SER FELIZ con Sergio Valdivia

El éxito en su hogar · Revista Digital (Ezine)
del Desarrollo Personal

La revista especializada más leída del mundo. Distribuida a los cinco continentes.
La edición digital se distribuye desde el 10 de junio de 1999.

Ir a inicio sitio web Ir a revistas anteriores

No podemos dar de baja directamente.

Por favor, si eso es lo que desea, teniendo abierta esta publicación en su correo, PULSE AQUÍ. Y quedará inmediatamente retirado o retirada, no recibiendo más nuestra Revista, las enseñanzas y ofertas.

Escríbenos a contacto @ serfeliz. net

Para suscribirse y recibir la revista por email: clic aquí.

Toma cinco minutos de tu tiempo y léela hoy. Tu vida puede cambiar muy favorablemente.

CIRCULO ALEPH
Revista digital gratuita con temas de desarrollo personal, liderazgo, autoestima, prosperidad, felicidad y temas afines.
Permitida la reproducción citando la fuente.
"Ser Feliz" no tiene una orientación religiosa ni política determinada.
Creador y Editor: Prof. Sergio Valdivia Correa.

Número 040

Contenido

Editorial

Conocerse a sí mismo no es simple.

El mono y el pez.

Una historia de leones.

Testimonio

Comparte esta revista con tus amigos.
¡Ayúdame a ayudar!
Regala calidad de vida.

Editorial

El valor de una vida se mide por las vidas que toca.

Sergio Valdivia
Escríbeme a correo
twitter: @sergiovaldivia
www.facebook.com/sergio.valdivia.correa

 

Instituto CIRCULO ALEPH te apoya en tu proyecto de una vida más exitosa.

Si vives en Chile, ya es el momento de desarrollar tus capacidades y de ser todo lo que puedes ser. Te ofrecemos un completo programa de cursos presenciales con enseñanzas y prácticas fáciles de aplicar y de resultados inmediatos.

Días y horarios de  cursos: aquí


Atención especial para alumnos del extranjero: www.circuloaleph.com/chile

CONOCERSE A SI MISMO NO ES SIMPLE

www.serfeliz.net 

Cuando alguna persona decide comenzar seriamente un camino de perfeccionamiento de sí mismo, pronto se encontrará con alguien que le dirá solemnemente: lo primero que debes hacer es conocerte a ti mismo. Efectivamente esta sentencia se daba desde muy antiguo en las escuelas o filosofías.

Lo que casi nadie explica hasta ahora es que no basta con tener la intención de conocerse a sí mismo para lograrlo. Más aún, sin una ardua preparación, es imposible. La mente construye imágenes ilusorias de sí mismo. Cada uno percibe una parte de la realidad y la interpreta a su gusto. De allí que sea mucho más fácil mirar en el otro los defectos que en sí mismo. Es que el ego de cada persona no permite que se observe sinceramente. Cada uno justifica sus actos y encuentra una explicación para él razonable.

Si no te reconoces tus defectos, no puedes conocerte realmente.

Y mucho menos puedes cambiarlos. Sólo puedes aspirar a una vida mejor si identificas lo que está errado en ti. Pero, ¿cómo hacerlo, si tu mente está entrenada para suavizar las equivocaciones y para justificar tus acciones? A continuación, una magnífica clave para conocerte.

Usemos precisamente esta realidad de que es más fácil ver en el otro sus defectos que en sí mismo. Observa a los demás y reconoce las emociones negativas o perturbadoras en ellos.

Investiga cómo se manifiestan, qué dice el sujeto, cómo se comporta, cuál es la expresión de su rostro, etc. Identifica emociones tales como celos, envidias, animadversiones, rencores, miedos y otras. Cuando veas que alguien se comporta de tal modo, tu concluirás: eso que la persona tal manifiesta se llama celos. Tú debes ser un investigador por unos días de la naturaleza humana, pero no un juez. No critiques ni juzgues, simplemente observa.

Después de un par de semanas de investigación observa tus comportamientos y expresiones. Seguramente descubrirás en ti, quizás por primera vez, lo que en otros observaste.

Sergio Valdivia Correa

¡Tenga ahora mismo, en su hogar!

El Libro: "CÓDIGO DE ÉXITO"

En lenguaje sencillo y con ejemplos de la vida diaria Sergio Valdivia le enseña a lograr la plenitud de sus posibilidades . Sencillas normas que le conducirán inevitablemente al éxito en la vida sea cual sea su actividad.El Código que toda persona de éxito sigue está ahora en sus manos.

 

Para mayor información aquí

EL MONO Y EL PEZ

En mi último viaje a la selva tropical de Costa Rica, supe la historia de un mono que allí vivía y que parece había leído este Boletín. El mono era conocido por su gran bondad y por su afán de ayudar a los otros animales de la región.

www.serfeliz.net 

En aquel bosque tropical nunca hacía frío. Todo era tranquilo y el mono se paseaba de rama en rama buscando a alguien para ayudar.

Un día se acercó a un río y como no sabía nadar se quedó mirando maravillado sus aguas cristalinas. Vio entonces un pequeño pez que se paseaba en busca de alimento. El mono quedó entonces muy preocupado pensando que el pez tendría frío y pudiese morir ahogado en aquel río inmenso.

Resolvió ayudar al pobre pececito. Arriesgándose se puso encima de un tronco que flotaba hasta conseguir agarrar el pez. Sintió entonces que él estaba helado y pensó en el frío que el pez habría pasado sin que nadie lo ayudase. Esto lo dejó muy satisfecho por su buena acción.

Después de la operación de salvamento, el mono todavía no estaba contento. Creyó que podría ayudarle más. Decidió entonces llevarlo para su árbol y calentarlo con su piel.

En la mañana siguiente, al despertar, vio que el pez estaba muerto. Quedó muy triste. Pero no se preocupó demasiado, pues sabía que había intentado todo para ayudar al amigo. Se consoló todavía más cuando concluyó que el pez seguramente murió debido a un resfriado que tal vez contrajo durante el tiempo que vivió en el agua, sin ayuda de nadie.


Hay mucha gente que me viene a ver a mi consulta y me pregunta: ¿por qué si yo soy tan buena y ayudo a tanta gente, las personas no son buenas conmigo? Muchas veces se debe a que no se sabe ayudar. No basta con tener buena voluntad hacia los otros, hay que aprender como y cuando actuar.

Uno de los errores más comunes es hacer dependiente al otro, obligarlo a comportarse de una determinada manera, sin tomar en cuenta que la personalidad y el carácter del otro son diferentes. Que se trata de dar la oportunidad que cada uno aprenda de sus experiencias, guiarlo para que evolucione, pero no pretender hacer las cosas por él. Hay que respetar para ser respetado. Amar es procurar lo mejor para el otro, no lo mejor para mí.

Sergio Valdivia Correa

UNA HISTORIA DE LEONES

El rey de los leones -porque el león es el rey de los animales, pero a su vez ellos tienen su rey-, el rey de los leones, digo, para celebrar el aniversario de su reinado resolvió hacer una gran fiesta. Todos los leones de la sabana fueron convidados (no de la selva, pues los leones no viven allí como muchos creen).

www.serfeliz.net 

Organizó una prueba llamada "la gran trepada al gran árbol". Se sabe que los leones no son muy buenos para escalar árboles, por eso la prueba era interesante.

Era un árbol inmenso y en lo alto el gran premio: una cebra exquisita. El león valiente que consiguiera escalar hasta lo alto del gigantesco árbol se beneficiaría con ese manjar y además sería candidato seguro para el próximo reinado (ellos eran muy democráticos).

Cientos de leones asistieron a la fiesta y al concurso, venidos de todos los lugares del reino. El primero en participar fue un león gordo. Tomó una distancia corta y muy displicente subió al árbol, no llegando siquiera a la mitad. Además, mientras caía blasfemaba contra el rey. -Este rey está loco, decía, colocó un premio tan alto que nadie lo va a alcanzar, se está riendo de nosotros. Y siguió gritando para que los demás lo oyeran: -Si nadie más participa, el rey se verá obligado a disminuir la exigencia de la prueba... que nadie más participe y será más fácil.

Varios leones se decepcionaron con el rey, que comenzaron a bajar la cabeza y se alejaron. Otros rugieron contra el rey palabras de desaprobación.

En esos momentos apareció un leoncito joven y bastante flaco. Tomó distancia aprovechando el espacio que los otros habían dejado y corriendo como el viento se encaramó al árbol. En el primer intento no tuvo éxito y cuando se preparaba para el segundo intento, los otros leones le gritaban: -no seas burro, ¡no lo intentes!, ¡no se puede llegar tan alto!, ¡te puedes lastimar!

Pero el leoncito tomo vuelo como la primera vez, subió rápidamente al árbol con mucha energía y convicción. Con un gran esfuerzo, consiguió llegar al tope del árbol y así bajo con la cebra.

La mayoría de los leones quedaron sorprendidos. Unos aplaudieron, otros comentaban la hazaña.

El león gordo, cansado todavía, fue inmediatamente a pedirle explicaciones al padre del leoncito, quien estaba feliz compartiendo el premio con los demás.

El padre del leoncito, respondiéndole de como su hijo había logrado subir al árbol, le dijo: -Es muy sencillo. Mi hijo tenía la motivación del hambre. Pero lo principal, es que él es sordo.


Hay que ser sordo a los mensajes derrotistas y negativos. Tú eres capaz de muchas hazañas, muchas más de las que te imaginas. Confía en ti y en los expertos que sepan guiarte a desarrollar tus capacidades. Mi grabación (audiolibro) "Estimulante" contiene prácticas guiadas para tener pensamientos positivos y constructivos, y para ser impermeable a las influencias negativas que puedan bajar el ánimo y la esperanza.

Testimonio

Apreciado Profesor:

Carezco de la inteligencia para decirle en palabras lo mucho que ha significado en mi vida sus enseñanzas. Después de toda una vida sintiéndome desagraciada, leer su página y su boletín me ha devuelto a la vida. Ahora soy una mujer feliz y lo mejor, es que mis hijos también se están transformando. Lo que usted hace no tiene precio. Dios lo bendiga.

Por favor, ponga este mensaje como testimonio.

Ana G.

Valencia, España.