SER FELIZ con Sergio Valdivia

El éxito en su hogar · Revista Digital (Ezine)
del Desarrollo Personal

La revista especializada más leída del mundo. Distribuida a los cinco continentes.
La edición digital se distribuye desde el 10 de junio de 1999.

Ir a inicio sitio web Ir a revistas anteriores

No podemos dar de baja directamente.

Por favor, si eso es lo que desea, teniendo abierta esta publicación en su correo, PULSE AQUÍ. Y quedará inmediatamente retirado o retirada, no recibiendo más nuestra Revista, las enseñanzas y ofertas.

Escríbenos a contacto @ serfeliz. net

Para suscribirse y recibir la revista por email: clic aquí.

Toma cinco minutos de tu tiempo y léela hoy. Tu vida puede cambiar muy favorablemente.

CIRCULO ALEPH
Revista digital gratuita con temas de desarrollo personal, liderazgo, autoestima, prosperidad, felicidad y temas afines.
Permitida la reproducción citando la fuente.
"Ser Feliz" no tiene una orientación religiosa ni política determinada.
Creador y Editor: Prof. Sergio Valdivia Correa.

Número 103

Contenido

Editorial

El buscador

El trabajo y la vocación

Tú vales mucho más de lo que te imaginas

Testimonios

Comparte esta revista con tus amigos.
¡Ayúdame a ayudar!
Regala calidad de vida.

Editorial

El valor de una vida se mide por las vidas que toca.

¡ Hola !Hoy seré breve en esta sección, pues lo que sigue es bastante largo quizás. Me gustaría "oír" tu opinión al respecto.

A todos quienes me enviaron comentarios o preguntas los iré atendiendo. Tengan un poco de paciencia. Les contestaré ya sea directamente o prepararé artículos que, además de servir a quien escribe, servirán también a muchos estudiantes.

Sergio Valdivia
Escríbeme a correo
twitter: @sergiovaldivia
www.facebook.com/sergio.valdivia.correa

 

Instituto CIRCULO ALEPH te apoya en tu proyecto de una vida más exitosa.

Si vives en Chile, ya es el momento de desarrollar tus capacidades y de ser todo lo que puedes ser. Te ofrecemos un completo programa de cursos presenciales con enseñanzas y prácticas fáciles de aplicar y de resultados inmediatos.

Días y horarios de  cursos: aquí


Atención especial para alumnos del extranjero: www.circuloaleph.com/chile

El Buscador
(cuento)

Un buscador es alguien que busca, no necesariamente alguien que encuentra, tampoco es alguien que, necesariamente, sabe qué es lo que está buscando. Es simplemente alguien para quien su vida es una búsqueda.

www.serfeliz.net

Un día, el buscador sintió que debería ir a la ciudad de Kammir. Él había aprendido a hacer caso riguroso a esas sensaciones que venían de un lugar desconocido de si mismo, de modo que dejó todo y partió. Después de dos días de marcha por los polvorientos caminos divisó a lo lejos la ciudad de Kammir. Un poco antes de llegar al pueblo, una colina a la derecha del sendero le llamó mucho la atención. Estaba tapizada de un verde maravilloso y había un montón de árboles, pájaros y flores bellas. La rodeaba por completo una especie de valla de madera lustrada. Una portezuela de bronce lo invitaba a entrar.

De pronto sintió que olvidaba el pueblo y sucumbió ante la tentación de descansar por un momento en ese lugar. El buscador traspaso el portal y camino lentamente entre las piedras blancas que estaban distribuidas como al azar, entre los árboles.

Dejó que sus ojos se posaran como mariposas en cada detalle de este paraíso multicolor. Sus ojos eran los de un buscador, y quizás por eso descubrió sobre una de las piedras aquella inscripción: "Aquí yace Abdul Tareg, vivió 8 años, 6 meses, 2 semanas y 3 días" . Se sobrecogió un poco al darse cuenta que esa piedra no era simplemente una piedra, era una lápida. Sintió pena al pensar que un niño de tan corta edad estuviera enterrado en ese lugar. Mirando a su alrededor el hombre se dio cuenta que la piedra de al lado tenía también una inscripción. Se acercó a leerla decía: "Aquí yace Yamir Kalib vivió 5 años, 8 meses y 3 semanas".

El buscador se sintió terriblemente abatido. Ese hermoso lugar era un cementerio y cada piedra, una tumba. Una por una leyó las lápidas. Todas tenían inscripciones similares: un nombre y el tiempo de vida exacto del muerto. Pero lo que más lo conectó con el espanto fue comprobar que el que más tiempo había vivido sobrepasaba apenas los 11 años.

Embargado por un dolor terrible se sentó y se puso a llorar. El cuidador del cementerio, que pasaba por ahí, se acercó. Lo miró llorar por un rato en silencio y luego le preguntó si lloraba por algún familiar. No, ningún familiar dijo el buscador. ¿Qué pasa con este pueblo? ¿Qué cosa terrible hay en esta ciudad? ¿Por qué tantos niños muertos enterrados en este lugar? ¿Cuál es la horrible maldición que pesa sobre esta gente que los ha obligado a construir un cementerio de niños?

El anciano respondió: Puede usted serenarse. No hay tal maldición. Lo que sucede es que aquí tenemos una vieja costumbre. Le contaré: Cuando un joven cumple quince años sus padres le regalan una libreta como ésta que tengo aquí colgando del cuello. Y es tradición entre nosotros que a partir de ese momento, cada vez que uno disfruta intensamente de algo, abra la libreta y anote en ella: a la izquierda, que fue lo disfrutado... a la derecha, cuánto tiempo duro el gozo. Conoció a su novia, y se enamoró de ella. ¿Cuánto tiempo duró esa pasión enorme y el placer de conocerla? ¿Una semana? ¿Dos? ¿Tres semanas y media? Y después, la emoción del primer beso, el placer maravilloso de la primera noche, ¿cuánto duró? ¿El minuto y medio del beso..? ¿Dos días..? ¿Una semana..? Y el casamiento de sus amigos..? ¿Y el viaje mas deseado..? ¿Y el encuentro con quien vuelve de un país lejano..? ¿Cuánto tiempo duró el disfrutar de esas sensaciones...? ¿Horas? ¿Días? Así vamos anotando en la libreta cada momento que disfrutamos.

Cuando alguien muere es nuestra costumbre abrir su libreta y sumar el tiempo de lo disfrutado, para escribirlo sobre su tumba, porque es, amigo caminante, el único y verdadero tiempo vivido.

Vivan la vida a plenitud para que esa libreta que llevamos nosotros por dentro sea la que tenga más años de verdadero tiempo vivido. Y no nos ahoguemos en cosas que pensamos que no tienen solución, porque lo único que no tiene solución es la muerte y sin embargo es cuando realmente comenzamos a vivir...

De Cuentos para pensar de Jorge Bucay. Colaboración de Eduardo Luque, Mar del Plata, Argentina.

Importante

Seguridad

Para recuperar la confianza y seguridad en sí mismo en poco tiempo he preparado una grabación que ha ayudado a miles de personas en el mundo. Es una grabación de reprogramación mental llamada "Activando el Poder Mental - Seguridad" (Código SA11). Contiene dos sesiones que pueden ser seguidas cuando se quiera, donde se quiera y las veces que se desee. Sus efectos son muy rápidos y cambiarán tu vida para siempre: más oportunidades, más amigos, más prosperidad, más tranquilidad y más felicidad.

Para mayores informaciones, visita www.circuloaleph.com/editorial/sub.htm 

El trabajo y la vocación 

Los artículos siguientes están inspirados en un correo que recibí. Los he preparado de modo que a todos les sirva. Sé que son dificultades que se presentan habitualmente.

www.serfeliz.net

"Estimado Sergio:

Es un placer para mi poder dirigirme a Ud. Le escribo desde .... Mi nombre es Mónica y tengo ... años. Trabajo como secretaria administrativa.

Sus boletines y diario me ayudan mucho. Ciertamente cosas que Ud. escribe me identifican. Me gustaría poder relatarle algo más de mi persona, como por ejemplo decirle que a veces me siento mal con mi trabajo, me da la sensación de que no colma mi vida. Me parece que tendría que hacer algo más importante con mi vida. Pero pienso en tal vez ponerme a estudiar y no se qué. Otra cosa que me pasa es que me cuesta bastante ser natural y espontánea. Me suele pasar que mimetizo con las personas que me relaciono, siento que cuando hablo con otra gente no soy yo la que se expresa.

Yo sé que el cambio radica en mí, que debo tener una actitud positiva ante la vida y que con quejas no solucionaré nada. Creo que me falta voluntad, iniciativa para cambiar. (Tengo muy baja autoestima). Por eso me gustaría que me dé algunas palabras de apoyo.

Muchas gracias, Mónica."

Estimada Mónica. Quizás te parezca que todo el mundo se está enterando de lo que quieres superar, pero al omitir la ciudad, país y edad no hay posibilidad alguna de identificación. Así que mantengamos con confianza el diálogo que a todos servirá.

El trabajo o la actividad laboral que desarrollamos es diferente a la vocación y a nuestros talentos. Hay pocas personas afortunadas que laboran precisamente en lo que les gusta (¡soy una de ellas!). En general, hay actividades en las cuales cada persona se siente realizada al efectuarlas, se siente feliz y en plenitud. Esto va más allá del trabajo habitual. Puede que éste cubra una parte, pero no todo. Esto quiere decir que además de la actividad laboral que debamos hacer, es muy positivo dedicarse a otras actividades en las que te sientas feliz de hacerlas; no esperes de ellas un pago material, sino que una satisfacción espiritual. Además, si haces lo que te gusta, seguramente lo harás bien. Y si lo haces bien y con el corazón puesto en ello, es muy posible que hasta ganes dinero haciéndolo. Hay mucha gente que después tiene la oportunidad de tener un trabajo relacionado precisamente con lo que le realiza.

No permitas que el trabajo remunerado absorba toda tu vida, a no ser que te encuentres plenamente realizada en él. Si no es así, busca enriquecer tu vida con otras labores o con acciones de servicio a la comunidad.

Naturalmente una buena opción es seguir estudiando. El aprendizaje debe ser algo permanente. Nacemos preparados para aprender de todo. Tenemos ese programa en nuestra vida, de modo que siempre hay felicidad cuando se aprende algo nuevo. Cuando hay molestia para aprender, es porque se han incorporado al subconsciente mensajes y experiencias negativas con el aprendizaje,. En este caso, es urgente eliminarlas, pues son una traba para el progreso y la prosperidad.

Hemos dicho en otras ocasiones cómo buscar nuestra vocación y nuestros talentos. Un buen método es hacer una retrospección de tu vida anotando todos los momentos en que te sentiste especialmente feliz y realizada. Anota brevemente lo que estabas haciendo cuando eso ocurrió. Todos los días, durante quince días, dedica unos minutos a anotar estos recuerdos. Verás que van fluyendo a medida que avanzan los días. No te ocupes si te parecen importantes o no. Lo que vale es que te hayan dado esa sensación de sentirte satisfecha contigo.

Al cabo de esas dos semanas mira lo que has escrito y descubrirás algo en común en la mayoría de esas experiencias. Por ahí va tu vocación.

Hay que atreverse a hacer algo más en la vida:

Tener un pasatiempo

Hacer algo por el placer de hacerlo

Buscar en qué podemos servir desinteresadamente a los demás

Estudiar algo nuevo

Aprender más del trabajo que realizas. Qué se hace antes y qué se hace después con las tareas en las que tienes responsabilidad

S.V.

Tú vales mucho más de lo que te imaginas

Hoy precisamente falleció un destacado conductor de programas de televisión. En varios canales se le ha hecho un homenaje. Y una de las cualidades que más se destacaron fue la de su espontaneidad y consecuencia. Jorge Rencoret, así se llamaba, siempre fue él mismo tanto en las cámaras como en su vida cotidiana. Una persona siempre cariñosa, afectuosa, dispuesta a dar un abrazo, alegre y sencilla.

www.serfeliz.net

No solamente es más apreciado el ser espontáneo, sino que es mucho más fácil. Mucha gente gasta bastante energía en aparentar lo que realmente no es.

¿Por qué sucede que hay personas que parecen "mimetizarse" con los demás y les cuesta ser natural y espontánea? ¿Por qué se dice lo que realmente no se siente? Lo sé bien, porque en mis primeros dieciocho años de vida fui así. Tempranamente aprendí que no podía decir lo que pensaba, porque mi madre me lo reprochaba y hasta me agredía por eso. Luego, me pareció que los demás se sentían bien si uno estaba de acuerdo con ellos y mal si manifestaba opiniones diferentes. Y yo buscaba desesperadamente la aceptación de los demás.

Sin embargo, fui descubriendo que los otros dejan de considerarte y respetarte al darse cuenta que uno no tiene una opinión clara y definida. Y lo peor, uno deja de respetarse a sí mismo. Aprendí que no tenemos porqué caerle bien a todos ni estar de acuerdo con todos. Es probable que cuando todos seamos sabios ya hayamos alcanzado la plena iluminación, estemos todos de acuerdo. Mientras tanto, en la búsqueda de la verdad, tendremos posiciones distintas, según nuestras experiencias y conocimientos.

Hoy mis mensajes les gusta a cientos de miles de personas. Pero sé que a otros no les agrada. Incluso muchos se molestan cuando se les dice la verdad: ¡no quieren oírla! Muchos no quieren reconocer su ignorancia en algunos puntos. No están dispuestos a aceptarla y dirán: "esa es tú verdad o tu opinión y yo no estoy de acuerdo".

Todo esto está relacionado con la seguridad en sí mismo. En la medida que somos conscientes de nuestro propio valer, nos atrevemos a ser nosotros mismos y pensar por sí mismos. No hay que andar por el mundo buscando satisfacer a los demás, ni llenando las expectativas de los otros. Hay que disponerse a aceptar a los demás con sus virtudes y defectos, con sus opiniones y puntos de vista. Y disponerse a respetarse también a sí mismo.

Es posible que al principio se pierdan amigos que no compartan nuestra manera de ser y opinar. Pero si eres consecuente con tus ideas y contigo mismo, tendrás muchos verdaderos amigos en el futuro. Decir la verdad puede que moleste a alguien, pero la mayoría aprenderá a valorar a quien es veraz. Ya se escribió hace mucho tiempo. "que tu sí, sea sí; que tu no, sea no".

Una buena práctica es darse mensajes a sí mismo, ya sea mediante un diálogo interno, carteles, escritos, dibujos, etc., que digan: "tengo seguridad y confianza en mí".

Apreciado estudiante del Ezine: Tú vales mucho más de lo que te imaginas. Tú eres importante para los demás. Al menos ha y una persona en el mundo para quien eres muy importante: tú eres muy importante para mí.

S.V.

Testimonios

Buen día Sergio. Desde que me inscribí para recibir los artículos sobre la sabiduría del alma, conocerla y poniéndolo en practica, me convenzo que necesito cargarme constantemente. Soy como una batería que al final del día se descarga producto de las presiones del diario vivir.

Pero soy un factor multiplicador positivo de todas las enseñanzas aquí recibidas. He recomendado tu Portal a muchas amistades y amigos. Es una forma de sembrar y aportarle cosas de valor a mi vida.

Víctor Vásquez O., Barranquilla, Colombia.


Saludos Sergio:

Me llamo Roberto Cubas, soy del D.F. en México y me da gusto que halla personas como tu que nos brindan ayuda por medio de sus artículos y nos dan esperanza y ganas de seguir nuestros sueños ante la adversidad. Llevo poco que encontré tu página web y lo que he leído hasta el momento me ha llenado de una muy buena forma.


¡Qué tal amigo!, que como bien dices, todos los que visitamos tu página y accedemos a tu boletín (o sea tus admiradores) ya bastante conocemos de ti.

Nos ayudas de una magnífica forma. Me llamo Nahomi Trejo y soy de Mérida, Yucatán, México. Tengo 21 años y soy estudiante del octavo semestre (de nueve) de la Licenciatura en Educación de la Universidad Autónoma de Yucatán.

Actualmente realizo un servicio social en la preparatoria 1 de la UADY en la Coordinación de Orientación Educativa. Ahí atendemos a jóvenes y padres de familia que desean ser escuchados y una ayuda en sus estudios. Tu boletín me ha ayudado muchísimo en mi desempeño como orientador y consejero educativo.