SER FELIZ con Sergio Valdivia

El éxito en su hogar · Revista Digital (Ezine)
del Desarrollo Personal

La revista especializada más leída del mundo. Distribuida a los cinco continentes.
La edición digital se distribuye desde el 10 de junio de 1999.

Ir a inicio sitio web Ir a revistas anteriores

No podemos dar de baja directamente.

Por favor, si eso es lo que desea, teniendo abierta esta publicación en su correo, PULSE AQUÍ. Y quedará inmediatamente retirado o retirada, no recibiendo más nuestra Revista, las enseñanzas y ofertas.

Escríbenos a contacto @ serfeliz. net

Para suscribirse y recibir la revista por email: clic aquí.

Toma cinco minutos de tu tiempo y léela hoy. Tu vida puede cambiar muy favorablemente.

CIRCULO ALEPH
Revista digital gratuita con temas de desarrollo personal, liderazgo, autoestima, prosperidad, felicidad y temas afines.
Permitida la reproducción citando la fuente.
"Ser Feliz" no tiene una orientación religiosa ni política determinada.
Creador y Editor: Prof. Sergio Valdivia Correa.

Número 048

Contenido

Editorial

La causa del sufrimiento.

Con el tiempo...

Decídete.

Correo: En todo ser humano se oculta la presencia divina.

Comparte esta revista con tus amigos.
¡Ayúdame a ayudar!
Regala calidad de vida.

Editorial

El valor de una vida se mide por las vidas que toca.

Sergio Valdivia
Escríbeme a correo
twitter: @sergiovaldivia
www.facebook.com/sergio.valdivia.correa

 

Instituto CIRCULO ALEPH te apoya en tu proyecto de una vida más exitosa.

Si vives en Chile, ya es el momento de desarrollar tus capacidades y de ser todo lo que puedes ser. Te ofrecemos un completo programa de cursos presenciales con enseñanzas y prácticas fáciles de aplicar y de resultados inmediatos.

Días y horarios de  cursos: aquí


Atención especial para alumnos del extranjero: www.circuloaleph.com/chile

LA CAUSA DEL SUFRIMIENTO

Es evidente que para ser más feliz hay que sufrir menos. ¿Y cuál es la causa principal del sufrimiento? Es el apego a las personas y a las cosas.

www.serfeliz.net

En la medida que hagas depender tu vida de las cosas que poseas, más sufrirás. Entre otras razones porque pasarás toda tu vida gastando energía para tener más dinero que te permita tener más cosas, luego gastar dinero en mantener las cosas, en renovar las cosas, en cuidar las cosas y en proteger las cosas. No podrás salir tranquilo por temor a perder las cosas, pondrás cerraduras y barrotes en tu casa de tal modo que parecerá una cárcel contigo y las cosas adentro.

El problema es que realmente las cosas no dan seguridad y felicidad por sí. Entonces siempre estarás insatisfecho por más cosas que tengas. Te dirás: --cuando me retire me dedicaré a disfrutar de las cosas. Pero cuando te retires estarás tan enfermo por la energía gastada y tan temeroso que ya será demasiado tarde para gozarlas. Tus herederos estarán además pendientes que te mueras para repartirse las cosas.

Las cosas no son eternas. Se envejecen, se pierden, se incendian, se las roban.

Generalmente esta actitud va unida a pensar que las personas también son cosas, que se puede esperar algo de ellas y que se pueden poseer. Aquí se sufre más todavía, pues las personas no harán siempre lo que se espera de ellas. Son más impredecibles que las cosas.

Está bien tener cosas. Y tenemos que tener amigos para ser felices. El error está en depender de su posesión para sentirse seguros.

Sergio Valdivia Correa

¡Tenga ahora mismo, en su hogar!

Grabaciones Personalizadas, exclusivas, para el crecimiento personal.

Dame unos minutos de tu vida y te ayudaré a transformarla

¡Aquí hay un ofrecimiento único, innovador y exclusivo!

Para mayor información aquí

CON EL TIEMPO...

www.serfeliz.net 

Con el tiempo...aprendes la sutil diferencia que hay
entre tomar la mano de alguien
y encadenar un alma.

Y aprendes que el amor no significa
apoyarte en alguien
y que la compañía
no significa seguridad.

Con el tiempo..
empiezas a entender
que los besos
no son contratos,
ni los regalos promesas.

Y aceptas tus derrotas
con la cabeza en alto,
con los ojos bien abiertos,
con la compostura de un hombre o una mujer
y no con el rostro afligido de un niño o una niña.

Con el tiempo..
aprendes a construir
todos tus caminos en el hoy,
porque el terreno de mañana,
es demasiado incierto para hacer planes.

Y aprendes que incluso
los agradables rayos de sol queman,
si te expones demasiado a ellos.

Por lo tanto...
siembra tu propio jardín
y adorna tu propia alma,
en vez de esperar
que alguien te traiga flores.

Y así aprenderás
que puedes sobrellevarlo todo,
que en verdad eres fuerte,
vales mucho
y que cada mañana
llega un nuevo amanecer.

Autor desconocido

Colaboración de Víctor Sigfrido Hernández, Rep Dominicana.

DECIDETE

Si no tomas las decisiones en tu vida, ella las tomará por ti. Si la vida toma las decisiones por ti, entonces tú no tienes el control de tu existencia. Los acontecimientos se te darán por casualidad en vez de ser determinados por ti. Así no se puede tener éxito ni prosperidad.

Pero para tener realmente un poder de atracción sobre los acontecimientos e incluso sobre las personas, es indispensable e ineludible perfeccionar tu propia personalidad. Hay que comenzar por armonizar un poco más tu propia vida. Aquí está el primer laboratorio para aprender a tomar tus propias decisiones. Cada uno de los puntos tratados en la colaboración siguiente apuntan a que mejores tú como persona. A partir de allí, podrás construir un futuro mejor moviendo el mundo externo a tú favor. Decídete a trabajar contigo mismo al menos con una de las proposiciones que aquí se señalan.

Sergio Valdivia

DECIDETE 

Los seres que triunfan en la vida, en cualquier aspecto, son los que tienen la audacia de dedicarse a salir del anonimato, ya sea en sus trabajos, en sus hogares, en la ciencia, etc., en cualquier ramo, y tú ¿Por qué no te decides a ser mejor?

DECIDETE a adentrar en tu alma y reconocer tus faltas.
DECIDETE a corregir tus errores.
DECIDETE a reconocer que no eres infalible.
DECIDETE a aceptar que hay otros dignos de ser imitados.
DECIDETE a aceptar lo que la vida te ofrece.
DECIDETE a no exigir de los demás lo que tú no puedes dar.
DECIDETE a amar cuanto te rodea.
DECIDETE a aceptar a tu familia como es.
DECIDETE a gozar en tu trabajo.
DECIDETE a pensar que sí puedes.
DECIDETE a olvidar tus penas.
DECIDETE a ordenar tu vida.
DECIDETE a disciplinar tu horario.
DECIDETE a vivir sin precipitación.
DECIDETE a no perder el tiempo.
DECIDETE a no estar criticando y juzgando los defectos de otros.
DECIDETE a trabajar para llegar a la meta que te has trazado.

Cuando te hayas decidido a esto, habrás dado un gran paso de ascenso hacia la felicidad y la de todos cuantos te rodean, porque sentirás tu vida llena de paz y ellos sentirán como un aroma la fragancia que exhalará tu decisión de ser.

Ana María Rebate.

Correo

Deseo verdaderamente investigar y hasta donde me sea posible aprender sobre los temas que usted instruye. Soy profesora y estudiante de la universidad, lo que me produce un desgaste mental que no creí posible.

Pero con sus técnicas de aprendizaje se me ha hecho más liviano el training que llevo.

Mis agradecimientos por estos conocimientos que pone usted a nuestro alcance. Próximamente trataré de comprar algunas grabaciones que me hacen mucha falta para la concentración y el manejo del estado alpha. Gracias por la atención.

Su servidora,

Rebeca Cornejo, Copiapó, Chile.


Sergio, primeramente bendecirle. Hoy he tenido la oportunidad de navegar en su océano de luz y llenarme de esa esencia, ya que en todo ser humano se oculta la presencia divina, pero no todos los hombres la dejan elevar.

Es una bendición cuando podemos entrar a este sistema y utilizarlo en florecer aquellos corazones que por razones de la vida no han podido despertar y amar cada experiencia.

Yo he escrito dos libros y uno de poesías. Estoy esperando que se materialicen en el mundo material, ya que todo cuesta.

Recibe una vez más de este ser que no cree en las casualidades, y quizás algún día tenga la suerte de estrechar su mano. Bendiciones para usted y su familia.

Atentamente, Caridad Guantez (de origen cubano), Estados Unidos.


Gracias por tantas palabras estimulantes que recibo. Ellas me animan a continuar con nuestra misión.

Cordialmente,

Sergio Valdivia