SER FELIZ con Sergio Valdivia

El éxito en su hogar · Revista Digital (Ezine)
del Desarrollo Personal

La revista especializada más leída del mundo. Distribuida a los cinco continentes.
La edición digital se distribuye desde el 10 de junio de 1999.

Ir a inicio sitio web Ir a revistas anteriores

No podemos dar de baja directamente.

Por favor, si eso es lo que desea, teniendo abierta esta publicación en su correo, PULSE AQUÍ. Y quedará inmediatamente retirado o retirada, no recibiendo más nuestra Revista, las enseñanzas y ofertas.

Escríbenos a contacto @ serfeliz. net

Para suscribirse y recibir la revista por email: clic aquí.

Toma cinco minutos de tu tiempo y léela hoy. Tu vida puede cambiar muy favorablemente.

CIRCULO ALEPH
Revista digital gratuita con temas de desarrollo personal, liderazgo, autoestima, prosperidad, felicidad y temas afines.
Permitida la reproducción citando la fuente.
"Ser Feliz" no tiene una orientación religiosa ni política determinada.
Creador y Editor: Prof. Sergio Valdivia Correa.

Número 207

Contenido

Editorial

Es momento de hacer una limpieza

La tía Julia 

Opción de cambio personal

Testimonios

Comparte esta revista con tus amigos.
¡Ayúdame a ayudar!
Regala calidad de vida.

Editorial

El valor de una vida se mide por las vidas que toca.

Sergio Valdivia CorreaHe elegido con mucho cariño tres artículos que espero te sean de provecho. Tenemos novedades en cursos y también ya está disponible para que todos puedan adquirir las grabaciones Calidad de Vida, fruto de 30 años de experiencia en el tema.

Te necesitamos. Coloca al final de todos tus correos que envíes la frase "Lee www.serfeliz.net". Consigue ya mismo a lo menos un suscriptor para la Revista. Estarás regalando calidad de vida.


Foto: En el Foro Espiritual de Santiago por la Paz.

Sergio Valdivia
Escríbeme a correo
twitter: @sergiovaldivia
www.facebook.com/sergio.valdivia.correa

Instituto CIRCULO ALEPH te apoya en tu proyecto
de una vida más exitosa

Si vives en Chile, ya es el momento de desarrollar tus capacidades y de ser todo lo que puedes ser. Te ofrecemos un completo programa de cursos presenciales con enseñanzas y prácticas fáciles de aplicar y de resultados inmediatos.

Días y horarios de  cursos: aquí


Atención especial para alumnos del extranjero: www.circuloaleph.com/chile

Es momento de hacer una limpieza

www.serfeliz.net 

Está comprobado por cientos de investigaciones en decenas de países que la actitud mental y, por lo tanto las emociones, afectan a nuestro cuerpo físico. Existe una correlación entre el modo que pensamos y el modo como enfrentamos la vida con el funcionamiento de nuestro cuerpo.

Los pensamientos perturbadores y las emociones negativas enferman, envejecen prematuramente y bajan las defensas inmunológicas.

Por otra parte, los pensamientos constructivos, las emociones positivas, el buen humos, el optimismo y la confianza en sí mismo permiten una vida más larga y saludable, mejores defensas inmunológicas y un cuerpo fortalecido.

Si dos personas de condiciones similares sufren un accidente parecido, la que tiene una personalidad positiva y optimista, logrará superar mejor la situación y se recuperará más rápido y mejor.

Claramente el bien produce efectos psicosomáticos favorables. ¿Qué significa en este caso estar orientado al bien? Tener una actitud de servicio hacia los demás (altruismo), ser solidarios, apreciar a los demás, tener comprensión y tolerancia hacia las ideas y conductas diferentes, tener sinceridad y honestidad, ser agradecidos, manifestar aprecio...

Viví durante muchos años enfermo del cuerpo, los afectos y la mente, hasta que aprendí y practique lo que aquí explico.

En una organización dedicada al crecimiento o desarrollo personal, esto ha de ser lo primero en enseñar y practicar. De no ser así, se estaría perdiendo el tiempo.

¿Para qué vivir enfermo, tener malas relaciones con los demás y complicarse la vida? Es el momento que renueves tus esfuerzos por desarrollar una personalidad positiva. La vida será mejor, más larga, más agradable. Tendrás mejores relaciones con los demás y, por lo tanto, una vida más próspera.

Hay que hacer una limpieza del subconsciente para que libere tu personalidad positiva, constructiva, eficaz y solidaria. Tienes todo lo positivo dentro de ti, pero a veces no fluye o está apagado por una personalidad mal programada. Es como tener una fuente de luz, pero con un difusor o pantalla sucio. 

Hace años cuando trabajaba haciendo instalaciones de iluminación me llamaron a una empresa para aumentar la cantidad de luz pues los empleados se quejaban de que había mucha oscuridad. ¡Me bastó con hacer limpiar los difusores de las luminarias! La iluminación aumentó un 60% haciendo simplemente esto. ¡Tú también puedes limpiar tu personalidad y brillar!

Sergio Valdivia

Importante

Merkaba - Curso Merkaba - DVDTe permite desarrollar el amor incondicional; tomar consciencia del Yo Superior que todos somos, permitiendo una conexión íntima con el Creador; y tener un instrumento de protección y sanación. El practicante de Merkaba está en condiciones de practicar la sanación consigo mismo y con los demás.

www.circuloaleph.com/editorial/merkaba_I.htm

La tía Julia

www.serfeliz.net 

La visitaba cuando era niño sólo porque me obligaban. En varias ocasiones preferí aguantarme el regaño de mis padres que ir a verla.

Su casa era hermosa, muy bien arreglada, perfecta, demasiado perfecta. La recuerdo recibiéndonos, con la mirada altiva, acercando la cara para besarnos sin tocarnos.

Las visitas eran eternas. Solamente hablaba de ella. No nos preguntaba cómo estábamos, sino cómo nos habíamos portado.

Sus historias estaban llenas de acusaciones, reproches y comentarios tales como "la gente no hace...", "Fulanito hizo esto y debió haber hecho lo otro..." y "así sí es muy difícil".

Rara vez hablaba de sus problemas porque quería dar a entender que su vida era casi perfecta.

Nunca reconocía un error suyo para no mostrar debilidades.

No pedía perdón ya que eso era humillarse. Sus odios eran repentinos, desproporcionados, profundos y eternos.

Aun sus elogios estaban cargados de juicios. Eran algo así como: - Muy bien... te felicito, al fin...

Cuando alguien sufría las consecuencias de haber cometido un error, decía: - Bien hecho, se lo merece por no hacer lo correcto, yo se lo dije. 

Si comentaba acerca de los problemas de su familia, siempre se distanciaba de ellos, librándose de toda culpa.

Lo que no funcionaba con su pareja o con sus hijos se debía a que no le hacían caso a ella, porque ella sabía todas las respuestas.

No era consciente del dolor que su rigidez y arrogancia desataban en sus amados.

Pobre tía Julia. Nadie quería estar con ella. Era el terror de los sobrinos, sus hijos le temían. Tan pronto crecieron se alejaron de ella lo máximo posible.

Sus allegados terminaron aburriéndose del egocentrismo extremo y la rigidez que éste traía consigo. Todos evitaban estar con ella.

Ella creía que la gente se alejaba de ella porque sentía envidia de su vida perfecta. Pensaba que le tenían miedo debido a su honestidad al opinar. 

La tía Julia no se daba cuenta del dolor que se causaba a sí misma y a quienes la rodeaban.

Si ella hubiera leído esto, no habría caído en cuenta que es sobre ella.

Ya hace años que murió y algún bromista de la familia dice que desde entonces todos descansamos en paz.

La tía Julia no era una mala persona, su intención era que las cosas salieran bien. Se esforzaba profunda y sinceramente para que el mundo funcionara correctamente,
pero estaba convencida de que sólo había una manera, que tener la razón era mejor que cultivar los afectos.

La tía Julia se condenó a vivir aislada, solitaria, amargada, detrás de las barreras de su propia estricta convicción.

A veces todos somos como la tía Julia, creemos que no hay más que un camino correcto. 

Carlos Devis Washington, U.S.A.

Comentario del editor.

Me acordé de otra historia breve. Alguien llama por teléfono:

- ¿Aló? ¿Habrá llegado Julio?

- Mire, no sé de donde me estará llamando, pero acá todavía es Noviembre.

Opción de cambio personal

www.serfeliz.net 

Generalmente venimos a organizaciones en funcionamiento y este hecho hace que suframos un proceso de adaptación. Dentro de ese proceso de adaptación, existen tres líneas de acción: una personal que tiene que ver con el compromiso que cada uno adquiere individualmente, la segunda consiste en las interacciones que realizamos con otras unidades y personas, y la tercera integra lo personal y las interacciones dentro de una cultura organizacional. 

A medida que una organización progresa, descarta valores, unidades, técnicas, procesos y procedimientos, que fueron útiles en un momento, pero que son inapropiados en el momento actual.

Lo que acabamos de decir puede ser interesante. ¡Pero es tan poco práctico! Individualmente, todo el tiempo nos enfrentamos con decisiones respecto de cambios, y muy a menudo sabemos si ellos son para mejor o para peor. Con frecuencia sentimos que algo tiene que cambiar, pero no sabemos qué es lo que debe cambiar o cómo o cuando. 

A su vez, nuestra posición ante estos cambios conlleva resistencias de características especiales: Ignorancia de lo que sucederá, inseguridad, desconfianza en las propias capacidades, temor a perder lo que tenemos y actitud de rechazo a cambiar...

La resignación como forma de resistencia se manifiesta en no hacer nada por iniciativa propia, hacer únicamente lo que le dicen y en esperar la oportunidad para mostrar la inconformidad que se lleva dentro.

Aunque se reconoce que el cambio puede traer desarrollos que benefician la condición laboral que se posee, creamos contradicciones que alimentamos a manera de resistencia desde la queja, el disgusto o la aversión a hacer las cosas de manera diferente.

El apego a que todo lo pasado fue mejor, mantiene las condiciones del pasado e impide ver que el tiempo por venir significa progreso, debido a que todo evoluciona a medida que pasa el tiempo y por esta razón, dicha evolución se convierte en contradicción. 

“Siempre lo hemos hecho de esa manera”, es una forma de frustración aprendida que conecta con el pasado las acciones del presente, porque como humanos nos asalta una y otra vez la misma idea, actuamos bajo las mismas circunstancias, sentimos las mismas sensaciones de inseguridad, ignorancia, desconfianza... Decimos lo mismo, esperamos las mismas respuestas y creemos en las mismas cosas... Hoy igual que ayer e igual que mañana, parece ser el paradigma de la frustración aprendida en que vivimos.

Es una oportunidad para comenzar a practicar el cambio en el interior de cada uno, porque mientras eso no suceda la historia personal seguirá siendo la misma, ya que por ejemplo, una personalidad débil y dependiente no es suficiente para ayudar a configurar ningún crecimiento, cambio o innovación.

Cualquier opción de cambio personal requiere recurrir a la reflexión para la acción consciente, y esta establece el cambio de actitud o de comportamiento de acuerdo con dos opciones: Lo que puede ser y lo que no puede ser, lo que me conviene y lo que no me conviene, lo que me interesa o la que no me interesa...

Dentro del trabajo en equipo lo que cada uno hace no lo realiza para destacar su propio mérito, porque en un equipo de trabajo no hace mérito el individuo sino el equipo, tampoco se hace por temor a perder privilegios o reputación. El trabajo en equipo logra las cosas por medio de la realización colectiva alimentada desde la concertación.

Luis Gerardo Rodríguez
Centro de Pedagogía Humanista
Bogotá, Colombia.

Testimonios

Hola, Sergio Valdivia, escribiéndote para darte las gracias por los maravillosos temas nos envías , en lo personal me ayuda muchísimo a crecer como persona y estar segura de mí misma ,y también comparto esto con mi familia y están super contentos.

Me encanta esta página y me encantaría escucharte personalmente en una conferencia. Tengo entendido que las conferencias los dan mayormente en Chile pero, si hay una ocasión que vienen a dar en Los Angeles California les estaría agradecido que me informe.

GOD BLESS YOU

Inés V.Castillo California USA.


Comentario. Así lo haremos, Inés. En enero estaremos en República Dominica y en febrero en Argentina.


Sergio: Mil gracias por preocuparte en publicar y mantener la revista, para mí ha sido maravilloso estar inscrita, cada mensaje que publicado está lleno de reflexión y lo más importante se nota tu dedicación y ganas de hacer un material especial cada día.
Dios te bendiga y te ilumine permanentemente para que sigas con esta magnífica obra. 

Un abrazo fuerte 

Gladys Pérez, Colombia.


Estimado amigo: Sergio Valdivia.

Soy asiduo lector de la revista Ser Feliz. La de esta semana nº 204, me pareció una de las mejores que he leído, tal vez por que me identifico con las propuestas de la misma y las cosas que demos hacer para superar las limitantes que nos imponemos, en nuestra corta vida. Gracias por tan sabios consejos.
Una pregunta: en Venezuela ¿dónde se consiguen los discos y libros que recomiendas?

Que la prevalezca en la tierra. 

Luis Chacón, Maracay, Venezuela.


Comentario. No tenemos representación en Venezuela. Despachamos a todo el mundo. Sé la dificultad de conseguir dólares en Venezuela y estamos buscando alguna solución. Si alguien sabe...


Saludos. De veras que recibimos pocos estímulos de la mayoría de las personas que nos rodean , esto no en todos los casos , pero es bueno saber que contamos en todo el mundo con personas que aman el bien y desean hacer las cosas correctamente, ser felices, dejar huellas, amar, ser intensos en todo lo que hacen, que saben que estamos hechos a la imagen del Dios Todopoderoso y que no estamos por encima de los demás. Esta comunidad que comparte con ustedes en Ser Feliz, está muy agradecida de sus comentarios y consejos..

Un Abrazo,

Dorka Reyes, Santo Domingo, República Dominicana.


Sergio, en Privilegio de Pocos Desgracia de Muchos, me ha dado luz a mi camino para seguir adelante. Ya pasé por esos momentos, Sergio gracias por estar en mi camino y recibir tu radiación de guía, paz y armonía. Le pido a nuestro Padre Santísimo que te colme de bendiciones y que sigas compartiendo tu luz por todo el mundo. Tu revista es excelente.

Antonio Pérez, Querétaro México.


Hola amigos (as), muchas gracias por esos mensajes tan lindos que envían, nos motivan a seguir adelante, que Dios los Bendiga, gracias.

Mayra García, San José, Costa Rica.


¡Hola Sergio Valdivia!

En verdad es un placer recibir toda esta información que ayuda a cambiar vidas, pero sobre todo, cambiar de actitud, que es una de las cosas más difíciles de la vida.

Muchas gracias. El mundo reconocerá tu ayuda e influencia en la vida de muchas personas. Saludos a todo el equipo.

José Osornio Trejo, Yucatán, México.


Estimado Amigo Sergio:

Te felicito junto a tu equipo de colaboradores por tan hermoso trabajo, todas las emanas estoy atenta para recibir tu revista. En mi oficina somos 5 y les imprimo la información a todos les gusta, a mi particularmente me ayuda mucho sobre todo cuando sufro de bajones emocionales uno se da cuenta que no somos únicos que como yo existe mucha gente que tiene penas, penitas, o penotas y este tipo de lectura, te hace recordar que existe un Dios que nunca nos abandonará. Gracias.

Silvia Granados, Edo. Falcón, Venezuela.


Que alegría encontrarme con Uds. Hace algunos años me encontré con algunas grabaciones que aún practicamos en el grupo que tenemos de control mental.

Nerva del Carmen Villarroel S., Puerto Montt, Chile.


Sr. Sergio, mediante este mail creo que no le diré nada nuevo que no le hayan dicho ya, desde que usted y sus colaboradores son unos ángeles, que por casualidades de la vida en muchos de los temas que se tocan aquí, los publican y nos llegan justo en el momento que precisamente los necesitábamos. Lo felicito por esta excelente labor y, sé que al igual que yo, por los tiempos que vivimos, la mayoría tenemos muchos problemas de autoestima y depresión, por lo que entrar a nuestro correo y recibir mail por parte de ustedes es muy alentador. Gracias, ¡qué Dios lo bendiga! 

Flor de María Canizales, Málaga, España.


Estimado Sergio, el suscrito es un miembro de tus suscriptores y admirador de vuestro talento. 

Recibí en el numero 205 el mensaje del violinista, el cual me pareció muy acertado y me propuse darle un sentido mas exhortativo para todos los que abrevamos de los contenidos tan profundos de la revista ser feliz que tan atinadamente diriges.
Un saludo para todos los hermanos que visitan vuestra página y para vos un saludo muy especial y fraterno desde

Chetumal Quintana Roo, México.

¡Paz inverencial!


!Hola a todo el equipo! Quiero agradecer por medio de este espacio toda la ayuda que me han brindado sin darse cuenta, pues hace poco que conozco esta vía de acceso hacia ustedes. Tengo mi novio en terapia de grupo en un centro de drogadictos. Está haciendo todo lo posible por salirse de ese mundo y no encontraba la forma de ayudarlo, ni que palabras decirle para clamarlo un poco, hasta que me suscribí y con todo lo que me está llegando le hice un pequeño libro que lo carga a todas partes. Quería pedirles que todo lo que tengan a mano para poder subirle la autoestima me l hagan llegar. No pensé nunca que esto sería tan diícil. Sigan con su labor. Verdaderamente es muy importante. ¡Suerte!

Saludos y nuevamente gracias.

Y. Dávila, Maracaibo, Venezuela.


Señor Sergio, Dios lo bendiga por toda la obra que Ud. realiza. Demuestra con hechos que es un verdadero cristiano, por que ama a su prójimo como a sí mismo y lo más interesante, enseña a AMARSE A SI MISMO a todos los que nos sentimos solos en este mundo. Desde el día que encontré su página. Siento que encontré un hermano mayor. ¡Cuánto me gustaría parecerme a usted! Gracias por ser como es.

César Aquino A., Villa El Salvador, Lima, Perú.


Comentario. Es un honor para mí, César, que me sientas como tu hermano mayor. Estoy a tu servicio. Bendiciones para ti.