SER FELIZ con Sergio Valdivia

El éxito en su hogar · Revista Digital (Ezine)
del Desarrollo Personal

La revista especializada más leída del mundo. Distribuida a los cinco continentes.
La edición digital se distribuye desde el 10 de junio de 1999.

Ir a inicio sitio web Ir a revistas anteriores

No podemos dar de baja directamente.

Por favor, si eso es lo que desea, teniendo abierta esta publicación en su correo, PULSE AQUÍ. Y quedará inmediatamente retirado o retirada, no recibiendo más nuestra Revista, las enseñanzas y ofertas.

Escríbenos a contacto @ serfeliz. net

Para suscribirse y recibir la revista por email: clic aquí.

Toma cinco minutos de tu tiempo y léela hoy. Tu vida puede cambiar muy favorablemente.

CIRCULO ALEPH
Revista digital gratuita con temas de desarrollo personal, liderazgo, autoestima, prosperidad, felicidad y temas afines.
Permitida la reproducción citando la fuente.
"Ser Feliz" no tiene una orientación religiosa ni política determinada.
Creador y Editor: Prof. Sergio Valdivia Correa.

Número 129

Contenido

Editorial

Cielo e infierno

¡Escríbelo! 

Como se puede cultivar la creatividad

Testimonios

Comparte esta revista con tus amigos.
¡Ayúdame a ayudar!
Regala calidad de vida.

Editorial

El valor de una vida se mide por las vidas que toca.

Sergio ValdiviaHoy atiendo varios pedidos: sobre inteligencia emocional, sobre creatividad y sobre poder de realización.

Foto: En un congreso internacional con mi amigo Libardo Bastidas de Colombia.

Sergio Valdivia
Escríbeme a correo
twitter: @sergiovaldivia
www.facebook.com/sergio.valdivia.correa

 

Instituto CIRCULO ALEPH te apoya en tu proyecto de una vida más exitosa.

Si vives en Chile, ya es el momento de desarrollar tus capacidades y de ser todo lo que puedes ser. Te ofrecemos un completo programa de cursos presenciales con enseñanzas y prácticas fáciles de aplicar y de resultados inmediatos.

Días y horarios de  cursos: aquí


Atención especial para alumnos del extranjero: www.circuloaleph.com/chile

Cielo e infierno

Es de conocimiento general que muchas personas no logran controlar ciertas emociones intensas. Es fácil reaccionar de manera desproporcionada. Un incidente relativamente sin importancia puede provocar un fuerte descontrol emocional. La ira puede llegar y perdurar por algún acontecimiento que objetivamente no es tan fundamental. Mucha gente se arrepiente posteriormente de haberse comportado agresiva, pero el mal ya está hecho.

www.serfeliz.net

Determinantes decisiones son tomadas a veces llevados por la emoción, comprometiendo a una persona su propio futuro: trabajo, estudios, pareja, etc. 

Quien no logra dominar sus emociones vive un verdadero infierno.

Tengo una amiga que es "víctima" frecuente de la envidia de una mujer, familiar cercano. Sin embargo, quien más sufre es quien tiene la envidia. El rencor, el resentimiento, la envidia y otros sentimientos similares, destruyen a quien las posee, enfermándole y acortándole la vida. O, en el mejor de los casos, deteriorando mucho su calidad de vida. No hay que molestarse con una persona así, hay que tenerle compasión.

Una manera de comenzar a tener un dominio, es ser capaz de observar con imparcialidad y objetividad los sentimientos que se tienen. Hay que intentar "desdoblarse". Una parte del ser contempla las emociones y comportamientos del otro. Cuando seas capaz de decir: "eso que tengo se llama ira, eso otro se llama envidia", entonces estarás comenzando a serenarte y controlar tus emociones desmedidas.

Daniel Goleman cita la siguiente historia.

Según cuenta un antiguo relato japonés, un belicoso samurai desafió en una ocasión a un maestro zen a que explicara el concepto de cielo e infierno. Pero el monje respondió con desdén: "No eres más que un patán. ¡No puedo perder el tiempo con individuos como tú!"

Herido en lo más profundo de su ser, el samurai se dejó llevar por la ira, desenvainó su espada y gritó: "Podría matarte por tu impertinencia".

"Eso", repuso el monje con calma, "es el infierno".

Desconcertado al percibir la verdad en lo que el maestro señalaba con respecto a la furia que lo dominaba, el samurai se serenó, envainó la espada y se inclinó, agradeciendo al monje la lección.

"Y eso", añadió el monje, "es el cielo".

Sergio Valdivia

Importante

Para quienes no residen en Chile, tenemos cursos en línea de Prosperidad (www.exitomental.org) y de Hipnosis (www.portaldehipnosis.com), así como cursos y prácticas en grabaciones (www.circuloaleph.com).

Escríbelo

www.serfeliz.net

Este es el tercero de los doce pasos para conseguir metas. Los anteriores han sido publicados en las Revistas número 127 y 128.

Los objetivos que no se pongan por escrito, no son objetivos. Son meramente deseos y fantasías. Un deseo es un objetivo sin ninguna fuerza detrás. Cuando escribes un objetivo en un trozo de papel, lo cristalizas. Haces de él algo concreto y tangible. Lo conviertes en algo que puedes coger, mirar, retener, tocar y sentir. Lo has sacado de tu imaginación y le has dado una forma con la que tú puedes hacer algo.

El más eficaz de todos los métodos para implantar una meta en tu subconsciente es escribirla clara, nítida y detalladamente, como te gustaría verla hecha realidad.

Determina lo que es correcto antes de determinar lo que posible. Procura que la descripción de tus metas sea perfecta e ideal en todos los aspectos. De momento no te preocupes de cómo se van a lograr tus objetivos. Tu principal tarea en principio es tener completa certeza de cuál es exactamente tu deseo y no preocuparte para nada del procedimiento para satisfacerlo.

Hay muchas personas que no escriben sus objetivos porque en el fondo de su corazón no creen que sean alcanzables. No ven ventaja alguna en ponerlos por escrito. Intentan protegerse de la decepción. Pero no saben que haciendo esto, lo único que consiguen es una continua desilusión y una actividad mediocre a lo largo de toda su vida. Pero cuando te impones tú mismo la disciplina de escribir tus objetivos, este simple hecho es suficiente para poner en punto muerto los mecanismos del fallo y en marcha los mecanismos del éxito.

Cómo se puede cultivar la creatividad

www.serfeliz.net

Todos no pueden llegar a ser genios, pero al menos podrán ser más creativos si cultivan y aprovechan sus facultades personales.

A ese fin se ofrecen algunas recomendaciones prácticas, que según nuestra experiencia y la literatura científica revisada (Raudespp, 1989), pueden ser de gran utilidad:

Reserve tiempo para leer y pensar sobre otros temas que no sean el objeto central de su interés.

Coleccione y archive recortes, notas e ideas que le parezcan interesantes.

Busque todas las fuentes de información posibles.

Busque los factores claves de un problema y procure aislarlos.

Cuestione todas las suposiciones planteadas respecto al problema que se plantee.

No se apresure en descartar ideas poco ortodoxas y desusadas.

Pregúntese una y otra vez cuáles son los límites verdaderos de su problema.

Halle las variables del problema mediante análisis.

Anote las ideas y diversos métodos que podrían resolver el problema.

Niéguese a permitir que los fracasos iniciales lo desanimen.

Cuídese de los peligros de aferrarse demasiado pronto a una idea o estrategia.

Suspenda su pensamiento crítico.

Impóngase cuotas de ideas. Esto es, proponerse tener más de 3, 4 ó 5 ideas, según sea el caso sobre un problema.

Si no está usted avanzando, deje momentáneamente el problema y haga algo diferente.

Cuando esté buscando soluciones a un problema o cuando aún no haya madurado ninguna lo suficientemente, evite las discusiones e intromisiones.

Una vez formulada la idea, elimine todo orgullo y prepárese para recibir la crítica cuando vaya a exponerla.

Reflexione y analice toda crítica, tanto la proveniente de especialistas, como la que realicen neófitos o desconocedores del tema.

Felipe Chibas Ortiz