SER FELIZ con Sergio Valdivia

El éxito en su hogar · Revista Digital (Ezine)
del Desarrollo Personal

La revista especializada más leída del mundo. Distribuida a los cinco continentes.
La edición digital se distribuye desde el 10 de junio de 1999.

Ir a inicio sitio web Ir a revistas anteriores

No podemos dar de baja directamente.

Por favor, si eso es lo que desea, teniendo abierta esta publicación en su correo, PULSE AQUÍ. Y quedará inmediatamente retirado o retirada, no recibiendo más nuestra Revista, las enseñanzas y ofertas.

Escríbenos a contacto @ serfeliz. net

Para suscribirse y recibir la revista por email: clic aquí.

Toma cinco minutos de tu tiempo y léela hoy. Tu vida puede cambiar muy favorablemente.

CIRCULO ALEPH
Revista digital gratuita con temas de desarrollo personal, liderazgo, autoestima, prosperidad, felicidad y temas afines.
Permitida la reproducción citando la fuente.
"Ser Feliz" no tiene una orientación religiosa ni política determinada.
Creador y Editor: Prof. Sergio Valdivia Correa.

Número 073

Contenido

Editorial

El manzano

La savia lleva el alimento a los frutos

Ordenarse al ritmo del Universo

Testimonios: Dar el mérito a quien corresponda.

Comparte esta revista con tus amigos.
¡Ayúdame a ayudar!
Regala calidad de vida.

Editorial

El valor de una vida se mide por las vidas que toca.

Sergio Valdivia
Escríbeme a correo
twitter: @sergiovaldivia
www.facebook.com/sergio.valdivia.correa

 

Instituto CIRCULO ALEPH te apoya en tu proyecto de una vida más exitosa.

Si vives en Chile, ya es el momento de desarrollar tus capacidades y de ser todo lo que puedes ser. Te ofrecemos un completo programa de cursos presenciales con enseñanzas y prácticas fáciles de aplicar y de resultados inmediatos.

Días y horarios de  cursos: aquí


Atención especial para alumnos del extranjero: www.circuloaleph.com/chile

El manzano

Hace mucho tiempo existía un enorme manzano. Un pequeño niño lo amaba mucho y todos los días jugaba alrededor de él. Trepaba al árbol hasta el tope, comía sus manzanas y tomaba una siesta bajo su sombra.

www.serfeliz.com

El amaba al árbol y el árbol amaba al niño. Pasó el tiempo y el pequeño niño creció y el nunca más volvió a jugar alrededor del enorme árbol. Un día el muchacho regresó al árbol y escuchó que el árbol le dijo triste: "¿Vienes a jugar conmigo?". Pero el muchacho contestó: "Ya no soy el niño de antes que jugaba alrededor de enormes árboles. Lo que ahora quiero son juguetes y necesito dinero para comprarlos".

"Lo siento, dijo el árbol, pero no tengo dinero... Te sugiero que tomes todas mis manzanas y las vendas. De esta manera tú obtendrás el dinero para tus juguetes". El muchacho se sintió muy feliz. Tomó todas las manzanas y obtuvo el dinero y el árbol volvió a ser feliz. Pero el muchacho nunca volvió después de obtener el dinero y el árbol volvió a estar triste.

Tiempo después, el muchacho regresó y el árbol se puso feliz y le preguntó: "¿Vienes a jugar conmigo?". Dijo él: "No tengo tiempo para jugar. Debo de trabajar para mi familia. Necesito una casa para compartir con mi esposa e hijos. ¿Puedes ayudarme?"... " Lo siento, pero no tengo una casa, pero... tu puedes cortar mis ramas y construir tu casa". El joven cortó todas las ramas del árbol y esto hizo feliz nuevamente al árbol, pero el joven nunca más volvió desde esa vez y el árbol volvió a estar triste y solitario.

Cierto día de un cálido verano, el hombre regresó y el árbol estaba encantado. "Vienes a jugar conmigo?, le preguntó el árbol. El hombre contestó: "Estoy triste y volviéndome viejo. Quiero un bote para navegar y descansar. ¿Puedes darme uno?". El árbol contestó: "Usa mi tronco para que puedas construir uno y así puedas navegar y ser feliz". El hombre cortó el tronco y construyó su bote. Luego se fue a navegar por un largo tiempo.

Finalmente regresó después de muchos años y el árbol le dijo: "Lo siento mucho, pero ya no tenga nada que darte ni siquiera manzanas". El hombre replicó "No tengo dientes para morder, ni fuerza para escalar... Por ahora ya estoy viejo". Entonces el árbol emocionado le dijo: "Realmente no puedo darte nada.... la única cosa que me queda son mis raíces muertas". Y el hombre contestó: "Yo no necesito mucho ahora, solo un lugar para descansar. Estoy tan cansado después de tantos años".

"Bueno,las viejas raíces de un árbol, son el mejor lugar para recostarse y descansar. Ven siéntate conmigo y descansa". El hombre se sentó junto al árbol y éste, feliz y contento, sonrió con lágrimas.

(No conozco el autor)

Esta puede ser la historia de cada uno de nosotros. El árbol son nuestros padres. Cuando somos niños, los amamos y jugamos con papá y mamá... Cuando crecemos los dejamos, sólo regresamos a ellos cuando los necesitamos o estamos en problemas. No importa lo que sea, ellos siempre están allí para darnos todo lo que puedan y hacernos felices. Tú puedes pensar que el muchacho es cruel contra el árbol, pero es así como muchos de nosotros tratamos a nuestros padres.

Colaboración de José Luis Martínez, Tijuana, México.

Prácticas para el Arte de Vivir son fáciles de hacer a través de mis audiolibros. Búscalos en "Editorial Círculo Aleph" en

www.circuloaleph.com/editorial

La savia lleva el alimento a los frutos

www.serfeliz.com

La venta es como la savia que alimenta los frutos y hojas de los árboles a través de sus raíces, tronco y ramas. Cuando abunda, todo crece, se desarrolla y multiplica.

Cuando escasea, probablemente se caigan algunos frutos y se marchiten algunas hojas entrando en un estado latente hasta que vengan tiempos mejores.

Pero cuando esa savia es escasa o inexistente, las empresas al igual que a los árboles, se le caerán los frutos aún inmaduros, sus hojas y luego se secarán sus ramas tronco y raíces hasta que muera."

Esta metáfora que me pertenece puntualiza las consecuencias empresarias de este vital elemento, el que debe producirse por los representantes y miembros de la empresa en forma constante y suficiente durante toda su vida organizativa de competitividad en el mercado.

Colaboración de Lic. Martín E. Heller. Más de este tema en el canal "Artículos" de www.sitio-de-exito.com

Siguiendo con la metáfora de Martín, lo que se debe hacer, entonces, es cultivar. Y cultivar significa dar los nutrientes necesarios al árbol para que éste aproveche sus capacidades para desarrollarse. El árbol tiene dentro de sí los elementos necesarios para procesar el alimento que se le da. Solamente hay que proporciónarselo de manera constante y en la medida correcta.

Las personas también necesitan alimentarse. No sólo físicamente. Necesitan satisfacer sus necesidades de ser importantes, necesarios, apreciados y admirados. Necesitan que se les reconozca sus méritos. Todos desean que se les elogie sincera y oportunamente sus progresos, más que castigarles por sus fracasos.

En particular, un vendedor necesita además conocer muy bien el producto o servicio que vende, encontrarse motivado de hacerlo. Debe considerar que es importante lo que hace y que con ello beneficia a la comunidad, no solamente a la empresa y a él.

Si se cumplen estos requisitos mínimos, podrá haber savia que alimente los frutos y hojas de la empresa.

Sergio Valdivia

Ordenarse al ritmo del Universo

www.serfeliz.com

Uno de los aspectos más importantes de ordenar en la vida... es tu vida. Las actitudes favorables para tu madurez y capacidad de triunfar en la vida te llevarán a una mayor felicidad y orden en todo. La vida fluye más fácil y es menos complicada. Procura aprender a identificarte con las afirmaciones siguientes.

No me dejo manipular por los demás. Estoy dispuesto a colaborar, pero no a hacer simplemente lo que los otros quieren que yo haga.

Vivo intensamente el presente, sin preocuparme demasiado por el pasado y sin inquietarme por el futuro. Aprendo de mi pasado y me proyecto hacia el futuro.

Soy importante y valioso para mucha gente. Aprecio a la mayoría de las personas y soy capaz de dar afecto.

Puedo actuar y tomar decisiones, sin sentirme culpable si me equivoco. Cuando cometo un error, pido disculpas, lo corrijo y actúo de manera mejor en el futuro.

Reconozco en mí defectos, errores y carencias. Pero también soy capaz de valorar mis cualidades, aciertos y realizaciones. Estoy dispuesto a reconocer mis equivocaciones y a compartir mis experiencias.

Soy capaz de disfrutar con diversas experiencias, con distintos tipos de personas y en diversas situaciones. Así como aprecio acciones trascendentes, también me doy un tiempo para disfrutar de un juego, una charla o de holgazanear.

Los sentimientos y necesidades de los otros son importantes para mí. Respeto a las personas y las valoro por lo que son. No me divierto a costa de los demás.

 

El premio es una vida mucho más exitosa y próspera, en más armonía con el orden del Universo.

Sergio Valdivia. Más de este tema en www.exitomental.org

Testimonios

Querido Sergio:

Algún reenvío me permite recibir periódicamente tus textos de Ser Feliz. Cada texto de este tipo que recibo (los tuyos y los de otros remitentes) siempre me dejan la ansiedad de conocer su fuente documental, pues en mi condición de profesor de metodología de la investigación y de talleres de lectura y redacción siempre exijo y otorgo información fidedigna sobre cualquier texto que recibo o recomiendo. Me apena, pues, tu correo del 17 de octubre, pues el título EL ELEFANTE ENCADENADO me resultó muy familiar. La emoción me llevó a recorrer el texto y buscar al final del mismo el nombre de su autor. Al no encontrarlo pero sí reconocer su contenido, acudí al ejemplar que tengo en mis manos de la obra de Jorge Bucay RECUENTOS PARA DEMIÁN LOS CUENTOS QUE CONTABA MI ANALISTA. Como, en efecto, coinciden el texto enviado por tí y el que tengo en mis manos, te ruego respetuosa y fraternalmente hacer pública la siguiente aclaración: el texto EL ELEFANTE ENCADENADO se localiza en la página 15 de la obra mencionada, en edición de Oceano, México, 1999.

Un abrazo cordial de Alfredo Salazar Duque (conozco otras obras de Bucay y lo he escuchado personalmente aquí en México; reconozco en el él a un destacado psicoterapeuta y escritor).

-------------

Estimado Alfredo:

Muchas gracias por escribirme. Yo pienso igual que tú y mi formación universitaria me lleva también a dar el crédito y el mérito a quien corresponda.

Lamentablemente en esto de Internet es lo más frecuente recibir textos interesantes y al momento de intentar saber quién es el autor, quien me remite el email dice no conocerlo y que a él alguien se lo envió. Incluso, he tenido en cierto modo la satisfacción de que me envíen escritos míos, aunque sin mencionar mi nombre.

Frente a esto hace un tiempo que tomé una decisión. Entre la alternativa de no publicar textos muy estimulantes e inspiradores por no conocer su autor y publicarlos, opté por lo último. Algunas veces, como ahora, alguien me escribe y me da a conocer el autor.

Como yo he vivido la experiencia, yo escribo para ayudar e inspirar, así si circulan mis textos, aunque sin reconocer el autor, de todas maneras ayudarán. Y ése, a fin de cuentas, es el objetivo de un escritor que escribe de estos temas.

Te reitero mi agradecimiento, así también por tus afectuosos estímulos que siempre son necesarios.

Cordialmente, Sergio

-------------

Por medio del presente mail, me permito felicitarlos por su labor diaria en ayudarnos con sus interesantes artículos.

Tengo 2 semanas de haber descubierto esta revista vía Internet, la cual ya es una importante fuente de motivación y guía de ordenamiento y conducta, incrementando nuestra motivación y crecimiento espiritual, con la ayuda de sus especialistas en cada tema.

Me gustaría que me informaran, si fueran muy amables, de lo que necesito hacer para que esta revista o los artículos anteriormente publicados en la misma, me llegaran vía mail.

Por el momento es todo, y muchas gracias por su positiva labor y su colaboración a engrandecer el éxito personal de nuestra gente.

Atentamente, Dr. J. Ernesto López Campos.