llegar a todos los clientes, con resultados pobres. Paretto puntualiza que, especialmente cuando los recursos son escasos, conviene concentrarse en ese 20% de clientes importantes que son los que responderán masivamente adquiriendo los productos o servicios de la empresa.

Brian Tracy en su libro “Tráguese ese sapo” hace una interesante aplicación de esta ley. El 20% de tus actividades te producirán el 80% de los resultados que esperas. El 80% de tus actividades no son tan importantes y provocarán pobres beneficios. De modo que conviene dedicar unos minutos (que se recuperarán rápidamente después) para determinar cuáles son los objetivos o metas realmente fundamentales. Y a partir de esta elección, determinar cuáles son las actividades importantes del día, del mes y del año. Entonces, cada día comienza realizando ese 20% de actividades importantes, termínalas y verás que obtienes ya el 80% de beneficios y satisfacción. Apreciarás que en cada día has hecho algo realmente valioso para el logro de tus metas.

Sergio Valdivia

Desarrolle prosperidad y éxito para su vida.

Curso de prosperidadUsted puede y tiene el derecho a ser una persona próspera, saludable y feliz. La prosperidad y el éxito es parte de su vida. Aprenda a despertar todo lo que usted puede ser que es mucho más de lo que se imagina.

Tenemos un exitoso curso para el éxito. Le tomará unos cinco minutos recorrer unas pocas páginas en este sitio. Y es muy posible que su vida se transforme espectacularmente.

 

www.exitomental.org

Regla número dieciséis
para el éxito

www.serfeliz.net 

Hay que buscar la semilla del bien en todas las adversidades. Cuando uno domina ese principio, posee un valioso escudo que lo protegerá bien a través de todos los oscuros valles por donde tenga que pasar. Es posible ver las estrellas desde el fondo de un pozo profundo, en tanto que no pueden distinguirse desde la cima de una montaña. De la misma manera, usted aprenderá de la adversidad cosas que uno no habría descubierto jamás sin dificultades. Siempre hay una semilla del bien. Uno debe encontrarla para prosperar.

Uno debe sembrar siempre la semilla del bien, en cualquier adversidad. No hay una regla para vivir que sea más exigente que ésta, pero, una vez que uno ha aprendido a reaccionar ante cualquier problema con la palabra "Magnífico" y luego se toma el tiempo para descubrir qué podría haber de bueno en el serio problema que uno tiene, se sorprenderá al ver con cuánta frecuencia se puede cambiar una derrota segura en una victoria.

Samuel Smiles, autor del primer libro sobre el éxito intitulado Autoayuda a finales del siglo XIX, dijo que siempre aprendemos más de nuestros fracasos que de nuestros éxitos. Con frecuencia descubrimos lo que sí funciona al descubrir lo que no funciona, y quien nunca haya cometido un error nunca ha experimentado la emoción de hacer que una pérdida aparente se vuelva un triunfo.

El principio de transformar los debes en haberes es tan antiguo como el hombre. Por ejemplo los amigos de Santa Claus, los esquimales, que se las han arreglado para sobrevivir durante milenios extrayendo la semilla del bien de su mayor adversidad; convierten las únicas materias primas de que disponen, el hielo y la nieve, en iglúes para guarecerse del frío. Un viejo amigo con quien juego al golf dice que la verdadera prueba de la vida, al igual que ocurre en el golf, no es el hecho caer en las trampas, sino el poder salir de ellas, como cuando la pelota ha caído entre pasto muy crecido.

En los juegos y en la vida, quienes han aprendido a enfrentar la adversidad son quienes ganan los campeonatos.

Og Mandino

La teoría del ABC

www.serfeliz.net 

A menudo me asombro al constatar que hallazgos recientes acerca de la conducta humana son, en realidad, el resultado de reformulaciones de viejos adagios que, expuestos en un lenguaje moderno, vuelven a estar de moda, dando cuenta que la naturaleza humana es mucho más estable de lo que uno pudiera imaginar.

El motivo de mi asombro hoy es descubrir una vieja frase del famoso filósofo griego Epicteto, sencilla por demás, según quién “las personas no se alteran por los hechos, sino por lo que piensan acerca de los hechos”. Frase que es uno de los pilares de esta nueva disciplina llamada Coaching que, traducida a un lenguaje más sofisticado pero de igual significado, declara que “vivimos en mundos interpretativos” y que lo que es considerado real, es real para una determinada persona que sólo ve lo que puede ver según los filtros con los que observa el mundo externo e interno, con los cuales les atribuye significados ..¡que siempre son producto de una construcción personal!

La importancia de haber recuperado este antiguo concepto es que pone en primer plano no el “hecho en sí”, motivo de nuestros juicios, sino los juicios mismos que nos asaltan, ya que serán éstos los que en definitiva determinarán nuestra conducta frente a las situaciones que se nos presenten. Y según cuál sea el acontecimiento activador (interno o externo) , podremos tener reacciones de tipo emotivo (emociones), cognitivo (pensamientos) o conductual (acciones).

¿Y cuál sería la importancia de este punto de vista? Considerando que los acontecimientos son en definitiva lo percibido por la persona, y en cierta manera, creado o construido a partir de una particular selección de datos, inferencias, supuestos, atribuciones, resultado de esquemas mentales definidos por la experiencia de quién percibe, se desprende de esta visión la posibilidad de salirnos del modelo tradicional reactivo, donde causa y consecuencia parecen estar determinadas de antemano (a veces por nuestra cultura), para generar nuevas respuestas a ante viejas situaciones.

El Dr. Albert Ellis, Presidente del Albert Ellis Institute con sede en New York, resume este punto de vista en lo que él llama la “Teoría del ABC”, en que A es el acontecimiento activa

dor, suceso o situación, B representa el sistema de creencias (pensamientos , recuerdos, supuestos, normas, valores, etc) y C la consecuencia o reacción ante A. Y ocurre que entre A y C siempre estaría B. Y aunque esta teoría es muy básica y hoy ha evolucionado dentro del contexto de lo que se conoce como la Terapia Racional Emotiva Conductual (TREC), resulta interesante una distinción que hace respecto al sistema de creencias (B) , al hacer la diferencia entre:

Nuestras observaciones (no evaluativas) que se limitan a lo observado: “un hombre está corriendo”

Inferencias (no evaluativas) que incorporan supuestos que pueden ser acertados o no: “el hombre que está corriendo teme llegar tarde a la oficina”

Evaluaciones preferenciales: “me gusta ir al cine” o “deseo ganar un premio”.

Evaluaciones demandantes: “necesito que me valoren”, “debo sacar un diez en el examen”, etc.

Y resultan particularmente interesantes estas últimas, que a su vez pueden diferenciarse según sean demandas sobre uno mismo (“yo debo” ...o “yo necesito”...); demandas sobre los otros (“él debe” ...o “tú debes”...) y demandas sobre el mundo (“el mundo debe”...o “la vida debe”). Porque no cabe duda que son estas últimas las causantes de buena parte del sufrimiento humano, ya que éste , a diferencia del dolor, que es biológico (se experimenta en el cuerpo), es producto de nuestros enfoques. Y ocurre que cuando estamos condicionados por lo que Ellis denomina una “filosofía demandante”, solemos caer con facilidad en la “tremendización” (exageración del significado o importancia del hecho, o del daño que él pudiera provocar), en la “baja tolerancia a la frustración” o en la “condena global” de uno mismo (“soy una basura”), de otras personas (“son todos unos inútiles”) o del mundo (“la vida no vale la pena ser vivida”).

¿Y cuál sería la consecuencia de vivir regido por estas evaluaciones demandantes? Ni más ni menos que un daño a nuestra autoestima, porque terminamos por auto evaluarnos según una escala definida por éxitos o fracasos en términos de metas o ideales o por las opiniones (reales o supuestas) de las personas significativas para nosotros.

¿Y la propuesta terapéutica de Ellis? Simple aunque no fácil, él propone el concepto de “auto aceptación”, consistente en algo que podría llamarse “amor incondicional por nosotros mismos”, o sea, querernos y valorarnos por el simple hecho de existir, sin calificarnos en ninguna escala de valores, ya que por un lado sólo podemos calificar a las conductas pero no a las personas y por otro, la opinión de los demás no puede modificar lo que realmente somos.

Como dice Ellis, es necesario practicar la aceptación de las personas como humanos falibles, ubicando al hombre en el centro de su universo, como el principal responsable de alterarse o no, más allá de las circunstancias.

En resumen, se trataría de ser ”ni sobrehumanos ni subhumanos, sino....¡simplemente humanos!”.

Lic. Clara Braghiroli, Veracruz, México.

Testimonios

Revista Ser Feliz, un obsequio siempre bien recibido.

Me estoy inscribiendo por las magníficas referencias que me ha brindado mi amiga Marcela. Espero su próxima remisión para poder deleitarme con su revista. Agradeciéndole anticipadamente. 

Ana Macassi V., Lima, Perú.


Me la acaba de enviar una amiga y me pareció genial. Muchas gracias.

Regina Schlüter, Buenos Aires, Argentina.


Mi nombre es Nancy, vivo en Mendoza, Argentina, y quisiera saber si hay algún grupo en esta ciudad que se junte para compartir enseñanzas y experiencias.

Recibo la revista via mail, y me ayuda muchísimo y me siento muy acompañada, pero quisiera profundizar más, por eso es que me interesaría ser parte de un grupo, que se inspire en la revista.

Desde ya muchas gracias. Un abrazo fuerte.

Nancy Zamora, Mendoza, Argentina.


Comentario. Con mucho gusto estamos dispuestos a apoyar a suscriptores que quieran reunirse formando un Círculo de Desarrollo Personal, donde se pueden comentar e intercambiar experiencias sobre los artículos de la revista. Recibirán de nuestra parte un apoyo especial. Los interesados pueden escribir a la revista.


Estimado Sr. Sergio Valdivia. En primer deseo felicitar a Ud y sus colaboradores por los artículos tan positivos y creadores para ser felices. Yo vivo en Israel (de origen argentino). Quisiera hacerle una pregunta: ¿qué diferencia hay entre suerte y destino y si existe la fatalidad? Le agradezco desde ya su amable atención.

Isa Steel, Israel.


Comentario. Llamamos suerte a aquello que ocurre imprevistamente debido a que no se conocen las causas que desencadenaron el suceso. Sin embargo, todo tiene sus causas y cuando se conocen, dejamos de llamarlo suerte. Todos venimos con ciertas capacidades, muchas más de las que generalmente se cree. Tenemos muchas potencialidades que a veces no se desarrollan por programaciones y condicionamientos negativos que han sido adquiridos durante la vida. No obstante, aún así, parece que tenemos ciertos límites y ciertas habilidades especiales para algunas acciones. Podemos contruir un destino favorable a nosotros cuando aprendemos a tomar el dominio de nuestra vida, cuando aprendemos a desarrollarnos y a liberarnos de los condicionamientos negativos. El futuro siempre se construira por la suma de nuestros momentos presentes y si vivimos bien este presente, nuestro destino cambia. Por tanto, no hay fatalidad cuando se trabaja sobre sí mismo.


Hola Sergio. Hace años que sé de ti a través de una persona que trabajó contigo hace muchos años, ella es Anita Guzmán. Bueno, espero recibir la revista. Gracias. Que la paz y el amor te acompañen.

Ninoska Berdichevsky, Valparaíso, Chile.


Comentario. Anita fue durante muchos años una de mis más excelentes colaboradoras. Siempre estaré agradecido por esto y le deseo lo mejor en su vida.


Apreciado amigo Sergio, cordial saludo y muchos éxitos. Soy un asiduo lector de su revista, llevo varios años revisando sus textos, artículos y valiosos mensajes. Personalmente han sido muy enriquecedores, los valoro mucho y deseo seguir recibiendo su revista en un nuevo correo pues el anterior por su capacidad tan limitada me era difícil sobre todo últimamente tenerla con puntualidad. De todas maneras, le participo que me ha ayudado mucho para mi crecimiento personal, interior y espiritual. A usted, su equipo, muchas pero muchas gracias por su valiosa labor. Cuente con nosotros y siga con esa labor que mi DIOSITO le recompensara con muchísimas bendiciones. Un fuerte abrazo. 

Alvaro Mendis H., Pereira, Colombia.


Soy una jovencita de 16 años. La muerte de mi hermana opaco mi vida , me sentí morir. Gracias a una gran mujer llamada Fanny Viviana Alcorta , que me inscribió en esta maravillosa revista (Ser Feliz) llegué a querer nuevamente vivir. Me ayuda bastante, cada día aprendo a quererme a míi misma y a mi prójimo con las ediciones que recibo. Muy agradecida. 

Paola Rios Ruiz Gracey, Lima, Perú.


Comentario. Apreciada Paola, lamento mucho lo de tu hermana.

Es una pérdida irreparable. Espero que encuentres consuelo recordando los bellos momentos que compartiste con ella y que tu vida se vaya forjando de manera más feliz y próspera gracias a las sugerencias de nuestra Revista Ser Feliz, que tu hermana te dejó de guía y recuerdo.


Me parece muy interesante descubrir que la felicidad sí se puede descubrir en este mundo donde abunda el caos y mucha maldad.

Tengo muy buenas referencias de ustedes. Gracias.

Francisco Quinto I, Lima, Perú.


Felicitarlos por el notable avance que han tenido desde un tiempo a esta parte, enhorabuena. Fraternalmente.

Haroldo Quevedo B., Linares, Chile.


Su página es extraordinaria. Los felicito por encender muchas luces en el camino de la vida.

Yilda Celis, maracay, Aragua, Venezuela.


Deseo de sobremanera recibir información, estrategias, estudio y otros sobre Desarrollo Personal y Transpersonal. Yo soy Educador Diferencial, Psicopedagogo, con Diplomado en Salud Mental Y Psiquiatría Comunitaria. Desde varios años de mi existencia transito por la experiencias del crecimiento personal. lo cual los aplico en mi quehacer diario en Educación, Docencia Universitaria (realizó la asignatura de Desarrollo Personal, en la carrera de Ped. G. Básica y en trabajos con pacientes esquizofrénicos. en la medida de mis capacidades y experiencia. Trabajé durante 6 años como alumno el trabajo en esta línea con un ser y amigo muy experimentado Jhon Grein Parra. transformándose en la herramienta más valiosa en lo personal y profesional. De antemano muchas gracias.

Roger García L., Calama, Chile.


Considero que la labor que ustedes realizan actualmente es maravillosa, más aún cuando en el mundo de hoy hay tantas cosas que en apariencia hacen ver y sentir la vida tan carente de sentido. Muchas gracias.

Lina Toro V., Medellín, Colombia.


Yo hace algunos días me sentía muy deprimida, pero desde que encontré sus artículos, la verdad me he sentido muy bien, motivada, y por fin he encontrado la respuesta a muchas preguntas que me hacía.

Gracias por brindar al público todo esto.

Guadalupe Delgado S., Veracruz, México.