SER FELIZ con Sergio Valdivia

El éxito en su hogar · Revista Digital (Ezine)
del Desarrollo Personal

La revista especializada más leída del mundo. Distribuida a los cinco continentes.
La edición digital se distribuye desde el 10 de junio de 1999.

Ir a inicio sitio web Ir a revistas anteriores

No podemos dar de baja directamente.

Por favor, si eso es lo que desea, teniendo abierta esta publicación en su correo, PULSE AQUÍ. Y quedará inmediatamente retirado o retirada, no recibiendo más nuestra Revista, las enseñanzas y ofertas.

Escríbenos a contacto @ serfeliz. net

Para suscribirse y recibir la revista por email: clic aquí.

Toma cinco minutos de tu tiempo y léela hoy. Tu vida puede cambiar muy favorablemente.

CIRCULO ALEPH
Revista digital gratuita con temas de desarrollo personal, liderazgo, autoestima, prosperidad, felicidad y temas afines.
Permitida la reproducción citando la fuente.
"Ser Feliz" no tiene una orientación religiosa ni política determinada.
Creador y Editor: Prof. Sergio Valdivia Correa.

Número 231

Contenido

Editorial

La felicidad, mito o realidad

No te olvides del pato

El árbol de los problemas

Testimonios

Comparte esta revista con tus amigos.
¡Ayúdame a ayudar!
Regala calidad de vida.

Editorial

El valor de una vida se mide por las vidas que toca.

Sergio Valdivia CorreaMuchas veces las personas llevan una vida de infelicidad por no lograr liberarse de culpas y problemas a tiempo. Es como una pesada carga, una mochila, que se lleva por meses, años o toda la vida.

Conviene darse cuenta que no traemos ese peso al nacer, que lo adquirimos durante el transcurso de la vida. Y, por lo tanto, podemos dejarlo y liberarnos. Hoy he elegido artículos que explican cómo hacerlo.

Foto: En la Cámara de Industria y Comercio de Santa Cruz, Bolivia.

Sergio Valdivia
Escríbeme a correo
twitter: @sergiovaldivia
www.facebook.com/sergio.valdivia.correa

Instituto CIRCULO ALEPH te apoya en tu proyecto
de una vida más exitosa

Si vives en Chile, ya es el momento de desarrollar tus capacidades y de ser todo lo que puedes ser. Te ofrecemos un completo programa de cursos presenciales con enseñanzas y prácticas fáciles de aplicar y de resultados inmediatos.

Días y horarios de  cursos: aquí


Atención especial para alumnos del extranjero: www.circuloaleph.com/chile

La felicidad, mito o realidad

www.serfeliz.net 

"Conviértete en actor, director y productor de tu vida y con ello estarás más cerca de encontrar la felicidad".

Quería hablaros de la felicidad pero en realidad sólo puedo decir que la encuentra quien busca en su interior porque la vida demasiadas veces se presenta ingrata ante nosotros. El entorno se torna hostil y esa hostilidad daña nuestra capacidad de razonamiento. Nos dejamos llevar por las emociones, no siempre buenas amigas, que tiñen de odio nuestras relaciones. ¿Porqué el ser humano es tan adicto a la infelicidad con lo fácil que sería jugar a ser feliz?. Continuamente intentamos pensar en positivo, gozar de nuestra existencia pero algún pequeño imprevisto nos entorpece el entendimiento.

La vida sin las relaciones no tendría demasiado sentido; nos necesitamos los unos a los otros pero a la vez parece que queremos hacernos daño. Nuestra negatividad traspasa cualquier señal de esperanza y para cuando nos damos cuenta ya es demasiado tarde para tirar atrás y enmendar lo acontecido. Vivir ya es difícil de por sí pero nosotros con nuestras limitaciones mentales la llenamos de dificultad. Y repito, ¿tan difícil es ser feliz?

Soñamos con imposibles que jamás llegan a hacerse realidad porque siempre esperamos demasiado de la vida. Vivimos en un mundo de continua necesidad, dependiendo por completo del entorno para conseguir la tan anhelada felicidad, cuando si nos paráramos a pensar descubriríamos que no necesitamos nada más que nuestro propio equilibrio con nosotros mismos para ser felices. Nadie puede dañarnos si nosotros no se lo permitimos, ninguna situación por difícil que sea tendría que enturbiar nuestro juicio positivo, porque cada uno de nosotros posee la capacidad de elección y el ser humano inteligente elige vivir felizmente. Incluso el pobre viviendo en la misma miseria puede creerse el rey porque ha escogido la felicidad como manera de vivir. Todo depende de la forma en que vivas en tu interior tu propia existencia.

Recuerda que son tus pensamientos los que dirigen tus emociones y unos pensamientos positivos conducirán siempre a emociones gentiles.

Muchos diréis que esta canción ya la conocéis pero es que es la única que conduce de veras a la felicidad, el resto solo es una simple ensoñación. El problema del ser humano es que padece de insatisfacción desde que nace y pretende compensar ese déficit con las relaciones que establece con su entorno y he ahí donde se equivoca.
Las relaciones nos proporcionan estabilidad al tiempo que conocimiento, autoestima al tiempo que convivencia, pero nuestro propio equilibrio tiene su base en nuestro interior, en nuestro propio yo.

La felicidad existe en cada uno de nosotros, en cada parte de nuestro ser, pero hay que atreverse a saborearla, a sentirla, sin miedo a ser tachados de egoístas.

La felicidad está en cada pensamiento, en cada palabra expresada, en cada átomo de nuestra existencia, sólo tenemos que abrir nuestro corazón para poder encontrarla.

Gloria Marsellach Umbert - Psicólogo de Psicólogo en la red 

¡Prácticas para el éxito!

Éxito mentalAl aprender a focalizar profundamente la mente en lo que se desea, se permanece alerta a las oportunidades que la vida entrega. Es lo que se llama la "Ley de Atracción".

La activación de su poder mental le hará tener gran influencia en el medio ambiente. La capacidad de lograr metas le llevará a la riqueza material o espiritual.

www.circuloaleph.com/editorial/exitomental.htm

No te olvides del pato

www.serfeliz.net 

Había un pequeño niño visitando a sus abuelos en su granja. El tenía una honda (resortera, catapulta) con la que jugaba todo el día, practicaba con ella en el bosque pero nunca daba en el blanco. Estando un poco desilusionado, regresó a casa para la cena. Al acercarse a casa, divisó al pato mascota de la abuela. Sin poder contenerse, usó su honda y le pegó al pato en la cabeza y lo mato. 

Estaba triste y espantado, y todavía en pánico, escondió el cadáver del pato en el bosque. Pero se dio cuenta que su hermana lo estaba observando. Susana lo había visto todo pero no dijo nada. Después de comer la abuela dijo, "Susana, acompáñame a lavar los platos." Pero Susana dijo, "Abuela, Pedro me dijo que hoy quería ayudarte en la cocina, ¿no es cierto Pedro? Y ella le susurró al oído: "¿Recuerdas lo del pato?" Entonces, sin decir nada, Pedro lavó los platos. 

En otra ocasión el abuelo preguntó a los niños si querían ir de pesca, y la abuela dijo, "Lo siento pero Susana debe ayudarme a preparar la comida." Pero Susana con una sonrisa dijo, "Yo sí puedo ir, porque Pedro me dijo que a él le gustaría ayudar." Nuevamente le susurró al oído "¿Recuerdas lo del pato?" Entonces Susana fue a pescar y Pedro se quedó. 

Transcurridos muchos días en que estaba haciendo sus propias tareas y las de Susana, finalmente él no pudo más. Fue donde la abuela y confesó que había matado al pato. Ella se arrodilló, le dio un gran abrazo y le dijo, "Amorcito, yo ya lo sabía. Estuve parada en la ventana y lo vi todo, pero porque te amo te perdoné. Lo que me preguntaba era hasta cuando permitirías que Susana te tenga como esclavo.

¿Hasta cuándo permitirás que tus pecados sin confesar te mantengan esclavo? Hoy puedes gozar de la gloriosa libertad si te decides a perdonar y a perdonarte.

Colaboración

El árbol de los problemas

www.serfeliz.net 

Después de pensarlo me decidí a reparar una vieja casa que tenía en una granja. Entonces, contraté a un carpintero que se encargaría de todos los detalles logísticos de restauración. 

Un día decidí ir a la granja, para verificar como iban todos los trabajos. Llegué temprano y me dispuse a colaborar en los quehaceres que realizaba el carpintero. 

Ese día parecía no ser el mejor para él. Su cortadora eléctrica se había dañado, haciéndole perder dos horas de trabajo. Después de repararla, un corte de electricidad en el pueblo le hizo perder dos horas más de trabajo. Tratando de recuperar el tiempo, partió dos cierras de su cortadora. Ya finalizando la jornada, la pega que disponía no le alcanzaba para mezclar su fórmula secreta de acabado.

Después de un día tan irregular, ya disponiéndose para ir a su casa, el camión se le negaba a arrancar. Por supuesto, me ofrecí a llevarlo. Mientras recorríamos los hermosos paisajes de la granja, él iba en silencio meditando. Parecía un poco molesto por los desaires que el día le había jugado.

Después de treinta minutos de recorrido llegamos a su casa, y de sorpresa recibí una invitación para que conociera a su familia. Mientras nos dirigíamos a la puerta, se detuvo brevemente frente a un pequeño árbol, de color verde intenso y por demás hermoso. Tocó varias ramas con sus manos, mientras admiraba sus preciosas hojas.

Cuando abrió la puerta, ocurrió una sorprendente transformación. Su bronceada cara estaba plena de sonrisas y alegría. Sus hijos se lanzaron sobre él, dando vueltas en la sala. Le dio un beso a su esposa y me presentó. Me invitó un refresco y una suculenta arepa.

Ya despidiéndome, me acompañó hasta el carro. Cuando pasamos cerca del árbol sentí curiosidad y le pregunté acerca de lo que había visto hacer un rato antes. Le hice referencia a su conducta con el árbol. ¡Oh!, ese es mi árbol de los problemas, contestó.

Entones dijo, sé que no puedo evitar tener dificultades en mi trabajo, percances y alteraciones en mi estado de ánimo. Pero una cosa si es segura: Esos problemas no pertenecen ni a mi esposa y mucho menos a mis hijos. Así que simplemente los cuelgo en el “árbol de los problemas” cada noche cuando llego a casa. Luego en la mañana los recojo nuevamente.

Lo divertido es, dijo sonriendo el carpintero, que cuando salgo en la mañana a recogerlos, no hay tantos como los que recuerdo haber colgado la noche anterior.

Me monté en mi carro, meditando sobre la estrategia del carpintero para ser más feliz y evitar contaminar el hogar con los problemas laborales. Entonces me dije, valió la pena el paseo de hoy.

Llegué a la granja y me dispuse a seleccionar mi árbol de los problemas. Lo coloqué en el vehículo, y desde entones cada vez que llego a mi hogar ya saben lo primero que hago.

Fuente: Un carpintero que repara granjas, adaptación propia.

“Tenemos que saber que el mundo sólo se puede captar mediante la acción y no la contemplación. El impulso más poderoso, en el ascenso del hombre, es el placer que le produce su propia habilidad. Goza haciendo lo que haces bien, y habiéndolo hecho bien, goza haciéndolo mejor”.
Jacob Bronowski

Juan Carlos Caramés Paz
www.liderazgoymercadeo.com

Testimonios

Leí algunos números de su revista y realmente me sorprendió lo claro y accesible de su contenido, sin modismos ni palabras extraños. Actualmente hay pocas revistas así y da gusto encontrarse una fuente de información como esta.

Enhorabuena por su revista.

I.S.C. Oscar Enrique Arias Hernández, Saltillo, México.


He oído hablar de esta página y los comentarios son sensacionales. Me llegó la información a través de uno de mis mejores amigos y este a su vez de una compañera de trabajo. Es notorio que lo que se recibe aquí, es sencillamente SENSACIONAL. Sigan hacia adelante!!!, que Dios les bendiga.

Carmen De León P., Santo Domingo, Rep. Dominicana.


Hola Sergio, muchas gracias por editar una revista de este tipo, ayuda a que la gente sea más feliz, hay que insistir en estos temas y darles la importancia que tanto se merecen para poder funcionar como personas humanas unidas en este mundo para evolucionar y “ser”; cada día. Ánimo!!!!
Saludos cordiales con amor,

María Hernández M., Reus, España.


Señor Sergio Valdivia.

Como se lo trasmití en mi mensaje al inscribirme a su Revista, Que Dios lo Bendiga y le dé esa fortaleza inmensa para seguir, buscando, encontrado y trasmitiendo todo eso hermoso que nos da, para que nosotros (el mundo) encontremos eso especial por el cual Dios nos Vida y nos permitió estar aquí en este momento.

Necesitamos estos mensajes porque los seres humanos nos estamos extinguiendo unos a otros.

Rocío Tejeda, México.