SER FELIZ con Sergio Valdivia

El éxito en su hogar · Revista Digital (Ezine)
del Desarrollo Personal

La revista especializada más leída del mundo. Distribuida a los cinco continentes.
La edición digital se distribuye desde el 10 de junio de 1999.

Ir a inicio sitio web Ir a revistas anteriores

No podemos dar de baja directamente.

Por favor, si eso es lo que desea, teniendo abierta esta publicación en su correo, PULSE AQUÍ. Y quedará inmediatamente retirado o retirada, no recibiendo más nuestra Revista, las enseñanzas y ofertas.

Escríbenos a contacto @ serfeliz. net

Para suscribirse y recibir la revista por email: clic aquí.

Toma cinco minutos de tu tiempo y léela hoy. Tu vida puede cambiar muy favorablemente.

CIRCULO ALEPH
Revista digital gratuita con temas de desarrollo personal, liderazgo, autoestima, prosperidad, felicidad y temas afines.
Permitida la reproducción citando la fuente.
"Ser Feliz" no tiene una orientación religiosa ni política determinada.
Creador y Editor: Prof. Sergio Valdivia Correa.

Número 194

Contenido

Editorial

¿Cómo mides tu vida: con excusas o con resultados?

La esperanza, actitud falsa y perjudicial.

El éxito está al alcance de tus manos.

Testimonios

Comparte esta revista con tus amigos.
¡Ayúdame a ayudar!
Regala calidad de vida.

Editorial

El valor de una vida se mide por las vidas que toca.

Sergio Valdivia CorreaEstas dos últimas semanas he estado delicado de salud, así que no tuve inspiración para escribir.

He seleccionado tres artículos de nuestros valiosos colaboradores que estoy seguro te serán de gran provecho.

¿Tienes capacitación en el ámbito literario? ¿Puedes colaborar como voluntario para evaluar "Ensayos por la Paz"? Como sabes, son escritos que los niños y jóvenes han enviado para participar en el Concurso Internacional que organizamos. Son textos de una o dos carillas a lo máximo. Ya hemos realizado una primera selección. Esta es una gran oportunidad de colaborar en forma concreta y hermosa por un mundo mejor, por una mayor conciencia de la paz.

Foto: Un grupo de estudios.

Sergio Valdivia
Escríbeme a correo
twitter: @sergiovaldivia
www.facebook.com/sergio.valdivia.correa

Instituto CIRCULO ALEPH te apoya en tu proyecto
de una vida más exitosa

Si vives en Chile, ya es el momento de desarrollar tus capacidades y de ser todo lo que puedes ser. Te ofrecemos un completo programa de cursos presenciales con enseñanzas y prácticas fáciles de aplicar y de resultados inmediatos.

Días y horarios de  cursos: aquí


Atención especial para alumnos del extranjero: www.circuloaleph.com/chile

¿Cómo mides tu vida: con excusas o con resultados?

www.serfeliz.net 

Hace varios años, se me había asignado el trabajo de buscar edificios que permitieran ubicar varias oficinas judiciales en determinadas partes del país. Para uno de los lugares en particular, algunos compañeros de trabajo ya me habían comentado del grave inconveniente de ubicar este tipo de alquileres, los cuales prácticamente eran inexistentes. Fue por eso que puse todo mi empeño en localizar un inmueble apto para las necesidades de la institución: realicé varias visitas a la zona, pregunté a los vecinos, publiqué varios avisos en periódicos nacionales solicitando un posible alquiler, contacté con agentes de bienes raíces, en fin, que en unos pocos días ya tenía constituido un grueso expediente repleto de procedimientos infructuosos, alejándome cada vez más de mi objetivo principal: conseguir un local.

Cerca de quince días más tarde mi jefe me llamó a una reunión y me preguntó por el famoso edificio que necesitábamos arrendar en esa zona. Como decimos en mi país, "sacando pecho" llegué a la cita (al mejor estilo de un corpulento gladiador), presentando orgulloso aquel gordo expediente, llenó de todo tipo de papeles que demostraban el esfuerzo "sobrehumano" que había realizado. Él me escuchó pacientemente y al final de mi gran disertación, expresó una frase que aún el día de hoy repercute en mi mente y me ha servido para seguir superándome: "- Eladio, todo eso está muy bien, pero recuerda que a nosotros no nos miden por excusas, sino por resultados". 

¿Palabras contundentes? Sin lugar a dudas. Sin embargo, no nos quedemos sólo en esta anécdota y vayamos más allá, ya que el esquema utilizado en ella funciona a la medida en cada etapa de nuestras vidas, si es que pretendemos alcanzar el éxito en todo lo que hacemos.

Veamos algunos otros ejemplos:

Un estudiante se prepara a la carrera para un importante examen. Para colmo de males, unos de sus amigos llega a visitarlo y sin pensarlo mucho, decide irse varios días a pasear a la playa, olvidando todo lo relacionado con el estudio. Un tiempo después, cuando recibe la calificación, cuyo resultado no es nada halagüeño, empieza a comentar con sus compañeros que la prueba estuvo muy fuerte, que sus "múltiples obligaciones" le impidieron prepararse mejor, que el profesor del curso la tiene contra él, y rápidamente saca a flote una veintena de pretextos.

"...A nosotros no nos miden por excusas, sino por resultados".

Un empleado desea fervientemente subir un peldaño más en su trabajo. Sin embargo, siempre llega tarde a la oficina, pierde demasiado tiempo conversando con sus compañeros, hace únicamente lo que se le asigna y es poco colaborador con el resto del equipo de trabajo, entre otra serie de "atributos personales". Cuando por fin se presenta una posibilidad de ascenso, su jefe no lo toma en cuenta y selecciona a otra persona. Y aquí es donde empiezan a relucir todo tipo de justificaciones y críticas, tales como la existencia de favoritismo en la empresa, la escogencia de otra candidata simplemente por el hecho de ser una mujer atractiva o la pobre evaluación de los subalternos que llevan a cabo los jefes.

"...A nosotros no nos miden por excusas, sino por resultados".

Seamos conscientes de algo: si realmente queremos crecer en la vida, debemos dejar de lado las excusas. Dicho en forma tajante: ¡Las excusas no son válidas! Al final no va a importar la montaña de pretextos que pongamos por haber perdido el examen, o cuántos improperios le lancemos al jefe o a la empresa. Lo que importará serán las buenas notas que nos permitirán seguir avanzando satisfactoriamente en los estudios, o lograr la ubicación en un puesto mayor.

En síntesis, lo fundamental siempre serán los resultados. Ahora bien, tomemos en cuenta que si queremos alcanzar resultados favorables en nuestra vida, tenemos necesariamente que pagar el precio. ¡Y no crean que va a ser un precio muy bajo! Todo lo contrario, la factura será muy alta, impregnada de sacrificio y sudor constante. Ya lo decía Emerson: "Nada se obtiene sin esfuerzo y todo puede lograrse con el debido esfuerzo". Por eso es que muchos desisten cuando apenas están empezando a transpirar.

Por más cruel que suene, recuerda siempre que los verdaderos logros no son alcanzados por aquellos que aplican la "Ley del Mínimo Esfuerzo". Son conquistados por aquellas personas que le dieron un rendimiento "extra" a todo lo que lograron concretar. Tú, y solamente tú, serás el único responsable de lo que obtengas de la vida. A nadie más se le puede echar la culpa, a pesar de la excesiva cantidad de pretextos que logres conseguir al respecto. 

Así que te invito a reflexionar sobre este importante tema, aplicable a cualquier aspecto individual por el que se esté pasando, llámese trabajo, estudios, relación de pareja, relación padres e hijos, problemas de drogadicción, ayuda al prójimo, etc. Y cuando en el ocaso de tu existencia, te presentes ante Dios para rendir cuentas, piensa bien en que será lo que le brindarás: ¿excusas o resultados? 

Eladio Alonso Valerio Madriz, Atenas, Costa Rica

Importante

SeguridadSi te falta perseverancia no es por carencia de inteligencia o de cualidades. Es simplemente porque tu autoimagen quedó en el fondo de tu mente "grabada" con errores. Mediante unas sesiones de programación mental profunda que tu mismo te haces y conoces, consigues recuperar en poco tiempo esa extraordinaria fuerza de perseverancia y constancia que domina todos los obstáculos. Tengo una grabación para ti al respecto: "Activando el Poder Mental para la Perseverancia SA05". Es un lindo regalo que te puedes hacer para mejorar tu calidad de vida.

Más información en www.circuloaleph.com/editorial/mas/perseverancia.htm

La esperanza, actitud falsa y perjudicial.

www.serfeliz.net 

Pobres de aquellos que sólo vivimos de la esperanza, que para el colmo de males somos casi un 95%.

He tenido la oportunidad de preguntar a un sinfín de personas "¿qué es lo que esperan de la vida?" Y las respuestas, aunque variadas, no dejan de pintarse con los mismos colores primarios de esperar que alguna fuerza sobrenatural solucione todos nuestras responsabilidades. He tenido respuestas como: "Pues Dios ha de tener algo para mí" y otro sólo se conforma con un simple "¡Ay pues!, yo espero de la vida lo mejor" Y les contesto, ¿y qué es lo mejor? Sólo me responden: "pues lo mejor".

La gran mayoría de las personas no sabemos "qué" y "cómo" pedirle a la vida.

Otra cosa que le pregunto a la gente y me fascino con sus respuestas es lo siguiente: "Oye, ¿qué es lo esperas del futuro para tus hijos?" Y la respuesta más común es: "Pues, ¡espero que les vaya bien!" ¿Y tienes la esperanza que algún día tus hijos vayan a la universidad? Me desesperan respuestas tan comunes y ordinarias como lo son la gran mayoría: "Me gustaría, pero eso sólo Dios lo sabe". U otras como esta: "Pues, ¡yo espero en Dios que si!" 

Si yo te hago la pregunta, querido lector: "¿Y tú qué esperas de la vida?", ¿cuál sería tu respuesta?

Ojalá no seas como la mayoría que quieren echarle todos sus problemas y sueños a Dios, Dios tiene suficientes tareas más importantes que concederle los deseos a flojos y atenidos a su buena voluntad.

Ojalá tomes el control absoluto de tu destino y de tu vida, Tu eres el único responsable de lo que te suceda o no te suceda, de lo que tienes o no tienes.

¿Y sabes una cosa? Yo tengo la esperanza que tomes el control de tu vida.

Juan L. Rodríguez, U.S.A.

El éxito está al alcance de tus manos

www.serfeliz.net 

Todos queremos ser exitosos, pero a veces no tenemos claro el camino a seguir para alcanzar el éxito y la consecución de nuestras metas. Aunque algunos piensan que el éxito está reservado para elegidos, en realidad puede ser alcanzado por todo aquel que rotundamente siga los pasos para conquistarlo.

En el presente vivimos en una sociedad en la que las personas culpan a todos, desde sus padres hasta el gobierno por su incapacidad de salir adelante., el asumir una actitud de victima es un craso error, un líder exitoso rehúsa asumir cualquier actitud de víctima que exista, y por el contrario asume su responsabilidad por lo que ocurre en su propias vida afirmando "Todo mi futuro, todo mi éxito esta inherente a mi, depende de mi alcanzarlo, por tanto, lo conquistare".

Si hasta ahora hemos vivido nuestras vidas según la opinión que otros tienen de nosotros, es importante recordar que la opinión de otro no tiene porque convertirse en nuestra realidad, debemos asumir la responsabilidad de que nada externo tenga más control sobre nuestras vidas que nosotros mismos. Al asumir nuestra responsabilidad, empezamos a forjar nuestra realidad día a día mediante nuestras decisiones conscientes ejecutadas por medio de nuestra voluntad alquimista.

Pocas cosas tienen el poder que otorga tener un propósito claro en la vida, unas metas claras, perspicuas y concretas. Vivir con un proyecto de vida determinado es tener la valentía de hacer lo que estamos convencidos que vinimos a hacer en esta vida (nuestro dharma), y estar comprometidos a hacerlo con excelencia. Cuando vivimos con propósito nuestra principal ocupación es hacer correctamente lo que nos toca hacer. Una vez que encontramos un propósito amamos lo que hacemos, y se nota en nuestro alrededor, las personas quieren relacionarse con nosotros porque perciben nuestro compromiso con la excelencia, y eso es magnético.

Tratar de alcanzar las metas sin un plan, es como manejar por territorio desconocido sin un mapa. Las metas que no se escriben no son realmente metas, son meras fantasías. La diferencia entre un sueño y una meta realizable es que la meta tiene fecha. Si desea alcanzar sus metas en el menor tiempo posible y disfrutar del viaje, comience por escribirlas como pasos, con fechas para ser alcanzadas, manténgase realista, es preferible dar varios pasos cortos que aumenten nuestra confianza, y nos permitan ver con mayor claridad el camino hacia nuestra meta final.

El desear las cosas que queremos en nuestra vida no las hará realidad para nosotros. Al examinar el plan que hemos creado podríamos encontrar que alcanzar nuestras metas requiere de ajustes en nuestro estilo de vida. Trabajar más, cambiar de carrera, cambiar de trabajo, mudarnos a otra ciudad, mudarnos a otro país etc., el hacer alguno de estos cambios en nuestro presente equivale a compromisos que es necesario asumir si queremos alcanzar el éxito, y siempre las recompensas compensan enormemente nuestra dedicación.

Las personas exitosas simplemente encuentran lo que es necesario hacer para lograr sus sueños, y se comprometen a asumirlo como el camino que los conducirá hacia el éxito. No importa cuales sean sus habilidades actuales, siempre podemos mejorar. Las personas exitosas están comprometidas con la excelencia, este compromiso las lleva a estar en un continuo aprendizaje y perfeccionamiento.

Puede sonar obvio, pero cuando se está comprometido con el éxito, darse por vencido ni siquiera se considera como opción. Debemos estar dispuestos a hacer lo que sea razonablemente necesario para alcanzar nuestra meta.

Le aconsejo que dedique la mayor parte que pueda del día a realizar su sueño. Pregúntese constantemente "¿Lo que estoy haciendo me acerca más a mi meta, me acerca a mi plan de vida, me acerca a mi propósito de vida o Dharma?". En caso contrario comience a hacer algo diferente, y recuerde "La Persistencia y Esperanza siempre prevalecen, cuando todo lo demás falla".

Recuerde que nuestro tiempo físico es finito, las personas exitosas saben esto y lo utilizan a su favor como un estimulo para perseguir sus metas con mayor fervor, pasión y dedicación., recuerde que usted también puede comenzar a hacerlo a partir de este mismo momento. Empiece a crear su propio destino, toma su tiempo para crear su Mapa del Tesoro. Inicie el recorrido para lograr patentizar sus Metas personales porque la felicidad y el éxito son una conquista y no cuestión de azar. Sea desde este instante mágico el arquitecto de su destino, otórguese el regalo de empezar a disfrutar su éxito. Empieza ya, porque hoy es el mejor día de su vida y es el hijo predilecto de Dios. Espere tener una semana exitosa y la tendrá porque como es su deseo es su voluntad, de acuerdo a su voluntad son sus ganas para perseverar contra viento y mareas para ser feliz. 

Elsy Mata Marcano, Venezuela.

Testimonios

Estoy encantada con el descubrimiento de su revista. Me ha aportado una visión más selectiva de mi vida, y me esta ayudando a "pulir mi diamante en bruto". Me considero una persona "muy especial" y doy gracias a DIOS de haber encontrado gente tan maravillosa como ustedes.

Que DIOS los bendiga y les de fortaleza para seguir esta obra.

Natividad Ruiz, Tudela, España.


Hola: La siguiente es portadora de un caluroso saludo al grupo Ser Feliz y al editor Sergio Valdivia.

Deseo informarles que me siento muy feliz por recibir sus revistas semanalmente pues ellas me hacen crecer, y aumentan mi entusiasmo. Gracias por compartir sus conocimientos que son de mucho valor y los exhorto a que sigan así, pues muchas personas alcanzarán lo que jamás habían alcanzado. Con amor.

María J., Panamá.


Es el primer boletín que leo y creo que llega en el momento preciso. Creo firmemente que uno es forjador de sus sueños y cuando nos entregamos a ellos el "universo conspira para que los hagamos realidad" (*). Gracias por los mensajes y mi compromiso es compartirlos y ponerlos en practica sin temor. ¡¡Saludos!!

Roberto Saenz.


Es la revista que he encontrado con mayores herramientas para crecer, para ayudar a ser de este mundo, un mundo mejor. Gracias.

Saita Martínez, Caracas, Venezuela.


Hola: Don Sergio, en primera instancia para felicitarlo por enseñarnos a ser felices, ya que como lo dijo un sabio;¡enseñar es aprender de nuevo!

Como me gustaría don Sergio, en segunda instancia, que nos ilustrará en ésta hermosa página, como aprender a desprendernos de ese "ego" que nos aprisiona.

De antemano agradeciendo su buena voluntad.

Juan Manuel Cañas, Bogotá, Colombia.