SER FELIZ con Sergio Valdivia

El éxito en su hogar · Revista Digital (Ezine)
del Desarrollo Personal

La revista especializada más leída del mundo. Distribuida a los cinco continentes.
La edición digital se distribuye desde el 10 de junio de 1999.

Ir a inicio sitio web Ir a revistas anteriores

No podemos dar de baja directamente.

Por favor, si eso es lo que desea, teniendo abierta esta publicación en su correo, PULSE AQUÍ. Y quedará inmediatamente retirado o retirada, no recibiendo más nuestra Revista, las enseñanzas y ofertas.

Escríbenos a contacto @ serfeliz. net

Para suscribirse y recibir la revista por email: clic aquí.

Toma cinco minutos de tu tiempo y léela hoy. Tu vida puede cambiar muy favorablemente.

CIRCULO ALEPH
Revista digital gratuita con temas de desarrollo personal, liderazgo, autoestima, prosperidad, felicidad y temas afines.
Permitida la reproducción citando la fuente.
"Ser Feliz" no tiene una orientación religiosa ni política determinada.
Creador y Editor: Prof. Sergio Valdivia Correa.

Número 071

Contenido

Editorial

El elefante encadenado

Conviene ordenarse

Si lo puedes imaginar...

Testimonios: La mayor felicidad es ayudar a que los demás sean felices

Comparte esta revista con tus amigos.
¡Ayúdame a ayudar!
Regala calidad de vida.

Editorial

El valor de una vida se mide por las vidas que toca.

Estimado lector: tú tienes mucha más fuerza, capacidad y poder del que ahora te imaginas. ¡Libérate de tus límites y condicionamientos! Podrás producir un cambio importante en tu existencia. Reflexionar sobre los artículos te ayudará a lograrlo.

Las copias de este Boletín que puedas pasar a tus amigos y familiares provocarán alegrías y satisfacciones personales. Y también, darán más poder a quien las lea. 

Sergio Valdivia
Escríbeme a correo
twitter: @sergiovaldivia
www.facebook.com/sergio.valdivia.correa

 

Instituto CIRCULO ALEPH te apoya en tu proyecto de una vida más exitosa.

Si vives en Chile, ya es el momento de desarrollar tus capacidades y de ser todo lo que puedes ser. Te ofrecemos un completo programa de cursos presenciales con enseñanzas y prácticas fáciles de aplicar y de resultados inmediatos.

Días y horarios de  cursos: aquí


Atención especial para alumnos del extranjero: www.circuloaleph.com/chile

El elefante encadenado

www.serfeliz.com

-No puedo, le dije. ¡No puedo!

-¿Estás seguro?, me preguntó. 

-Sí, nada me gustaría más, pero sé que no puedo.

Se sonrió, me miró a los ojos bajando la voz, cosa que hacía siempre que quería ser escuchado atentamente, y me dijo:

-¿Me permites que te cuente algo? 

Y mi silencio fue suficiente respuesta. Juan empezó a contar.

Cuando era chico me encantaban los circos, y lo que más me gustaba de ellos eran los animales. También a mí como a otros (después me entere), me llamaba la atención el elefante.

Durante la función, la enorme bestia hacía el despliegue de peso, tamaño y fuerza descomunal. Pero después de su actuación y hasta un rato antes de volver a la pista, el elefante quedaba sujeto por una cadena que aprisionaba una de sus patas a una pequeña estaca clavada en el suelo.

Sin embargo, la estaca era sólo un minúsculo pedazo de madera clavado en el suelo, apenas enterrado a unos centímetros en la tierra. Y aunque la cadena era gruesa y poderosa, me parecía obvio que ese animal capaz de arrancar un árbol de cuajo con su propia fuerza podría, con facilidad, arrancar la estaca y huir. El misterio es evidente. ¿Qué lo mantiene entonces? ¿Por qué no huye?

Cuando tenia cinco o seis años yo todavía confiaba en la sabiduría de los grandes. Pregunté entonces a algún maestro, a algún padre o a algún tío por el misterio del elefante. Alguno de ellos me explicó que el elefante no se escapaba porque estaba amaestrado.

Hice entonces la pregunta obvia. -Si está amaestrado, ¿por qué lo encadenan?

No recuerdo haber recibido alguna respuesta coherente.

Con el tiempo me olvidé del misterio del elefante y la estaca y sólo lo recordaba cuando me encontraba con alguno que también se había hecho la misma pregunta.

Hace algunos años descubrí que, por suerte para mí, alguien había sido lo bastante sabio como para encontrar la respuesta: El elefante del circo no escapa porque ha estado atado a una estaca muy parecida desde que era muy, muy pequeño.

Cerré los ojos y me imaginé al pequeño recién nacido sujeto a la estaca.

Estoy seguro que en aquel momento el elefantito empujó y tiró, sudaba tratando de soltarse, y a pesar de todo su esfuerzo, no pudo. La estaca era ciertamente muy fuerte para él. Juraría que se durmió agotado y que al día siguiente volvió a intentarlo, y también al otro y al que seguía.

Hasta que un día, un terrible día para su historia, el animal acepto su impotencia y se resignó a su destino. Este elefante enorme y poderoso que vemos en el circo, no escapa porque cree, ¡pobre!, cree que no puede.

Él tiene registro y recuerdo de su impotencia, de aquella impotencia. Y lo peor es que jamás se ha puesto a cuestionar seriamente ese registro. Jamás, jamás intentó poner a prueba su fuerza otra vez.

Y así es, todos somos un poco como ese elefante del circo: vamos por la vida atados a cientos de estacas que nos restan libertad. Vivimos creyendo que un montón de cosas NO PODEMOS, simplemente porque alguna vez, en el pasado, probamos y no pudimos. Hicimos entonces lo del elefante, grabamos en nuestro recuerdo: NO PUEDO Y NUNCA PODRE.

Hemos crecido portando este mensaje que nos impusimos a nosotros mismos y nunca más volvimos a intentar. Cuando mucho de vez en cuando sentimos los grilletes, hacemos sonar las cadenas o miramos de reojo la estaca y confirmamos el estigma: No puedo y nunca podré.

Tu única manera de saberlo es intentar de nuevo poniendo en el intento todo tu corazón. 

(Colaboración).

Desconozco el autor

Prácticas para el Arte de Vivir son fáciles de hacer a través de mis audiolibros. Búscalos en "Editorial Círculo Aleph" en

www.circuloaleph.com/editorial

Conviene ordenarse

www.serfeliz.com

Todo el Universo es ordenado. Todas las estrellas y los planetas cumplen las mismas leyes, los mismos procesos de nacimiento y muerte, las mismas interacciones entre ellos. El hidrógeno o el helio de nuestro planeta se comporta igual que los elementos que están en el sol o en lejanas estrellas. El hidrógeno siempre será hidrógeno y se comportará igual, no importa si está a millones de años luz de nosotros.

Esta coherencia universal es la que le permite a los científicos conocer la composición e historia de una estrella a la que jamás ningún ser humano podrá llegar ni ver de cerca.

Comprendemos nuestro mundo en la medida que logramos ordenarlo y clasificarlo en nuestra mente. Solamente cuando estructuramos los conceptos que vamos aprendiendo, los vamos comprendiendo y posteriormente, aplicando.

Ordenar tu vida, clasificar tus objetivos, tener un plan coherente por el cual guiar tu existencia, es actuar conforme a la estructura del Universo del cual formas parte. Así podrás ser mucho más eficiente, aprovechar mejor tu energía y manifestar ese enorme poder que hay dentro de ti. 

El desorden y la desarmonía no son coherentes con la Creación, por ello dificultan la vida y la complican. Conviene que te ordenes un poco más y que, dentro de ese plan, dejes un espacio para la creatividad y la espontaneidad: el ser humano parece estar preparado para cierto libre albedrío.

Sergio Valdivia

Si lo puedes imaginar...

www.serfeliz.com

Había dos niños que patinaban sobre una laguna congelada. Era una tarde nublada y fría, pero los niños jugaban sin preocupación. Cuando de pronto, el hielo se reventó y uno de los niños cayó al agua. El otro niño viendo que su amiguito se ahogaba debajo del hielo, tomó una piedra y empezó a golpear con todas sus fuerzas hasta que logró quebrarlo y así salvar a su amigo.

Cuando llegaron los bomberos y vieron lo que había sucedido, se preguntaron: "¿Cómo lo hizo? ¡El hielo está muy grueso, es imposible que lo haya podido quebrar con esa piedra y sus manos tan pequeñas!"

En ese instante apareció un anciano y dijo: "Yo sé como lo hizo"

¿Cómo?, le preguntaron al anciano y él contestó: "No había nadie a su alrededor para decirle que no podía hacerlo."

Si lo puedes imaginar, lo puedes lograr. (Albert Einstein).

Colaboración de Mercedes de Camilli, Uruguay.

Testimonios

Le doy las gracias por incluirme en su lista. Sus temas son muy interesantes, me gustan mucho. Conocí de usted por una amiga (Caridad Guantez), le doy las gracias a ella también por llevarme hasta usted. En este boletín (#70) me gustó mucho "Actuar a Tiempo" y "Actuar a Tiempo, porque nunca es tarde". Es bonito comenzar el día leyendo uno de sus boletines. En mi caso paso el resto del día con un buen propósito en mente y con un fabuloso estado de ánimo.

Gracias, una vez más.

Aracelis Ortiz-Reyes, San Ramón, California, U.S.A.


Escribo por ahora para expresar que por azar he dado con sitio-de-exito.com, y de inmediato me ha parecido muy interesante. He leído algunos de sus artículos, y diría que me producen más interés por seguir viendo los otros, pues los temas se tratan en forma que todos pueden comprender y con seriedad.

Por ahora mis felicitaciones a quienes hacen posible este sitio, y continúen adelante. Gracias por permitir haber dado esta opinión.

Atte., Guillermo Vera J., Lebu, Chile.


Hola Sergio:

Gracias por los mensajes que nos aportas. Son de un profundo contenido y valiosa enseñanza.

Dios te bendiga y acompañe siempre. Personas como tú hacen la diferencia en la vida. Sigue siendo ese faro en la oscuridad, que alumbra la vida de muchas personas que se pierden en el mar de la confusión y desesperación.

Fraternalmente,

José Antonio Galindo M., Bogotá, Colombia.