SER FELIZ con Sergio Valdivia

El éxito en su hogar · Revista Digital (Ezine)
del Desarrollo Personal

La revista especializada más leída del mundo. Distribuida a los cinco continentes.
La edición digital se distribuye desde el 10 de junio de 1999.

Ir a inicio sitio web Ir a revistas anteriores

No podemos dar de baja directamente.

Por favor, si eso es lo que desea, teniendo abierta esta publicación en su correo, PULSE AQUÍ. Y quedará inmediatamente retirado o retirada, no recibiendo más nuestra Revista, las enseñanzas y ofertas.

Escríbenos a contacto @ serfeliz. net

Para suscribirse y recibir la revista por email: clic aquí.

Toma cinco minutos de tu tiempo y léela hoy. Tu vida puede cambiar muy favorablemente.

CIRCULO ALEPH
Revista digital gratuita con temas de desarrollo personal, liderazgo, autoestima, prosperidad, felicidad y temas afines.
Permitida la reproducción citando la fuente.
"Ser Feliz" no tiene una orientación religiosa ni política determinada.
Creador y Editor: Prof. Sergio Valdivia Correa.

Número 179

Contenido

Editorial

El servicio y la "Ley de la Compensación"

Animarse a volar 

Evoluciona

Testimonios

Comparte esta revista con tus amigos.
¡Ayúdame a ayudar!
Regala calidad de vida.

Editorial

El valor de una vida se mide por las vidas que toca.

Sergio Valdivia Correa¡Ahora le toca trabajar a los colaboradores! He seleccionado esta semana artículos relacionados con el desapego y la felicidad.

Estoy seguro que te serán de mucha utilidad.

Ha sido una semana muy difícil debido a que por traslado físico de los servidores de quienes administran nuestros correos (se trasladan de Los Angeles a Atlanta en Estados Unidos) se desconfiguraron. Son varios nombres de dominio, decenas de cuentas y cientos de correos que estamos tratando de recuperar.

No funcionaron los redireccionamientos ni autorrespondedores.

Nos hemos dedicado exclusivamente a esta labor los últimos días. Parece que todo ha vuelto a la normalidad ayer.

Si tu actividad está relacionada profesionalmente con temas de desarrollo personal, liderazgo, relaciones humanas y temas similares, te invito a enviarnos artículos motivadores para considerar su publicación.

Sergio Valdivia
Escríbeme a correo
twitter: @sergiovaldivia
www.facebook.com/sergio.valdivia.correa

Instituto CIRCULO ALEPH te apoya en tu proyecto
de una vida más exitosa

Si vives en Chile, ya es el momento de desarrollar tus capacidades y de ser todo lo que puedes ser. Te ofrecemos un completo programa de cursos presenciales con enseñanzas y prácticas fáciles de aplicar y de resultados inmediatos.

Días y horarios de  cursos: aquí


Atención especial para alumnos del extranjero: www.circuloaleph.com/chile

El servicio y la "Ley de la Compensación"

www.serfeliz.net 

El servicio desinteresado a los demás debe representar el norte de nuestra vida. Esta es una de las principales razones por las cuales estamos en este mundo. Como bien nos dice nuestro mutuo amigo Sergio Valdivia en su libro "Código de éxito": "estamos llamados a servir y servir cada vez mejor y con más amor". Compartamos nuestros recursos con los que más lo necesitan. Puede ser que usted piense que eso sea imposible, ya que su salario apenas le alcanza para mantenerse a si mismo o a su familia. Pero aquí no estoy hablando de compartir el recurso monetario solamente (que no está de más en las manos de un necesitado), sino de nuestros más valiosos recursos. Puede ser nuestro tiempo, escuchando por ejemplo a un anciano, visitando a un enfermo o a un reo en una cárcel. Puede ser nuestro esfuerzo, ayudando a construir una casa a un pobre o realizando una campaña de recolección de fondos en beneficio de un enfermo. O puede ser algo tan simple, pero no menos relevante, que brindar a alguien una sonrisa franca, una simple palmadita en la espalda o una frase de apoyo como "muy bien, ya lo estás logrando". Nadie es lo suficientemente pobre para ofrecer este tipo de "recursos". Toda persona, en este sentido, posee algo de gran valor para otros. Si quiere ir más allá, le invito a integrarse en grupos comunitarios de ayuda: hogares de ancianos, bomberos voluntarios, Cruz Roja, Clubes de Leones, etc. Las posibilidades son inmensas, si realmente se quiere ayudar al prójimo.

Ahora bien, tenga presente algo muy importante al momento de brindar el servicio: no espere que le den las gracias por lo que hace. Ya es suficiente la satisfacción interna que se siente por dentro. Esa paz profunda que se experimenta, imposible de expresar mediante palabras, es la mejor gratificación que se puede recibir. Pero no crea que por no obtener un agradecimiento (reitero, que no es lo que debe buscarse), no percibe nada a cambio. Por paradójico que resulte, la realidad es muy diferente.

Como el mismo Sergio Valdivia nos dice en la obra citada: "quienes más triunfos logran en la vida son los que ayudan a los otros a ser triunfadores". Esto es lo que Ralph Waldo Emerson conocía como la Ley de la Compensación: "Toda acción lleva en sí su recompensa". Pero mucho ojo, porque recompensa no es necesariamente sinónimo de compensación, sino que puede ser lo contrario: castigo. Todo dependerá de si la acción es buena o mala.

Veamos un ejemplo de la vida real de como funciona esta ley: la historia de un pobre granjero escocés de apellido Fleming. Su situación era precaria y lo que ganaba apenas le alcanzaba para mantener a su familia. Un día, escuchó un fuerte lamento cerca del lugar donde estaba trabajando. Corrió hasta un pantano próximo, donde descubrió a un muchacho que se estaba ahogando lentamente en un poco de estiércol húmedo y negro que tenía hasta el nivel de su cintura. Fleming no lo pensó dos veces y salvó al muchacho de esta horrenda muerte.

Al día siguiente, un elegante carruaje se detuvo frente a su humilde granja. Un caballero, finamente vestido, descendió del vehículo y se presentó como el padre del chico que él había auxiliado. El hombre le dijo: -"Usted salvó la vida de mi hijo. Yo quiero recompensarlo". Pero ante su asombro, aquel humilde granjero se negó a recibir pago alguno por su obra.

En ese momento, el hijo del granjero se asomó tímidamente a la puerta de la cabaña. Al verlo, el caballero le preguntó a su interlocutor si era su hijo, cuya respuesta fue afirmativa. -"Le propongo un trato, señor. Permítame proporcionarle a su hijo el mismo nivel de educación que mi hijo disfrutará. Si el muchacho se parece a su padre, no dudo que crecerá hasta convertirse en el hombre del que nosotros dos estaremos orgullosos". Y el granjero aceptó. 

La "Ley de la Compensación" estaba dando sus frutos, pero aquí no termina la historia, porque el caballero, con su noble actitud, también recibió su recompensa. El hijo del granjero salió adelante con sus estudios y se graduó en una de las mejores escuelas médicas de Londres. No solo ejerció su profesión como médico, sino que se dedicó a la investigación con otros colegas y gracias a ello, se dio a conocer en el mundo como el renombrado Dr. Alexander Fleming (Premio Nobel en 1945), el descubridor de la penicilina. 

Y aquí viene la parte más increíble de la historia: recuerdan al hijo del elegante caballero que había salvado el granjero. Pues bien, muchos años después se enfermó de pulmonía. ¿Y a qué no adivinan que le salvó su vida? La penicilina descubierta por el hijo del humilde granjero escocés. Pero para no dejarlos intrigados con el resto de esta anécdota, ¿saben ustedes cómo se llamaba el caballero inglés? Sir Randolph Churchill. ¿Y su hijo...? Ni más ni menos que Sir Winston Churchill, el primer ministro inglés, figura preponderante para alcanzar la victoria y la paz en la Segunda Guerra Mundial. 

Estos son los efectos de la "Ley de la Compensación", o como personalmente me gusta llamarla, "la ley del efecto bumerán": todo lo que envíes a alguien, regresa en la misma forma. Así que procura que sea bueno lo que envíes. Mucha gente necesita de ello, aunque a ti no te lo parezca.

Eladio Alonso Valerio Madriz, Atenas, Costa Rica.

curso de Prosperidad CIRCULO EXITO MENTAL.

Prosperidad.Usted puede y tiene el derecho a ser una persona próspera, saludable y feliz. La prosperidad y el éxito es parte de su vida.

Aprenda a despertar todo lo que usted puede ser que es mucho más de lo que se imagina.

 

 

www.circuloaleph.com/editorial/mas/prosperidad.htm

Animarse a volar

www.serfeliz.net 

Y cuando se hizo grande, su padre le dijo: 

-Hijo mío, no todos nacen con alas. Y si bien es cierto que no tienes obligación de volar, opino que sería penoso que te limitaras a caminar teniendo las alas que el buen Dios te ha dado. 

-Pero yo no sé volar - contestó el hijo. 

-Ven - dijo el padre. 

Lo tomó de la mano y caminando lo llevó al borde del abismo en la montaña. 

-Ves hijo, este es el vacío. Cuando quieras podrás volar. Sólo debes pararte aquí, respirar profundo, y saltar al abismo. Una vez en el aire extenderás las alas y volarás... 

El hijo dudó. -¿Y si me caigo? 

-Aunque te caigas no morirás, sólo algunos machucones que harán más fuerte para el siguiente intento -contestó el padre. 

El hijo volvió al pueblo, a sus amigos, a sus padres, a sus compañeros con los que había caminado toda su vida. 

Los más pequeños de mente dijeron: 

-¿Estás loco? 

-¿Para qué? 

-Tu padre está delirando... 

-¿Qué vas a buscar volando? 

-¿Por qué no te dejas de pavadas? 

-Y además, ¿quién necesita? 

Los más lúcidos también sentían miedo: 

-¿Será cierto? 

-¿No será peligroso? 

-¿Por qué no empiezas despacio? 

-En todo casa, prueba tirarte desde una escalera. 

-...O desde la copa de un árbol, pero... ¿desde la cima? 

El joven escuchó el consejo de quienes lo querían. 

Subió a la copa de un árbol y con coraje saltó... 

Desplegó sus alas. 

Las agitó en el aire con todas sus fuerzas... pero igual... se precipitó a tierra... 

Con un gran chichón en la frente se cruzó con su padre: -¡Me mentiste! No puedo volar. Probé, y ¡mira el golpe que me di!. No soy como tú. Mis alas son de adorno... - lloriqueó. 

-Hijo mío - dijo el padre - Para volar hay que crear el espacio de aire libre necesario para que las alas se desplieguen. Es como tirarse en un paracaídas... necesitas cierta altura antes de saltar. 

Para aprender a volar siempre hay que empezar corriendo un riesgo. Si uno no quiere correr riesgos, lo mejor será resignarse y seguir caminando como siempre.

Jorge Bucay

Evoluciona

www.serfeliz.net 

Crecer es dejar atrás algo a lo cual estuvimos apegados y de lo cual nos cuesta desprendernos, es atrevernos una vez más y estar dispuestos a ser diferentes de lo que fuimos ayer, es desarrollarnos y evolucionar desde adentro.

Cuando decidimos cambiar una actitud negativa, estamos creciendo. Cuando decidimos corregir un error, estamos evolucionando. Cuando dejamos de hacer algo que nos empequeñece, estamos desarrollándonos.

Todos los días la vida nos presenta oportunidades de crecer. Para proyectarse en el tiempo como algo duradero, este cambio debe ser paulatino y consciente. Observemos a la naturaleza, y más particularmente a los árboles: en otoño pierden su follaje y se liberan de la carga innecesaria, recogiéndose dentro de sí para recibir el invierno. Por fuera, parecieran no tener vida, pero preparan sus raíces para que en la primavera sus ramas puedan ver surgir los primeros brotes, dando lugar a las hojas y luego los frutos del verano.

Si logramos desprendernos de esas hojas que no necesitamos mientras desarrollamos nuestra esencia, también podremos dar frutos y transformarnos.

Clara Delgado, Parras, Coah., México.

Testimonios

Me ha sorprendido todo el material de autoayuda que existe en esta página, muy pocos son las personas como Ud. que se dedican a dar un poco de lo que tienen a cambio de nada. Gracias por su valiosa ayuda.

Ely Miranda, Nagoya, Japón.


Apreciado Sergio: Lo felicito por todas estas cosas maravillosas que le están dando al Universo y les deseo mucha suerte y mucho éxito en todo lo que emprendan.

Dorothy Lee Conner, Caracas, Venezuela.


Me enteré de la revista por una amiga y me pareció espectacular.

A ella le ha servido muchísimo y a mi también.. En nombre de las dos, gracias Sergio. Esperanza y Diana. Bolívar. Colombia.


Estoy suscrito a la revista Ser Feliz y me parecen excelentes sus diferentes ponencias, sobre todo lo que nosotros debemos conocer sobre desarrollo personal. Dios les siga permitiendo un crecimiento espiritual y una vida saludable dedicada a dar calidad de vida a la gente. Estamos en contacto.

Neptalí Ramos C., Barquisemeto, Venezuela.


Felicitaciones por la revista. Me ha ayudado mucho durante este año a elevar mi autoestima y a relajarme un poco. Debido a mi trabajo he tenido etapas de mucho estrés. ... un día por casualidad llegó a mi escritorio la revista y Dios sabe cuánto me ha servido. Desde entonces cada vez que puedo leerla en internet lo hago. Gracias y felicitaciones una vez más.

Jedi Monsalva, Quillota, Chile.


Me parece maravilloso que usted tenga esa iniciativa. Hay otras revistas, como la de una revista española que no voy a nombrar, que cobra una determinada cantidad de dólares para recibirla por internet. Muchas gracias por su interés en el desarrollo humano de las personas. Que Dios lo bendiga y lo colme de dicha y felicidad. Amén.

Francisco Herrera S., Caracas, Venezuela.


La revista me ha ayudado mucho en momentos difíciles, siempre encuentro el articulo adecuado en el momento oportuno (fue el mejor regalo que mi novio pudo hacerme).

1000 Gracias. Jenny.

Jenny García B., Villahermosa, Tabasco, México.


Estimado Sergio, al volver de vacaciones he visto que mi cuenta en hotmail estaba cancelada y por esa razón no había ninguna revista esperándome. Por eso me vuelvo a dar de alta en esta otra dirección. Me uno de todo corazón a todas esas personas que te expresan a diario su gratitud por la labor tan humana que haces. Desde hace dos años recibo tu revista la cual me sirve de material básico para mis charlas con un grupo de mujeres españolas aquí en Stuttgart. Gracias Sergio por lo mucho que contribuyes a que cada uno de nosotros sea un poquito mejor y así también la humanidad. Gracias por visitarme cada mes con esos hermosos regalos bajo el brazo. Un cariñoso abrazo.

Amparo Pérez A., Stuttgart, Alemania.